13/11/2021 - 14:39

Telde profundiza en el reinado de Victoria Eugenia de Battemberg

El colaborador Jesús Ruiz firma una crónica sobre la conferencia que impartió el historiador Antonio María González Padrón

Telde profundiza en el reinado de Victoria Eugenia de Battemberg
Imagen de la conferencia / Jesús Ruiz

La Casa-Museo León y Castillo acogió el pasado miércoles una charla del historiador y cronista oficial de la ciudad de Telde, Antonio María González Padrón, sobre la reina Victoria Eugenia de Battember, esposa de Alfonso XIII.

 

Una conferencia titulada Blanco y negro de una Reina que quiso ser algo más que consorte y con la que se puso el colofón al ciclo Mujeres que hicieron Historia. Reinas de España que el propio González Padrón venía impartiendo en este centro museístico teldense.

 

Crónica de la conferencia

por Jesús Ruiz

Con la conferencia Victoria Eugenia de Battemberg. Blanco y negro de una Reina que quiso ser algo más que consorte, se culmina el ciclo “Mujeres que hicieron Historia. Reinas de España”, que se ha venido presentando en la Casa Museo León y Castillo de Telde, impartidas por el Historiador y Cronista Oficial de Telde, Académico Correspondiente de la Real de la Historia, Antonio María González Padrón. Como todas, esta última intervención del historiador trató la temática biográfica e histórica de sus protagonistas reales, con la intención de arrojar luz sobre biografías de mujeres que habían pasado a la historia como consortes Reinas de España, salvo Isabel II que ostentaba el trono, y, que muy preparadas, algunas mejores que sus regios maridos.


La tarde del miércoles 10 de noviembre, el público asistente al acto cultural tuvo la oportunidad de la mano en apoyo de la ciencia histórica e investigadora de González Padrón, de conocer a una de las reinas consortes más cercanas en el tiempo y en los aconteceres históricos de principios del siglo XX, que rodearon la figura regia de Alfonso XIII, Rey de España y su esposa la reina Victoria Eugenia de Battemberg. 


Antonio González expone que, para el próximo año, hay otra propuesta desde la dirección de la institución museística teldense el iniciar otro ciclo con la Casa de Trastámara, la Reina Juana I y la Casa de Austria, comenzando con la Reina Isabel de Portugal esposa del Rey Emperador Carlos I de España y V de Alemania. Entonces se impartirán conferencias biográficas e históricas con la Casa de los Austrias, que termina con doña Mariana de Austria, la madre del Rey Carlos II El Hechizado.


En otro posterior ciclo trataremos la Casa de Borbón, desde la llegada a España del primer Borbón, Felipe V, Duque de Anjou, hasta su descendiente Carlos IV, ya que este ciclo empezó con la última mujer del Rey Fernando VII. 

 

Nos convoca en esta cita final la figura de Su Majestad la reina de España doña Victoria Eugenia de Battemberg, una mujer de serena belleza, nacida princesa de sangre real, Victoria Eugenie Julia Ena, en el Castillo de Balmoral, en Aberdeenshire, Escocia, 1887 y fallece en Lausana en 1969, en una villa favorita desde el exilio español que marcha con toda la familia real el 14 de abril de 1931, dando paso a la proclamación de la II República, con la marcha de la familia real a Roma. 


Su madrina de bautizo fue la española Eugenia de Montijo, miembro de la Casa de Alba casada con el Emperador Napoleón III. Victoria Eugenia, hija del Príncipe Enrique Mauricio de Battemberg y la Princesa Beatriz de Gran Bretaña. Nieta de la Reina Victoria I, Soberana del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda y Emperatriz de la India y Alberto de Sajonia Coburgo Gotha, Príncipe Consorte. Victoria tiene tres hermanos: Leopoldo, Enrique y Mauricio.

 

En 1905, la princesa asistió en el actual Hotel du Palais de Biarritz a una fiesta organizada por su tío, Eduardo VII, dada en honor de Alfonso XIII de España. El monarca español corteja a la joven a pesar de la oposición existente ante un posible matrimonio. La reina María Cristina, madre de Alfonso XIII, no era partidaria de esta unión, dados los orígenes de la línea Battenberg. Y algo más importante como era la posible transmisión por los antecedentes de hemofilia heredados de la rama familiar de su abuela. Esto era de muy poco agrado para la Reina Madre, doña María Cristina de Habsburgo y Lorena madre del Rey.


La futura reina por su condición de anglicana se ve obligada a convertirse al catolicismo, y su tío el Rey Eduardo VII, le concede el tratamiento de Alteza Real. El matrimonio de Alfonso XIII de España con la Princesa Victoria Eugenia de Battemberg se celebra el 31 de mayo de 1906 en la Iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid. Después de la ceremonia de la boda, la comitiva real se dirigía al Palacio Real, tiene lugar el atentado terrorista contra la figura del Rey y de la Reina, atentado perpetrado por el anarquista Mateo Morral arrojando una bomba desde un balcón a la carroza real a su paso por la Calle Mayor de Madrid. En el caos ocasionado por el atentado pudieron salvar sus vidas.


La ciudad de Santander como regalo institucional de boda real regala el Palacio de la Magdalena que se convertiría en el lugar español de veraneo de la familia real del que toma importancia su residencia y localidad costera cántabra.


El matrimonio tiene una descendencia de siete hijos: Alfonso, Príncipe de Asturias, nace con la herencia de la hemofilia. Jaime, infante de España. Beatriz, infanta de España. Fernando, nacido muerto en 1910. María Cristina, infanta de España. Juan, infante de España, Conde de Barcelona, pretendiente al trono de España desde 1941 hasta 1977. Contrae matrimonio en Italia con su prima la princesa doña María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans. Heredó los derechos dinásticos y los traspasa a su hijo el Rey Juan Carlos I, Rey de España desde 1975 hasta 2014. Abuelo del actual Rey de España, Felipe VI. Y Gonzalo, infante de España.


Ajena a los conflictos y desarrollos políticos, la reina dedicó parte de su tiempo a las obras de beneficencia, cofundadora y presidenta de la Cruz Roja Española. Sus relaciones personales con el Rey, su marido, se fueron enfriando por el sentimiento de culpabilidad hereditaria de la hemofilia en sus hijos y las infidelidades de Alfonso XIII.


La familia real española parte hacia el exilio el 15 de abril de 1931. En las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, los partidos republicanos ganan en la mayoría de las grandes ciudades, entonces, el Rey Alfonso XIII suspende deliberadamente el ejercicio del poder real, dando lugar a la proclamación de la II República Española. Después de su separación del Rey, Victoria Eugenia de Battemberg, se traslada a Londres. Posteriormente fija su residencia en Lausana, Suiza. Tras 37 años de exilio, viaja a España para ejercer de madrina en el bautizo de su bisnieto el actual Rey de España, Felipe VI.  Victoria Eugenia muere en su residencia de Lausana en 1969, y en 1985 la Casa Real trasladó sus restos y los de sus hijos Alfonso, Jaime y Gonzalo a España, en el Monasterio de El Escorial. Después del tiempo establecido, sus restos fueron ubicados en el Panteón de los Reyes, junto a su esposo, Alfonso XIII. 


Enhorabuena por la exposición de este Ciclo Mujeres que hicieron Historia, Reinas de España, impartido en la Casa Museo León y Castillo de Telde, a su dirección en la persona de Frank González, institución museística dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, equipo colaborador y al Historiador, Cronista de Telde, Antonio María González Padrón.  Gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa, colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X