17/02/2018 - 16:03

Solidaridad a golpe de tijera en Jinámar

El Instituto Fernando Sagaseta de Jinámar y la Red de Solidaridad Popular se han unido en un proyecto pionero de atención social

Solidaridad a golpe de tijera en Jinámar
Los alumnos del centro por fin tienen modelos y se sienten partícipes de un proyecto social común (Foto Francisco Socorro/C7)

TELDEACTUALIDAD

Telde.-El I.E.S. Fernando Sagaseta, de Jinámar y la RSP de Jinámar han llegado a un acuerdo que generará beneficios a ambos. Se trata de un proyecto que presentó la tutora del ciclo de Peluquería, Estética y Cuidados Personales, en la asamblea de la RSP celebrada el martes 24 de enero de 2018.

 

El proyecto tiene por objeto el fomento de las prácticas de los alumnos de los diferentes niveles de estudio, así como sus habilidades sociales, para lo que las personas de la RSP se ofrecen como modelos y a cambio recibirán los servicios gratuitos de peluquería, maquillaje, manicura, depilación, cortes de pelo y rasurado, etc.

 

También se pretende conseguir mejorar la autoestima de las personas de la RSP, que como consecuencia de la crisis han descuidado su imagen personal, a esto también tendrán que contribuir el alumnado poniendo en práctica sus habilidades sociales.


En el proyecto habrán interacciones de la RSP en el medio educativo y del medio educativo en la RSP, para el seguimiento y el enriquecimiento de ambos. 

 

Solidaridad a golpe de tijera en Jinámar

El Instituto Fernando Sagaseta de Jinámar y la Red de Solidaridad Popular se han unido en un proyecto pionero de atención social donde el alumnado realiza prácticas con usuarios de este colectivo. Les ofrecen de forma gratuita o a muy bajo coste servicios de peluquería, depilación y estética.

 

«Vi un puzle de dos piezas y las encajé». Inmaculada González llevaba años escuchando las quejas de sus alumnas, que nunca encontraban modelos para sus prácticas de peluquería y estética en el Instituto Fernando Sagaseta de Jinámar, así que pensó en una manera de solventar ese problema añadiéndole una labor social.

Así nació Acercando al alumnado, la realidad profesional y social, un proyecto en colaboración con la Red de Solidaridad Popular (RSP) que busca la educación integral y fomentar las prácticas profesionales y las habilidades sociales del alumnado, según publica Canarias7 en una información de Ingrid Ortiz.

 

«Detrás de estas personas siempre hay problemas, y aunque todos los tenemos, es una manera de ayudarles a seguir adelante, a mirarse en el espejo y mejorar su autoestima», explica la profesora en medio del taller mientras continúa dando algunas indicaciones a las jóvenes aprendices. «Para ellos también es un aliciente, porque les felicitan por el trabajo, les dan las gracias y es una manera de que se valoren como profesionales».

 

Y es que el método de trabajo no dista mucho del de una peluquería al uso. Semanalmente, Gómez organiza los horarios y los traslada a la RSP para que los beneficiarios puedan pedir cita. Allí se encargan de repartir bonos personalizados para cada individuo que deben presentarse junto al DNI para beneficiarse de los servicios gratuitos. «Ofrecemos lo principal», explica Gómez, «cortar, peinar, manicura, pedicura y depilación; el color es necesario, pero cobramos una cantidad simbólica para ayudar a la compra del producto si se tiene una entrada económica, aunque sea baja».

 

Gómez apunta otra de las satisfacciones de esta colaboración con la RSP es que se enseña a los beneficiarios no sólo a recibir, sino también a dar y a valorar ese intercambio. «A veces se acomodan en el ‘no tengo, no puedo’ y de esta manera se les incita a moverse por un recurso que es accesible», afirma. «Luego se animan y terminan haciéndose hasta una limpieza facial».

 

«Verme arreglada me da más animos»

Un cliente más. Después de haber pasado por las manos de una alumna, Ángela trae a su hija de 15 años. Es el único sitio, admite, donde puede permitirse arreglarse un poco. Lo mismo le sucede a Josefa, que mientras se hace unas mechas explica que éste le parece un proyecto «magnífico», y que está «flipando» con los resultados.

 

Rosamary, por su parte, hace ocho meses que salió de su segunda operación de cáncer, pero su cara refleja optimismo en las manos de Yliana. «Parece que verte arreglada te da más ánimos, y tienes ganas de pintarte y de salir», afirma. La joven aprendiz, que continúa con el tinte, coincide: «Tú ves cómo las clientas se van contentas y sientes que estás ayudándolas». Su compañera Michaela añade: «yo vengo de Uruguay y me era muy difícil conseguir modelos; con esto no he tenido que preocuparme y hago una buena acción».

 

Todos ganan. La iniciativa lleva apenas un mes en marcha y ya ha tenido una gran acogida. Inma Gómez confiesa que ha notado el cambio de actitud en el alumnado, que no hace distinciones: «se implican y esperan a los nuevos modelos con ilusión». Sin embargo, admite que no siempre son conscientes de la ayuda que suponen, por lo que hacen hincapié en la idea de que «no es solo un corte gratis, hay un objetivo detrás».

 

Charlas de formación

El grupo de segundo curso de grado superior también está organizando charlas para los beneficiarios de la RSP para mejorar la autoestima a través del maquillaje y el protocolo de imagen personal, sobre todo orientado a la búsqueda de empleo.

 

Fuente. Texto de Ingrid Ortiz/Canarias7.

 

Comentarios

  • ROSARIO
    21/06/2018 - 21:23

    Mi más enhorabuena, por esta labor y ojala se tome como ejemplo.

    0
    0
  • Ross
    17/02/2018 - 22:16

    Aplaudo la iniciativa y animo al equipo a seguir trabajando con tan buenas ganas de apoyar a los alumnos que también lo agradecen. Felicidades a Inma Gómez. Es una gran persona, además de buena profesional.

    2
    0

Enviar Comentario

X