06/10/2007 - 12:31

El humo de la central térmica Unelco coloca a Jinámar (Telde) entre las zonas más contaminadas de Canarias

Un estudio de la Consejería de Medio Ambiente pone al descubierto el alto nivel de contaminación atmosférica que se registra en esta entidad de población

El humo de la central térmica  Unelco coloca a Jinámar (Telde) entre las zonas más contaminadas de Canarias
Humo de la chimenea de Unelco (Foto cedida)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias someterá a información pública durante este mes de octubre el plan de actuación elaborado para disminuir los valores contaminantes del aire registrados en Tenerife y Gran Canaria durante 2005 y 2006. Este proyecto, que incluye un plan de calidad del aire para las zonas próximas a la Refinería CEPSA, en la capital tinerfeña, y a las centrales térmicas de Candelaria y de Jinámar (Gran Canaria).

Así lo explicó hoy el consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo canario, Domingo Berriel, que compareció en comisión parlamentaria para informar sobre las acciones desarrolladas por el Ejecutivo sobre la calidad del aire en las capitales canarias.

El consejero recordó ambas capitales canarias están entre las 75 ciudades españolas que tienen índices de contaminación por encima de lo establecido en el Real Decreto sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente en relación con el dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, óxidos de nitrógeno, partículas, plomo, benceno y monóxido de carbono.

Berriel explicó durante su intervención que las superaciones del nivel en la atmósfera de partículas MP10 fueron generalizadas en toda Canarias durante 2006, debido a las condiciones geográficas del Archipiélago, como consecuencia de las calimas, pero indicó que, sin contar los episodios de aire africano, también se han superado los límites en ambas zonas metropolitanas, en el sur de Tenerife y la zona norte de de Gran Canaria, en las que se alcanzaron niveles que superaron los 50miligramos por metro cúbico.

Así, indicó que las estaciones de medición que registraron el pasado año niveles de contaminación que pasaron los indicados en Pedro Lezcano, en Las Palmas de Gran Canaria, y Tomé Cano, Merca Tenerife y Los Gladiolos, en Santa Cruz de Tenerife; mientras que la superación del valor límite en la Zona Sur de la isla de Tenerife se produjo en las estaciones de medición de la calidad del aire de Barranco Hondo y Las Galletas.

Tras la realización de los estudios, se constató que las principales fuentes contaminantes fueron la Refinería de CEPSA de Santa Cruz de Tenerife y el tráfico en la zona centro de la capital tinerfeña, mientras que en el Sur de la Isla la causa fundamental fue la emisión de gases de la Central Térmica de Candelaria, de la empresa Endesa. Una circunstancia que también se repite en la zona centro de Gran Canaria con la central térmica de Jinámar.

El consejero indicó que en cumplimiento de la normativa antes de 2008 era preciso elaborar planes de calidad de aire para estas zonas, que precisó ya están concluidos y han sido remitidos en junio de 2007 a las empresas Endesa, Cepsa y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Ahora el Plan que los contempla será sometido a información pública en octubre.

También destacó que la Consejería prevé completar las estaciones de medición con la adquisición de una red propia de medición, con la dotación de estaciones en Arafo y Telde, a las que se sumarán antes de finales de año cuatro más en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote y en 2008 en Lanzarote y Fuerteventura, lo que supone una inversión de 1,5 millones de euros. Asimismo, indicó que se contará con una nueva estación del Ministerio de Medio Ambiente en La Palma. Igualmente Asimismo, precisó que antes de finales de año el Gobierno recibirá el Centro de Evaluación y Gestión de Calidad del Aire.

El gas "a corto plazo" como solución

El consejero indicó que donde hay aglomeraciones urbanas siempre ha contaminación, al tiempo que insistió en que en Canarias hay mucho componentes naturales por la elevada humedad, el polvo sahariano y la calima y los aerosoles marinos.

En cuanto a las fuentes contaminantes, se refirió a la alta densidad de tráfico, con unas cifras que hacen que haya más de medio coche por habitante, y a los problemas energéticos de Canarias, que dijo tiene un territorio muy limitado y esto hace que los centros de energía estén próximos a zonas muy pobladas. Frente a este punto, defendió como elemento clave para evitar la contaminación del aire la utilización a corto plazo del gas.

En respuesta a las críticas socialistas, Berriel ironizó con que "todo tenía que haber estado hecho desde el principio de la creación, pero las cosas se hacen cuando van caminando" y, al respecto, recordó que el Estado "durmió el sueño de los justos" para trasponer la directiva europea sobre la contaminación del aire, lo que ha limitado la acción de las comunidades autónomas.

"Se ha hecho lo que se tiene que hacer que es un plan, para lo que se requiere los pertinentes estudios de instalación de nuevas estaciones", indicó Berriel, quien destacó que Canarias incluso ha sido pionera al contar desde 1994 con un Centro de Control de Emisiones Industriales, que reconoció hay que renovar porque "ha quedado obsoleto".

"La excusa del aire africano no vale"
Frente a ello, la diputada socialista, Gloria Gutiérrez, recordó que la competencia es de la comunidad autónoma y "parece que no les ha interesado mucho al Gobierno" actuar para mejorar la calidad del aire, de manera que sólo se ha hecho "parte del trabajo y tarde".

Gutiérrez destacó que están demostrados los daños que causan la contaminación del aire en la salud, con alergias, problemas respiratorios y estimular una predispoción al cáncer y afirmó que "a los canarios no nos interesa saber en el 2007 que en 2005 se estuvo sometido a tres meses de contaminación, sino que cuando se detecte el problema las administraciones públicas actúen".

"La excusa de intromisión del aire africano no vale si tenemos en cuenta la estadística", remarcó Gutiérrez, quien ironizó con que Canarias "no tiene que cambiar de clima sino de responsables políticos que sean sensibles a este tipo de problemas".

También indicó que la consejería debe informar de manera clara y periódica sobre los contaminantes diarios y propuso que ya que se cuenta con la Televisión Canaria, "en vez de hacer informativos tipo No-Do con el Urdaci de turno, se ofrezcan programas específicos sobre contaminación atmosférica".

Planes de "manera urgente"

La diputada del PP, María Dolores Luzardo, recordó los efectos demostrados que provocan la mala calidad del aire e indicó que en la Unión Europea se han producido 400.000 muertes y 16.000 en España vinculadas a efectos de la pérdida de calidad del aire y se tiene contabilizado que pueden haber más de 100.000 ingresos hospitalarios por dificultades respiratorias. Así, reclamó que se pongan en marcha estos planes de actuación "de manera urgente" en estas zonas de Santa Cruz y Las Palmas de Gran Canaria y expresó su preocupación por otras zonas de las islas.

El diputado de CC, José Miguel González, indicó que 75 ciudades españolas están en esas condiciones de calidad del aire y en todos los casos se vinculan a problemas de saturación de tráfico y a la actividad industrial, que dijo en el caso canario se debe a la generación en las centrales eléctricas obsoletas. No obstante, remarcó la influencia de los factores climáticos y dijo que no se puede ser excesivamente optimista "porque ahí siempre estará el Sáhara". ACN Press
 
X