22/03/2019 - 16:09

Gran Canaria aborda el reto de maximizar presas y embalses e incrementar su seguridad

La Isla acoge una jornada sobre estas infraestructuras hídricas con motivo del Día Mundial del Agua

Gran Canaria aborda el reto de maximizar presas y embalses e incrementar su seguridad

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria.- La Jornada sobre Gestión Sostenible de Presas y Embalses, organizada por el Cabildo y el Comité Nacional Español de Grandes Presas con motivo del Día Mundial del Agua, aborda el reto de maximizar la utilidad de estas infraestructuras y elevar su nivel de seguridad a través de la aplicación de la denominada gobernanza inteligente.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el del Comité Nacional, Ignacio Escuder, explicaron hoy que una gestión sostenible de estas infraestructuras necesita de una adecuada gestión de la documentación, identificar la mejor forma de explotar sus elementos, realizar obras de adecuación y tener cuantificado el riesgo asociado.

En este sentido, Morales explicó que el Cabildo inició en 2015 la elaboración del Plan de Adecuación de las Presas para analizar todas las del Consejo Insular de Aguas y que estará concluido el próximo año tras una inversión de un millón de euros. Además, este año será licitada la redacción del proyecto para el Plan de Adecuación de Chira-Soria con la intención de ejecutar las actuaciones en 2020. 

El presidente hizo hincapié en que la central hidroeléctrica de Chira-Soria será un referente de producción de energía limpia y la puerta de entrada para las renovables en Gran Canaria. Además, destacó que Gran Canaria es el lugar del mundo con mayor concentración de las denominadas grandes y resaltó el papel fundamental que jugaron en la Isla desde mediados del siglo pasado para hacer frente a las necesidades de la población, especialmente para la agricultura. 

Escuder también destacó el papel esencial que juegan las 1.200 grandes presas que hay en España, porque sin ellas la población no podría tener estándares de vida europeos, ya que solo habría abastecimiento para ocho millones de personas y no para 45 millones, una situación que sería mucho más complicada en Gran Canaria, agregó. Además, las presas son la protección frente a inundaciones de muchas ciudades y pueblos, producen el 15 por ciento de la energía total española, el 75 por ciento del agua potable y el 85 por ciento para el riego.

Necesidades y obligaciones para aumentar la seguridad
Esta Jornada permitirá conocer las responsabilidades que tienen los titulares de presas y embalses para incrementar la seguridad, entre ellas, la necesidad de disponer de un archivo técnico que agrupe desde el proyecto inicial, las obras de mejora, los datos de las revisiones y un plan de emergencia, como explica uno de los ponentes, Óscar Pérez, vocal del Comité Español de Grandes Presas. 

También deben disponer de normas de explotación que recojan claramente cómo operan las compuertas o cómo se gestionan las avenidas, citó como ejemplo en referencia a las medidas destinadas a proteger una determinada zona de inundaciones, además de realizar revisiones periódicas de las instalaciones.

Para consolidar estas prácticas, el Consejo Insular de Aguas licitará la implantación de un archivo técnico que incluirá las normas de explotación y los planes de emergencia en sus infraestructuras.

Todas estas acciones, que permiten elevar aún más los niveles de seguridad, son todo un reto en la ingeniería de presas al tener que actuar sobre instalaciones en ocasiones muy antiguas y en condiciones de servicio que normalmente no se pueden interrumpir. 

Sobre seguridad también ahonda el secretario general del Comité Nacional de Grandes Presas, Carlos Granell, para explicar que las revisiones incluyen el análisis de las condiciones estructurales de las presas, el estado de los materiales y de la cimentación en la que se apoya y cuáles son las cargas que va tener en momentos de riadas, además de la inspección de compuertas y desagües. 

Esta revisión se hace desde una perspectiva múltiple, desde el análisis histórico del comportamiento de la presa, pasando por el de los dispositivos de monitoreo hasta llegar a pruebas y ensayos. 

Este experto asegura que la ingeniería de presas sigue siendo una tecnología basada en experiencias y en el ojo crítico de quien analiza los datos, sin embargo, los dispositivos de monitoreo, denominados auscultación, y las técnicas de simular cómo se comporta en un ordenador, han permitido mejorar significativamente el diagnóstico. 

La auscultación mide, por ejemplo, cuánto se deforma la presa cuando hay un incremento del nivel de agua y también sus filtraciones. También se puede auscultar midiendo la temperatura del hormigón, todo ello para evaluar las futuras necesidades que tiene la infraestructura y establecer los umbrales para la activación de un plan de emergencia de la presa. 

Granell explica también qué medidas se pueden adoptar cuando la revisión de la presa no es satisfactoria, y para ello pondrá el ejemplo de la construcción de un aliviadero, es decir, un canal para eliminar agua en el caso de una entrada masiva, que fue realizado en una presa de más de 50 años de antigüedad ubicada en la zona de Córdoba. Esta alternativa está también prevista en el proyecto de la central hidroeléctrica de Chira Soria. 

Más de 70 grandes presas
Gran Canaria cuenta con 172 presas, 70 de ellas son grandes presas, todas privadas salvo las ocho que gestiona el Cabildo, siete de ellas con el 100 por ciento de titularidad: Chira, Ayagarures, La Gambuesa, Fataga, El Mulato, El Vaquero y Candelaria, y Soria, de la que posee el 90 por ciento de las acciones.

En la actualidad estas ocho presas albergan un volumen de casi 5 millones de metros cúbicos de agua, un 21 por ciento de la capacidad si se tiene en cuenta la presa de Soria en su máximo histórico. La de Fataga apenas tiene agua en estos momentos mientras que la de Gambuesa está al 94 por ciento y Chira es la que más volumen tiene con 1,5 millones de metros cúbicos. 

 

Enviar Comentario

X