06/10/2009 - 09:06

Playas está a la espera de un informe de Sanidad regional para actuar ante la capa grasienta que contamina Melenara y Salinetas

Los periódicos Canarias7 y La Provincia abundan en sus ediciones de este martes en la noticia avanzada ayer por TELDEACTUALIDAD

Playas está a la espera de un informe de Sanidad regional para actuar ante la capa grasienta que contamina Melenara y Salinetas
Imagen de la capa de partículas y grasa que flota en el mar de Salinetas (Foto Bego Ruiz/TELDEACTUALIDAD)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- Una ligera capa de grasa ha contaminado la superficie del mar en las orillas de las playas de Melenara y Salinetas. Los vecinos llevan días quejándose de la suciedad y de malos olores. Desde Salud Pública municipal sitúan el origen de esas sustancias en el pienso de las granjas marinas. El edil de Playas, David Halaby, dijo este lunes que está a la espera de lo que le diga Sanidad para actuar. Los periódicos Canarias7 y La Provincia abundan en sus ediciones de este martes en la noticia avanzada ayer por TELDEACTUALIDAD.

Sí que está sucia, tiene como una capa de grasilla y también se le ha formado una nata blanca», admitía ayer una madre que limpiaba los pies a su niña tras salir de Salinetas. No estaba alarmada, pero reconocía que la playa no suele estar así. Menos comprensivos se muestran otros residentes y usuarios de esta cala y de la de Melenara. «Hay pelotitas grasientas y pegajosas, algunas del tamaño de una pelota de 20 céntimos», dijo ayer un vecino a Teldeactualidad.com. Y se quejan de un olor pestilente.

Desde Salud Pública municipal, que coordina el edil José Luis Pérez, se daba por seguro que el origen de esta contaminación está en el pienso con el que se da de comer a las lubinas y doradas que se crían en las jaulas marinas que están instaladas frente a Salinetas. «La mar en calma y el tiempo del Sur se han aliado para atraer hasta la orilla esos desechos, que normalmente se disuelven con las mareas y las olas», explicó ayer el concejal.

Análisis del agua
En todo caso, Pérez aclaraba que tras una inspección visual de la farmacéutica y del veterinario adscritos a Salud Pública no se pudo tener constancia física de la contaminación, aunque sí recibieron las quejas de los usuarios. Por lo pronto, el Consistorio espera al resultado del análisis del agua que hoy hará el Gobierno canario. Se tomarán muestras para ver qué ensucia la orilla.

Con aceite de pescado
El edil de Playas, David Halaby, dijo este lunes que está a la espera de lo que le diga Sanidad para actuar. En ese sentido, no sabe si habrá que cerrar las playas al baño, pero lo ve poco probable. Entiende que los malos olores de los que habla la gente se deben al aceite de pescado, que es uno de los componentes del pienso.

Granulometría pequeña
El viceconsejero de Pesca del Gobierno de Canarias, Francisco López, dejaba claro ayer a Canarias7 que su departamento no maneja datos sobre el origen de ese sobrenadante grasiento que ha contaminado las dos playas locales, pero mostró interés en conocer el grosor de la capa superficial. «Ese dato es importante porque la granulometría del pienso que se le echa a los peces es muy pequeña, me sorprende que dé lugar a una lámina de grasa sobre el agua».

«Nada de toxicidad»
En todo caso, y de ser ese el origen de esa pequeña mancha contaminante, López se apresuró a dejar claro, «como es obvio, que en esos productos no hay toxicidad alguna». Recordó que ese pienso se usa para alimentar animales para el consumo humano y que, por descontado, es precisamente uno de los aspectos que más controlan en las piscifactorías, la calidad del pienso que se suministra».

No emplazamiento caprichoso
A López no se le escapa de que esta piscifactoría no es del agrado de muchos vecinos. De hecho, muchos creen que el problema radica en haber localizado las jaulas tan cerca de una playa. Pero el viceconsejero se apresura a matizar que ese emplazamiento no se escogió a capricho. Requiere de informes técnicos que avalan que es el adecuado por la profundidad, las corrientes, etcétera.

Concesión por 20 años
A la empresa que hoy gestiona la piscifactoría le quedan 10 años de contrato. Le correspondieron 20. Después saldrá otra vez a concurso.
 
Investigación
Por su parte, La Provincia-DLP informa que Los vecinos de la playa de Salinetas tuvieron que soportar este fin de semana la presencia de restos de partículas aceitosas que, según algunos residentes, podrían tener su origen en la comida que se utiliza en las jaulas marinas que hay frente a la cala. El incidente, acompañado demal olor, es investigado por el Ayuntamiento.
 
X