03/09/2008 - 12:46

El Gobierno liquida el contrato a Mazotti para la construcción de 48 viviendas de Protección Oficial en Los Cascajos (Telde)

La finalidad de este departamento del Ejecutivo regional es readjudicar los trabajos de conclusión del edificio a otra empresa para que se puedan entregar las llaves a sus propietarios durante este año 2008

El Gobierno liquida el contrato a Mazotti para la construcción de 48 viviendas de Protección Oficial en Los Cascajos (Telde)
Bloques prefabricados de Jinámar (Foto TELDEACTUALIDAD)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El Instituto Canario de la Vivienda, dependiente de la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno regional, ha hecho pública la resolución, de fecha 21 agosto de 2008, por el que se procede a la liquidación de diferentes obras adjudicadas a la empresa Mazzoti. Una de ellas es la construcción de 48 Viviendas Protegidas de Promoción Pública en el sector de Los Cascajos en Jinámar (Telde).

Como se sabe, la constructora Mazotti presentó suspensión de pagos y esta situación afecto de lleno a las promociones de pisos que construye el Gobierno de Canarias en distintas islas.

A raíz de esta coyuntura, los servicios jurídicos del Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias dieron los pasos para rescindir a la empresa Mazotti el contrato de construcción de 48 viviendas en Los Cascajos, en Jinámar, las cuales están casi terminadas, pero la crisis económica y judicial que atraviesa la constructora ha provocado que las obras lleven paralizadas desde el mes de agosto de 2007, es decir, algo más de un año.

La finalidad de este departamento del Ejecutivo regional es readjudicar los trabajos de conclusión del edificio a otra empresa para que se puedan entregar las llaves a sus propietarios durante este año 2008.
 
La Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda, a través del Instituto Canario de Vivienda, ha dado por terminados los contratos que permanecían vigentes con la empresa constructora Mazotti, S.A. a través de una notificación publicada ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), y prepara ya la adjudicación de la finalización de las obras.

De esta manera, el Instituto Canario de Vivienda, y desde que pasen los diez días preceptivos para que la constructora presente alegaciones, podrá adjudicar de nuevo la construcción o rehabilitación de las 496 viviendas de promoción pública que Mazotti dejó sin terminar por presentar una suspensión de pagos.

Según fuentes de la Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias, "la intención es acelerar al máximo todo el procedimiento para que las viviendas puedan ser entregadas en el mismo plazo que estaba previsto o con el mínimo retraso posible. Esto puede conseguirse, ya que la mayor parte de las obras estaban más avanzadas de lo previsto, lo que nos ha permitido ganar tiempo, además de que muchas de ellas estaban tan sólo pendientes de remates".

Sin embargo, estas mismas fuentes aseguran que "no es posible establecer un plazo definitivo porque el inicio de la adjudicación de las obras, aunque será por un trámite de urgencia, depende del tiempo que tarde el departamento de Intervención en dar el visto bueno. En cualquier caso, contamos con que las obras se finalicen y se adjudiquen a sus beneficiarios cuanto antes".

En concreto, las viviendas que se han visto afectadas por la falta de liquidez de la empresa Mazotti para hacer frente a sus acreedores son 496 y todas ellas catalogadas como viviendas de promoción pública, es decir, aquellas en las que es la propia administración local o autonómica la que cede el terreno y desarrolla el proyecto. Los precios son más ajustados y, además, tienen numerosas ventajas en la financiación, ya que están pensadas para garantizar un hogar a aquellas familias que no cuentan con recursos económicos o estos son muy escasos, y que, en la mayor parte de los casos, ocupan infraviviendas sin las mínimas condiciones de habitabilidad".

Cuatro islas afectadas
Las obras que se vieron interrumpidas son 33 viviendas en Montaña Pacho - Camino San Bartolomé de Geneto, en La Laguna; 63 en La Gallega, en Santa Cruz de Tenerife; 42 en El Rosario; 20 en Morro Jable (Pájara); 57 en Las Torres (Las Palmas), 50 en Loma Pino Seco, en Mogán; 48 en Los Cascajos, en Telde; y la rehabilitación del espacio común central de 183 viviendas en Arrecife.

En este sentido, desde el Instituto Canario de Vivienda se insiste en que "muchas de estas promociones están prácticamente terminadas, como es el caso de las de La Laguna y Telde, y una vez que se reanuden las obras, es cuestión de un mes, a más tardar dos, para que queden concluidas y puedan empezar a ser entregadas".

No obstante, pueden pasar varios meses hasta que las casas sean ocupadas, ya que para ello los ayuntamientos tienen que cerrar las listas de posibles beneficiarios, actualizar la documentación que acredite la situación desfavorecida de los solicitantes y enviarle todos los datos a Vivienda, que establecerá los candidatos válidos y designará el proceso por el cual se adjudican a sus propietarios o inquilinos.
 
X