21/06/2018 - 14:59

La culebra de California se expande de Telde hacia la capital

El Cabildo detecta la presencia del ofidio en el barrio de San Roque

TELDEACTUALIDAD
Telde.- El verano ya está aquí. Poco a poco suben las temperaturas y con ello llega el periodo de mayor actividad de los ofidios. En los últimos días ya han empezado a aparecer las primeras culebras reales de California de esta temporada estival, con la sorpresa de que se han expandido de su núcleo principal, el Valle de San Roque, entre Telde y Valsequillo, hacia Las Palmas de Gran Canaria.

 

Un operario del servicio de Carreteras del Cabildo se topaba este jueves con un ejemplar, una culebra de en torno a un metro de longitud, cuando trabajaba en el barrio de San Roque de la capital grancanaria. Se le apareció en la GC-112, en la vía que comunica La Matula con Tafira, y pese a la sorpresa que se llevó no dudó en soltar la pala para atraparla.

 

 


 

 

Plaga y expansión hacia el sur de la Isla
En lo que va de año ya se han capturado más de 270 ejemplares por toda la Isla, cifra que se dispara por encima de los 5.000 en los últimos cuatro años.

 

La presencia masiva en la Isla de esta especie exótica invasora, la Lampropeltis getula californiae, se detectó por primera vez en 2004. Desde entonces se trata de controlar con el programa LIFE + Lampropeltis, un proyecto financiado por la Unión Europea, el Cabildo y el Gobierno de Canarias y en el que se ha invertido más de un millón de euros durante los últimos años.

 

Sin embargo, la enorme capacidad de adaptación y aclimatación de la que goza este reptil, una especie exótica invasora que ataca especies endémicas como el lagarto (Gallotia stehlini) o la lisa de Gran Canaria (Chalcides sexlineatus), han favorecido su expansión hacia otros puntos, especialmente hacia el Sur.

 

Además de en Telde y Valsequillo, donde radica su foco principal, se han observado ejemplares en Gáldar (foco secundario), Santa Brígida, San Mateo y  y en zonas de San Bartolomé de Tirajana como Maspalomas o Montaña de La Data, donde se ha detectado un nuevo núcleo de población.

 

Especie y hábitats
La culebra real de California es un colúbrido de tamaño medio, en torno a los 120 centímetros, pudiendo alcanzar los 180 centímetros. Es originaria de Estados Unidos y norte de México, por donde se extiende desde una costa a la otra. La subespecie aparecida en Gran Canaria es la que se extiende por la franja más occidental del subcontinente, desde Baja California hasta Oregón, y del sur de Utah hasta el oeste de Arizona.

 

Su hábitat es bastante amplio: afloramientos rocosos, prados y praderas, bosques y zonas forestales, áreas semidesérticas, lugares húmedos como pantanos, lechos de ríos, e incluso llegando a encontrarse en zonas suburbanas. Su rango de altitud oscila entre los 0 y 1800 metros, principalmente por debajo de los 900 metros.

 

La dieta de esta especie es bastante variada: roedores y pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios e incluso huevos. Detectan las presas mediante la percepción del movimiento y el olfato, buscándolas a lo largo del terreno, bajo piedras y entre arbustos. Por lo general, las capturan y se las tragan vivas, mediante dos formas: presionando a sus víctimas contra rocas o paredes de la madriguera para inmovilizarlas, o bien por constricción enrollándose alrededor, asfixiándolas y provocándoles la muerte.

 

Esta especie es ovípara, normalmente la puesta oscila entre los 3 y 24 huevos,  después de una gestación que comprende desde los 45 á 65 días post-cópula. La madurez sexual la alcanzan a los 2 años.

 

La culebra real de California se encuentra entre las serpientes más comunes en América del Norte, y muy populares para los aficionados a la terrariofilia. Son animales generalmente tímidos, dóciles, no venenosos, adquiriendo un tamaño muy idóneo y cómodo para su manipulación. En lo referente a su coloración, puede tenerdiferentes patrones de coloración, alternándose bandeados de coloración transversal o longitudinal. En estado natural, el patrón de coloración es negro con bandas blancas o color crema. En realidad, hay más de 70 patrones recurrentes y combinaciones de colores, y dentro de estos patrones, a su vez son muy variables.

 

En Gran Canaria, en la zona núcleo principal en La Solana (Telde) y San Roque (Valsequillo), el patrón mayoritario es el albino lineal, consecuencia de los primeros ejemplares naturalizados procedentes de aficionados locales a los reptiles. en cambio en el núcleo secundario en Gáldar, el patrón mayoritario es el normal lineal.

 

La introducción en la naturaleza de la isla fue antropogénica, liberándose algunos ejemplares, y gracias a la gran capacidad de adaptación y colonización de la especie, junto al hecho, de que no existen depredadores naturales en el ecosistema insular, propiciaron que la introducción se convirtiese en una población estable y reproductiva.
 
Conservación, biodiversidad, problemas y amenazas
Los primeros indicios de presencia de la especie se remontan al año 1998, si bien, la naturalización de la población en la isla no es constatada hasta el año 2004. Para entonces ya existía una población estable en el núcleo de La Solana/San Roque, por lo que es de suponer que su introducción se produjo años atrás.

 

En el año 2010, las necropsias realizadas señalaban que la dieta se basaba en un 94% de reptiles, un 3% de pequeños mamíferos y un 3% de pequeñas aves. En el caso de los reptiles, Gallotia stehlini (lagarto de Gran Canaria) aparecía en el 51% de los casos estudiados, Chalcides sexlineatus (lisa) en un 30% y Tarentola boetgeri (perenquén) en el 13%.

 

Por otro lado, la determinación del índice de grasa corporal de los ejemplares analizados, ha permitido conocer el estado nutricional de los individuos a lo largo del año. Los datos obtenidos muestran que los ejemplares mantienen un porcentaje de grasa corporal similar a lo largo del año (porcentaje medio del 7,12% del peso total del individuo), sin que existan diferencias significativas entre sexos. Todo ello, indica que los ejemplares presentan un estado fisiológico aceptable y que no tienen problemas para conseguir alimento en ninguna época del año. 

 

Esta circunstancia, unida al éxito reproductor constatado en los años 2009 y 2010, en los que se ha encontrado un alto porcentaje de hembras con huevos (25% en 2009 y 85% en 2010) y un alto número de huevos promedio (16,8), hace suponer que la expansión de la culebra tendrá como impacto la reducción y posible desaparición de los reptiles en los núcleos con mayor densidad de población.

 

Dada la capacidad de adaptación y aclimatación de la especie, así como su amplio espectro alimenticio, el proceso de expansión al resto de la isla es más que probable, lo cual puede representar una grave amenaza para otras especies en un estado de conservación más preocupante.

 

Además del impacto que supone la depredación directa sobre la fauna nativa, sin olvidar otros problemas ecológicos derivados de la introducción de una especie exótica de estas características, como pueden ser los casos de competencia trófica o espacial con la fauna autóctona.

 

Comentarios

  • una cuadrilla
    23/06/2018 - 02:57

    una cuadrilla ???? solo 4 personas tiene el cabildo para intentar pararlas ??? yo recomendar├şa a Morales que en mi opinion personal lo esta haciendo muy bien, triplique ese personnal antes de que sea demasiado tarde.

    0
    0
  • Israel
    22/06/2018 - 08:50

    Permitir la caza.. Que los peleteros tradicionales le saquen un recurso a una adversidad.. equipos eventuales de voluntarios habiendo tanta gente en desempleo y precariedad.. Aunad esfuerzos

    0
    0
  • Cabildo responde
    22/06/2018 - 05:47

    A q espera Cabildo para erradicar esa placa a las cabritas las mataron y las serpientes las dejan q se expandan

    0
    0

Enviar Comentario

X