Los expertos ven viable buscar a represaliados en la fosa común de Vegueta

El proyecto impulsado por el Cabildo y el Ayuntamiento es encontrar al último alcalde de San Lorenzo, Juan Santana, y al sindicalista Francisco González, fusilados en 1937

Los expertos ven viable buscar a represaliados en la fosa común de Vegueta
Fosa común de Vegueta (Foto TA)

TELDEACTUALIDAD

Las Palmas de Gran Canaria (Efe).- Los expertos que han realizado la cata en la fosa común del cementerio de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria, en busca de los asesinados en San Lorenzo en los primeros momentos de la Guerra Civil, creen que se dan las circunstancias para que sea viable una exhumación.

El arqueólogo e inspector de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, Javier Velasco, ha explicado que se dan las tres condiciones para tramitar una exhumación de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica: la fosa existe, acoge restos humanos y, además, estos se encuentran en perfecto estado de conservación (en este caso se han encontrado el cuerpo de un adulto y el de un menor)

La presentación de los resultados de esta cata de estudio ha contado además con la presencia del consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, y el primer teniente de alcalde de Las Palmas, Javier Doreste, quienes se han congratulado de la colaboración de ambas administraciones públicas para atender una petición de familiares de fusilados de la Guerra Civil.

Javier Velasco ha subrayado que se pretende esclarecer si están en esa fosa los cuerpos del último alcalde del municipio de San Lorenzo, Juan Santana, y del sindicalista Francisco González, fusilados en el año 1937. 

El propósito del trabajo en el cementerio de Vegueta era "tratar de localizar en lugar donde había indicios que podía estar la fosa común en la que fueron enterradas esas dos personas, determinar si se conservaba, si había restos humanos y si estos estaban en un buen estado de conservación", ha detallado..

"Todo ello de cara a poder planificar lo que sería un trabajo de exhumación, siempre en el caso de que se contara con las suficientes evidencias para acometer este trabajo con garantías de éxito", ha subrayado.

El arqueólogo del Cabildo ha destacado que, a pesar de contar solo con resultados provisionales, se sabe que se conserva el entramado casi regular de las fosas comunes que estaban en este cuartel número 6 de la fosa común de Veguera y que esas tumbas se han ido desdibujando ligeramente por su uso continuado durante varias décadas -"los enterramientos se pueden localizar hasta el año 1955 aproximadamente"-, si bien hay indicios que se utilizaron determinados sectores del cuartel para dar más sepulturas.

"Se observa que los restos humanos encontrados están en muy buenas condiciones de conservación y eso da una cierta garantía, en el caso de que aparezcan los restos de estos fusilados, se pueda hacer primero una reconstrucción forense de las circunstancias de la muerte (fueron fusilados y se buscarían restos de heridas de bala) y la posibilidad de extraer ADN para una precisa identificación", ha abundado.

Velasco ha señalado de que había referencias de que este cuartel podría haber sido vaciado en los años ochenta, pero ahora, afortunadamente, se sabe que no fue así "y que por lo menos las fosas que ocupan el sector sureste de este cuartel tiene unas condiciones de conservación que permitiría, en el caso de que continúen los indicios, afrontar un trabajo de exhumación de más alcance".

"Estos cuarteles funcionaban como lugar de enterramiento de Las Palmas de Gran Canaria y no son fosas comunes en el sentido judicial del término, sino que son fosas comunes habituales de un cementerio, y entre el año 1937 hasta el año 1955 la ciudad sufrió diferentes momentos de alta mortandad, algo que se tiene que reflejar en estos espacios", ha explicado.

De hecho, en la fosa número 2 en la que aparecen los dos cuerpos, hay registrados unas 200 personas enterradas, destaca el inspector.

Sobre la posibilidad que ya se hubiera exhumado todo ese cuartel para trasladarlo a otro cementerio, a un osario mayor, "hoy sabemos que al menos en esta esquina sureste no se produjo o no se hizo con una intensidad tal que haya alterado los restos que se han podido hallar".

Con todo, ha destacado que se ha tratado solo de un sondeo, cuyo único propósito es "determinar el estado de conservación de la sepultura y de los restos humanos", por lo que no se ha exhumado nada porque el propósito es "hacer una valoración" de este lugar.

Por su parte, el consejero insular ha recalcado que la petición de hacer la excavación del grupo de investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) se respondió con la premura y con una partida de 7.000 euros de Patrimonio Histórico para "no dilatar el proceso".

"Ahora estamos a la espera del informe final y el Cabildo mantiene el compromiso de seguir trabajando en la recuperación e identificación de los asesinados Juan Santana y Francisco González, tal como fue solicitado por sus familiares, y pondrá los medios si hay el mínimo indicio de que se puede realizar", ha añadido.

El teniente de alcalde Javier Doreste ha resaltado el hecho de que ambas instituciones hayan ido de la mano "con el compromiso con la reivindicación de las víctimas del franquismo, de la represión durísima que sufrieron las islas y el apoyo solidario que se mantiene con la asociación de los familiares de los represaliados".

"Ellos son los que en realidad han espoleado a las dos administraciones para que cumplan con este deber de la memoria histórica y nuestra intención es seguir buscando y reivindicando la memoria de todos los represaliados", ha incidido.

En esa línea, el nieto de uno de los fusilados, Francisco González, ha dicho que los familiares están "muy emocionados" porque se haya llegado a "este nivel de compromiso institucional" para la posibilidad de exhumar "los restos de nuestra gente", no solo al alcalde de San Lorenzo Juan Santana Vega y al sindicalista Francisco González Santana, "sino de más de 60 que están enterrados aquí".

"Esto ha sido una lucha de más de 20 años, desde llegar a instituciones públicas y mirarnos mal por querer reivindicar justicia, dignidad y memoria, hasta decir la propia Justicia que este asunto había prescrito, pero seguimos defendiendo que los delitos de lesa humanidad jamás prescriben", ha resaltado.

González valorado el compromiso del Cabildo, Ayuntamiento y ULPGC como "un avance muy importante" y ha recordado a su padre, que estuvo toda la vida luchando por exhumar a su padre enterrado en Vegueta. "Pero mi padre falleció el pasado 10 de octubre y no pudo ver este sondeo", ha lamentado. 

 

Comentarios

  • Francisco Jones
    28/12/2018 - 17:38

    La guerra civil, empezó en julio del 36, si a esta gente la fusilaron en marzo del 37,no fue como dicen en los primeros momentos de la guerra.

    0
    0
  • Lola Betancor
    27/12/2018 - 15:55

    Muy buena información. Solo advertirles de un error. A Juan Santana y Francisco González los fusilaron en marzo de 1937 no en 1973. Gracias

    0
    0

Enviar Comentario

X