18/03/2020 - 09:47

La ampliación del tanatorio municipal de Telde sigue cogiendo polvo ocho años después

El alcalde y el edil del área se reunieron con la empresa concesionaria y visitaron las instalaciones para impulsar su puesta en marcha ● La capilla y el crematorio, listos desde 2012, no se han estrenado

La ampliación del tanatorio municipal de Telde  sigue cogiendo polvo ocho años después
Imagen del interior del tanatorio de Las Rubiesas, acabada hace años pero aún sin abrir (Foto Borja Suárez/C7)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- El grupo de Gobierno espera que esta legislatura sea la que, por fin, desatasque uno de los proyectos que más quebraderos de cabeza ha traído a la ciudad en las últimas décadas. En 2012 concluía la ampliación del tanatorio de Las Rubiesas con la instalación de una capilla, un horno crematorio, una terraza y una cafetería. Nuevas dotaciones para un complejo funerario que estuviera a la vanguardia.

 

Y costó lo suyo, porque hicieron falta tres años de obras y varias inversiones. Primero fue la necesidad de adaptar la parte vieja del tanatorio al Código Técnico de Edificación, al nuevo Reglamento de Baja Tensión y a algunas disposiciones sanitarias para la sala de tanatopraxia, donde se manipulan los cadáveres. El Cabildo dio dinero y se hizo. Y luego surgieron pequeños remates que la empresa Preconte acometió.

 

Sin embargo, lo que ahora impide la puesta en marcha del hasta entonces ultramoderno equipamiento -ahora, ocho años después, algo más desfasado- han sido los impagos de la empresa concesionaria. Servicios Funerarios Integrales le adeuda al Ayuntamiento el canon anual desde 2003. O lo que es lo mismo, nunca lo pagó. Y la debe supera ya el medio millón de euros, según publica Canarias7 en una información de Ronald Ramírez.

 

Por lo que el Consistorio no dejará que la entidad prestataria haga negocio con estas instalaciones hasta que se ponga al día. Un acuerdo, que, según el concejal de Cementerios, Eloy Santana, gestionará los abogados. El edil desveló que el grupo de gobierno está trabajando en solucionar un problema que se ha dilatado demasiado en el tiempo y que el objetivo es hacerlo durante la actual legislatura. «El alcalde y yo nos reunimos a finales del pasado año con representantes de la empresa concesionaria y realizamos una visita a las instalaciones. Trabajamos en ofrecer cuanto antes este servicio a los ciudadanos», explicó Santana, quien no teme que se hayan podido estropear a pesar de que no se han llegado a poner en marcha. «Como mucho hará falta hacerles algún ajuste», asegura.

 

Desvela que el siguiente paso es encargarle el caso al equipo jurídico. «Lo tiene que estudiar un jurídico y eso lo haremos desde que podamos, porque tanto Servicios Funerarios Integrales como nosotros queremos llegar a un acuerdo cuanto antes», comenta el edil. Y es que el escaso número de abogados municipales hace que se tengan que priorizar unos asuntos sobre otros, pero este en concreto lleva marcado en rojo desde hace tiempo.

 

La ampliación del tanatorio incluyó obras que no tuvieron cabida en la primera fase y se ejecutaron como complemento y culminación del edificio, con su modernización. Los trabajos supusieron la ampliación de la plaza, del párking, la intervención en el sótano del edificio original, y en la planta baja del edificio original, y mejoras en las instalaciones eléctricas, de ventilación, fontanería y saneamiento.

 

Un pacto en 2016 que no cristalizó

La cuota que no se ha pagado y por la que hasta ahora no se han podido utilizar las instalaciones de la ampliación, es variable y depende de la facturación del tanatorio. El Ayuntamiento nunca reclamó el pago y la concesionaria no la abonó. En 2016, y después de meses de negociaciones, se llegó a un acuerdo entre las funerarias y el Consistorio en pagar la deuda en un plazo inferior de 10 años, mediante un ingreso mensual, pero el pacto no se llegó a cristalizar.

 

Enviar Comentario

X