23/03/2018 - 14:01

Pronunciamiento institucional para salvaguardar el ingenio azucarero de Los Picachos

Un representante de Turcón, Sindo Hernández, leyó un texto consensuado con la Alcaldía

Pronunciamiento institucional para salvaguardar el ingenio azucarero de Los Picachos
Sindo Hernández, este viernes durante su intervención en el Pleno (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD
Telde.- El Pleno del Ayuntamiento de Telde aprobó este viernes por unanimidad un manifiesto institucional en defensa de los restos arqueológicos del ingenio azucarero de Los Picachos, instando a impulsar el expediente para declarar este vestigio, muestra de la pujanza ligada a la caña de azúcar de la que ciudad gozó allá por el siglo XVI.

 

El texto, consensuado por Turcón y la Corporación municipal, fue leído en el salón noble de las Casas Consistoriales de San Juan por Sindo Hernández, exconcejal socialista y miembro de este colectivo ecologista que lleva más de 24 años reivindicando la defensa y recuperación de los restos de este emblemático ingenio azucarero que se encuentra emplazado en pleno casco de Telde.

 

Hernández realizó un recorrido por los hitos que han marcado el pasado reciente de estas importantes ruinas, poniendo en valor su importancia histórica y patrimonial, y la necesidad de impulsar el expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), un documento que dormita, a la espera de Telde, en el Servicio de Patrimonio Insular del Cabildos e Gran Canaria.

 

En busca de una permuta
Al término de la intervención del representante de Turcón, la concejala de Patrimonio Histórico, Gloria Cabrera (CC), quiso referirse a algunas “acciones paralelas” que desde su departamento se están llevando a cabo para adquirir el local en el que se levanta el ingenio azucarero.

 

Una parcela tasada en 703.059 euros y que se encuentra afectada por un sistema general del Plan General de Ordenación del 2002 para construir un parque urbano.

 

Dada la complicada situación económica del Ayuntamiento, y la imposibilidad de asumir el pago de tal cantidad, ya en otras épocas se ha puesto sobre la mesa una solución alternativa; la permuta del solar por otro municipal en El Goro. Desde el Consistorio se mantienen contactos con los cuatro propietarios del suelo.

 

Intervención de Sindo Hernández 

A los representantes de la ciudadanía de Telde:

 

¿Por qué estamos aquí?

Hoy nos encontramos en este salón de plenos para rememorar en la casa de la ciudadanía, donde se debaten y se toman las decisiones del devenir del municipio de Telde; corresponde pedir y hacer uso  de la palabra en la necesidad de realizar un encuentro con la historia, un desagravio  a tantos años de olvidos, gestiones y verdades a medias.

 

El 14 de febrero de 1994 se produjo el derrumbe de parte de la estructura arqueológica conocida como Los Picachos. Éstos forman parte y referente significativo en la historia y el paisaje de la ciudad de Telde, elemento singular y de marcada memoria en la trama urbana. Desde el primer momento, y van 24 años, Turcón Ecologistas en Acción no ha cesado de reivindicar la recuperación de este emblemático sitio histórico, con un potencial como zona visitable e inclusiva en un circuito por las amplias señas de la caña del azúcar en Telde y en canarias. Así, a lo largo de casi este cuarto de siglo, en el aniversario del derrumbe se han convocado concentraciones,seminarios,charlas, recorridos interpretativos y actos reivindicativos para demandar de las administraciones competentes la recuperación de este espacio, un trabajo de educación y sensibilización ciudadana mantenida en el tiempo con tesón compromiso. Lamentablemente, a día de hoy esto no se ha producido y la herida sigue abierta en la memoria y en el paisaje de nuestra ciudad, han podido más intereses ocultos, propios de un espacio estratégico en lo urbano, que una opción histórico-cultural de largo recorrido y de dinamización de las economías locales de Telde, que tanto necesita de elementos temáticos que fidelicen visitas, circuitos y muestre la imagen diversa y diferente de la ciudad.

 

¿Qué son Los Picachos?

Los restos arquitectónicos conocidos como Los Picachos son un yacimiento arqueológico, y como tal están debidamente catalogados y por tanto gozan de protección legal, estando especialmente prohibida cualquier actuación que suponga daños a su conservación.

 

Esta catalogación está recogida en las sucesivas cartas arqueológicas (años 1984, 1995) e incorporadas al planeamiento insular y municipal, en concreto al PGOU en todas sus actualizaciones,su valor es reconocido en los documentos de planeamiento en uso, al nivel de lo que afirman los planes de ordenación y protección; por eso venimos aquí a decir, que falta el reflexionar sobre la necesidad de su real cuidado y su

 

Aún más, en resolución de 7 de marzo de 1986, de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Canarias, se incoa expediente para la declaración de monumento histórico-artístico, a favor de las ruinas del Ingenio Azucarero Los Picachos término municipal de Telde (Gran Canaria).

 

Posteriormente en febrero de 2003 el Cabildo de Gran Canaria, a instancia de este colectivo, retoma el expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural, la máxima figura de protección que recoge la legislación vigente. Turcón vuelve a insistir en marzo de 2008 sobre la necesidad de declaración de BIC.

 

En 2006 el propio Cabildo encargó un proyecto de rehabilitación de Los Picachos y su entorno, aun a sabiendas de no poder realizar intervención en el lugar por no tener la propiedad de la parcela donde se encuentran Los Picachos.

 

Estas figuras de protección son el reconocimiento de su valor histórico y patrimonial recogido en la bibliografía alusiva tanto a la historia de Telde como a la historia del cultivo de azúcar en Canarias, las referencias son múltiples y siempre reconociendo el valor de este ingenio como dinamizador económico y cultural de la época.

 

Así, encontramos referencias en autores como: Marín y Cubas (1694), Zuáznavar (1806), Navarro Ruiz(1936), Fabrellas (1952), Hernández Benítez (1958), Camacho Pérez-Galdós (1961), Díaz Hernández (1982), Pérez Aguado(1982), González Padrón (1990), Rivero Suárez (2000)… Sin olvidar el Testamento de Cristóbal García del Castillo de 1527 o el Libro de Repartimientos de Gran Canaria de 1542, a resultas de tanta documentación, la pregunta, es como puede seguir estos documentados retazos de la historia sin ser mostrados con la dignidad que se merecen, sin olvidos y con el orgullo de quien conoce y cuida su identidad.

 

El reconocimiento del valor patrimonial de estos restos queda recogido por la propia Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, que entre el material que pone a disposición del profesorado como recurso didáctico, la lámina que ilustra la historia del cultivo de la caña de azúcar en Canarias, es una imagen de Los Picachos.

 

Otros reconocen nuestros valores dándole marca de recurso educativo y pedagógico, mientras en la cercanía,seguimos ocultando bajo la patina del abandono y el descuido el darle el uso y disfrute que nos recuerdan otros.

 

¿Qué quiere decir que son un yacimiento arqueológico?

Un yacimiento arqueológico es una concentración de estructuras restos materiales y medioambientales, testigos de actividades humanas que tuvieron lugar en un pasado más o menos remoto.

 

Pues bien, eso es lo que son Los Picachos, los restos de un ingenio azucarero del siglo XVI, una construcción de hace aproximadamente 500 años.

 

En realidad, las grandes columnas de piedra que dan nombre a Los Picachos son los pilares o pilastras de mampostería de un acueducto que traía el agua para mover el molino que trituraba la caña de azúcar. El canal de madera del acueducto no se conserva, pero no es difícil imaginarlo viendo las señales que dejaron sus apoyos en los pilares.

 

Es más, entre los restos que se conservan todavía se puede reconocer lo que parece ser el cubo del molino.

    

Para entender todo esto debemos tener en cuenta que un ingenio azucarero era un gran complejo industrial donde la caña era transformada en azúcar. Para ello era imprescindible el aporte de agua con la suficiente fuerza para mover los rodillos del molino. Esta fuerza se conseguía creando un salto de agua artificial, lo que explica la altura de los pilares del acueducto. El ingenio se completaba con otras construcciones e instalaciones en las que el líquido resultante era vertido en moldes y puesto a destilar hasta que se endurecía, formándose los "panes de azúcar", bloques de azúcar solidificada en forma de grandes "rapaduras". Fragmentos de estos moldes para el azúcar son aún visibles entre las ruinas y en las inmediaciones, por lo que no hay que descartar la presencia de más restos enterrados en el subsuelo inmediato, en las explanadas que rodean Los Picachos.

 

Todo esto convierte a Los Picachos en un sitio histórico de extraordinario interés que debe ser preservado, restaurando los restos que se conservan y posibilitando el estudio arqueológico de su entorno para delimitar su alcance, para así, una vez recuperados y documentados los restos revertir este espacio a la ciudadanía como un espacio público dotado de un equipamiento cultural.

 

Pero esto, a día de hoy, no es así. Los restos de Los Picachos están abandonados a su suerte, sumidos en el mayor de los abandonos, sufriendo un deterioro inexorable producto del paso del tiempo, agravado por las actuaciones desarrolladas en el pasado que han dejado expuesta su cimentación, lo que se traduce en la amenaza de ruina inminente de los pocos restos que se conservan en pie, y que para mayor escarnio pasan  desapercibidos para buena parte de la ciudadanía.

 

Por todo ello, teniendo en cuenta que es competencia de las diferentes administraciones públicas, en cumplimiento de sus atribuciones, atender a la protección del patrimonio cultural y dar respuesta a las inquietudes de la ciudadanía, demandamos de este Pleno, en tanto en cuanto que representantes de la soberanía popular, que por parte del Ayuntamiento de Telde, en el marco de sus competencias, se pongan en marcha las actuaciones necesarias para garantizar la conservación, restauración, estudio, divulgación y disfrute por parte de nuestra comunidad, de los restos arqueológicos de Los Picachos, así como a instar a las otras administraciones competentes ha actuar en el mismo sentido.

 

Una ciudad como Telde, con una historia tan dilatada y con un patrimonio histórico de gran magnitud, merece acciones, proyectos e intervenciones que lo dignifiquen y le hagan recuperar su lugar en el marco insular. Los Picachos bien merecen que esa recuperación de la memoria colectiva empiece con ingenio, sentimiento y acercando su valor a las generaciones futuras.

 

Agradecemos la escucha y como no puede ser de otra manera sus compromisos por Los Picachos. Gracias.

 

Comentarios

  • Majaderos ...
    23/03/2018 - 17:44

    Parece mentira, personas que se dicen cultas, con conocimiento y formación, vindicando un Vestigio claro de la Esclavitud en este municipio. Incapaces de reivindicar la conservación de los vestigios Aborígenes auténticos, focos de gran interés patrimonial, etnografico y Antropológico. Únicos que fueron y de los que restan los despojos de los múltiples episodios de desidia e ignorancia, junto a la malevolencia de los colonos. Esta retahíla leída por un ex miembro de la corporación llama mas a la triste risa sardónica ante tamaña fantochada, en todos estos años no han hecho nada en absoluto por este lugar, han pasado mas de cuarenta años desde que se reivindico por primera vez ante una corporación parecida a la existente, lo único que ha cambiado exponencialmente es el precio del rincón de desperdicios que forma el yacimiento, ¿Tal vez todo viene por generación espontanea?, No me lo creo, estos taimados no hacen nada porque si para beneficiar a la ciudadanía y enaltecer sus valores. Detras del Mato hay mas de un gato...Al tiempo...

    16
    14

Enviar Comentario

X