10/05/2019 - 13:39

A donde queremos ir

El edil teldense Gregorio Viera comparte una nueva reflexión política

A donde queremos ir
Gregorio Viera (Foto TA)

GREGORIO VIERA

La sucesión de campañas electorales ponen en evidencia, las estrategias que las diferentes formaciones políticas plantean para convencer a la ciudadanía, más a los indecisos, se dice, que a quienes les votan o tienen definido su voto desde un principio.

 

Tengo claro, que en las que comienzan hoy, el enconamiento que hubo en las generales no se va a producir, al menos con tanta virulencia y apocalípticos presagios con los que nos desayunábamos un día si y otro también, el resultado de esa contienda marcó un antes y un después para que los ánimos se atemperen y no sigan perdiendo votos tanto por las derechas como por las izquierdas.

 

El canibalismo político, sobre todo en la derecha, ha dado paso a un cruce de acusaciones sobre la pérdida del espacio centro-derecha. Esta situación que se dio en la pasada campaña no quieren volverla a repetir, dicen desde sus respectivos comité de campaña, pero una cosa es lo que dicen y otra, lo que hacen y dicen sus respectivos líderes. Cada uno quiere marcar territorio sobre quien debe ser el líder de oposición y por ahora uno gana al otro en escaños, que es lo que marca el liderazgo de la oposición en el congreso.

 

Esa refriega que se dan a nivel nacional no se dan tanto en el terreno autonómico y menos aún en el local. Aunque en nuestra Comunidad, CC está ganando enteros con sus soflamas nacionalistas sin importarle los cadáveres que deja por el camino, ni las mentiras que utiliza, a sabiendas de sus días gloriosos y de apoyo ciudadano está acabándose y en esta elecciones se consumará su pase a la oposición después de 26 años sin que las verdaderas políticas de justicia social, equidad y bienestar haya estado en su ADN, a los datos me remito y esos datos son incontestables.

 

La campaña en el terreno local es bien distinta, los exabruptos escuchados a nivel nacional no se reproducen ahora, sobre todo, porque aunque muchos caminos se hayan dinamitado, los puentes seguirán manteniéndose, aunque a duras pena, en pie. Es conocido como algunas fuerzas han establecido contactos por aquello de no romper las expectativas, aunque alguna de ellas se empeñe en tejer complicidades no convenientes para la ciudad, pero todo a su tiempo. Quienes vivimos en esta ciudad, sabemos de las penurias por las que atravesamos, conocemos a quienes han gobernado esta ciudad en los últimos 20 años en alternancia democrática. Comprobamos en otros municipios cercanos, los servicios que se presta y sus inversiones, la situación es distinta me dirán y así es, pero eso nos debe conducir a saber a donde queremos ir, como ciudad.

 

En ese querer ir, deberíamos relegar a la irrelevancia social a quienes alimentan las fake news, que lo único que hacen es perjudicar a nuestra salud informativa. Desterrar de la vida política teldense a los mentirosos, que no les importa nuestro bienestar, mienten y mienten sin ruborizarse. Expulsar de nuestras vidas a quienes utilizan las ondas para insultar, ofender, manipular, aprovechándose de la bondad humana para realizar amarillismo radiofónico. Abandonar a su suerte a quienes se creen nuestros salvadores y sin embargo, en sus actuaciones públicas permitieron que asaltaran las arcas municipales, con permutas aún no devueltas al patrimonio municipal.

 

En ese querer ir, no permitir que quienes se han aprovechado de su situación privilegiada, permitiendo por acción u omisión casos de corrupción que han lastrado nuestro futuro, hipotecándolo, ayudando a crear una conciencia colectiva de que Telde es una ciudad corrupta, los echemos de la vida política. Tenemos la oportunidad de analizar donde estamos y a donde queremos ir, sin mochilas, sin imposiciones, siendo una ciudad libre que decide su futuro, con quien trabaja para ella, con quienes la hacen posible, con quienes se reconocen en ella y sobre todo, aporta lo mejor de si para recuperar lo que fuimos. Nos dirán mucho, nos prometerán demasiado a sabiendas, que nos costará un poco más salir desde donde estamos.

 

No nos sirve todo, no nos vale las promesas, mejor será el trabajo que lleves a tus espaldas, porque a partir de ahí sabremos a donde quieren ir...

 

Con la Pluma del Faycán.

 

Gregorio Viera Vega es concejal en la oposición del Ayuntamiento de Telde por el PSOE y activista social.

 

Comentarios

  • Francisco
    10/05/2019 - 15:50

    Bien sabe este señor de política yo no se como este hombre no esta en las lista para el go ierno de Canaria mira que poner esto que se dedique a hablar de su partido político y punto me vas a dar ahora explicaciones en este tiempo que estamo

    3
    0

Enviar Comentario

X