20/07/2018 - 12:09

El Casino quiere que su sede se convierta en BIC

La directiva solicitará al Ayuntamiento que impulse con el Cabildo la protección del centenario inmueble

El Casino quiere que su sede se convierta en BIC

TELDEACTUALIDAD
Telde.- Después de aterrizar en el cargo hace apenas unas semanas, la nueva junta directiva de El Casino La Unión que preside Fernando Santana Rivero ya se ha puesto manos a la obra con el objetivo de sanear las cuentas de esta centenaria entidad teldense, que hace años que atraviesa momentos delicados en el terreno económico, y de volver a ilusionar a su masa social.

 

Y entre las primeras medidas que baraja el equipo rector está la de solicitar la declaración del inmueble como Bien de Interés Cultural (BIC). Una figura de protección del patrimonio histórico que, entre otras ventajas, conllevaría toda una serie de exenciones fiscales (por ejemplo sobre el IBI) y la posibilidad de recibir subvenciones para su mantenimiento, restauración, etc; tal y como establece la Ley 4/1999 de Patrimonio Histórico de Canarias.

 

Además, explica su flamante presidente Fernando Santana Rivero, esto también ayudaría a dar un mayor prestigio a la entidad sanjuanera y con ello a atraer actos culturales o de cualquier otra índole, al margen de servir de estímulo a sus cerca de 700 socios.

 

Así las cosas, Casino La Unión solicitará próximamente al Ayuntamiento de Telde que impulse junto con el Cabildo grancanario la incoación del correspondiente expediente para la catalogación del inmueble como BIC por parte del Gobierno de Canarias.

 

Un inmueble centenario
Situada en un lugar estratégico, en uno de los vértices de la céntrica plaza de San Juan, la actual sede de El Casino La Unión de Telde es una antigua casona canaria de 400 metros cuadrados y dos plantas fabricada en piedra.

 

En la Carta Etnográfica de Gran Canaria se data en el siglo XX, aunque cuando en 1908 se funda la entidad, fruto de la fusión de las sociedades Telde Instrucción y Recreo y La Unión, ya existía dicho inmueble. Desde entonces no ha sufrido alteraciones de consideración, más allá de la rehabilitación y renovación de parte de las piezas de carpintería y cantería.

 

No fue hasta el 12 de agosto de 1965, cuando el Casino lo adquirió mediante un crédito hipotecario a Carmen Nuñez-Ojeda Cazorla por el precio de 650.000 pesetas.

 

A partir de ahí, la casona ha sido testigo de los cambios sociales que la ciudad ha experimentado en las últimas décadas. A parte de su valor histórico, entraña un fuerte componente simbólico y sentimental para buena parte de la sociedad teldense. No en vano, El Casino La Unión de Telde llegó a ser todo un referente cultural del municipio y de Gran Canaria. Mentidero político y lugar de tertulias y de lectura de la prensa diaria, durante muchos años dio cobijo a famosas veladas musicales, primero para mayores y luego para jóvenes. Y también a partidas de juegos de mesa como el dominó o la zanga.

 

Comentarios

  • JuanManuel
    21/07/2018 - 10:40

    Parece ser que al menos esta nueva Directiva ha empzado con buen pié, y se les ve con ánimos de levantar algo que se encuentra undido. Ahora nos toca tambien a nosotros los Socios a poner algo de nuestra parte, participando todos y cada uno, de la forma en que nos corresponda. No se trata se que empecemos a criticar como siempre emos hecho. Tenemos que ser conscientes de que esta nueva Directiva tienen la intención de curar una herida, a un enfermo sin pasarle recibo o factura alguna.

    31
    0

Enviar Comentario

X