13/04/2008 - 18:36

Caso Faycán: La presunta trama de corrupción que cambió la vida política de Telde

La radiografía es tan cruda como contundente: una instrucción con casi 7.300 folios desclasificados y al menos otros 4.000 pendientes de entrega a las partes y, cerca de 50 imputados -con un ex alcalde, un ex parlamentario regional y ocho ex concejales, entre ellos

Caso Faycán: La presunta trama de corrupción que cambió la vida política de Telde
Telde salio a la calle para protestar contra la corrupción política (Foto Tito Pulido)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- No hay semana en la que el caso Faycán no genere algún tipo de noticia. Una comparecencia, una nueva imputación, cambios en las fianzas, nuevas líneas de investigación y nadie que pueda adelantar, a día de hoy, dónde se ubica el final de esta fase. El juicio, con suerte, será en 2009. Tras la denuncia de María Luz Navarro y las primeras detenciones -el 1 de marzo de 2006-, el caso Faycán no ha dejado de estar en boca de la ciudadanía teldense. Han pasado ya 32 meses desde que la empresaria denunciase ante el juez la presunta trama tejida en el seno del anterior grupo de gobierno para facilitar el enriquecimiento ilícito de unos pocos.

Según un reportaje de Antonio José Fernánez, publicado hoy por el periódco La Provincia-Diario de Las Palmas, la radiografía hasta la fecha es tan cruda como contundente: una instrucción mastodóntica con casi 7.300 folios desclasificados y al menos otros 4.000 pendientes de entrega a las partes, cerca de 50 imputados -con un ex alcalde, un ex parlamentario regional y ocho ex concejales-, media docena de familiares, una decena de funcionarios y una veintena larga de empresarios.

La vida política en Telde cambió de la noche a la mañana cuando se practicaron las detenciones de Toñi Torres, su marido, su asesor y varios empresarios. La secuencia de los hechos, a partir de entonces, es por todos conocida: Torres, en la cárcel, se niega a entregar el acta mientras que durante las semanas posteriores a su arresto van cayendo más imputados y la edil Candelaria Sánchez también se niega a dimitir.

Operación Venecia. El colofón en 2006 vino de la mano de la operación Venecia, nombre con el que se bautizó el operativo puesto en marcha el 7 de noviembre de ese año -día en el que la ciudad de Telde cumplía su 655 aniversario- para detener al alcalde Francisco Valido, cinco de sus munícipes y a la hija de Toñi Torres. Con la sombra de la gestora planeando y Ciuca fuera del gobierno municipal, la dimisión de Francisco Valido y los suyos provocó la renovación del PP en el pleno.

Francisco Santana, que pasó de asesor de Deportes a concejal, y de ahí a alcalde sin apenas darse cuenta, intentó serenar las cosas en una corporación agobiada no sólo por el escándalo de las comisiones ilegales y las numerosas ramificaciones detectadas en una investigación llevada con minuciosidad por el juez y la policía, sino también por una grave crisis económica.

Con los funcionarios reacios a firmar cualquier tipo de documento o informe ante esta coyuntura, los meses previos a la celebración de las pasadas elecciones locales tampoco fueron tranquilos.

Se detuvo entonces a tres personas por filtrar, supuestamente, datos de la instrucción a ediles del PP.

También cayeron los otros dos hijos de la edila Torres y dos funcionarios en el departamento de Urbanismo.

Apareció la pieza separada del Grupo Europa, y con ella más trabajo, más indagaciones y más papeleo.

El último hecho destacado ha sido la imputación por prevaricación del concejal Guillermo Reyes, pero todo apunta a que aún falta mucho para cerrar la carpeta y fijar juicio en la capital grancanaria. Con mucha suerte, este proceso se cerrará en el año 2009.

Y antes de que llegue ese momento, lo más probable es que se produzcan varios cambios en las imputaciones de los políticos y que algunos de los funcionarios implicados se vean eximidos de culpa si finalmente no se tiene del todo claro que delinquieron.
 
X