18/07/2018 - 18:23

Juan León y Castillo, el teldense que proyectó el futuro de Gran Canaria

La Casa Museo acogió este martes la presentación del documental sobre la vida y obra del ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

Juan León y Castillo, el teldense que proyectó el futuro de Gran Canaria
Momento del acto de este martes en Telde (Foto Jesús Ruiz Mesa)

TELDEACTUALIDAD

Telde.- La Casa-Museo León y Castillo acogió este martes la presentación del documental Juan León y Castillo: proyectando el futuro, producido por la Demarcación de Las Palmas del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, para dar a conocer y poner en valor la figura del ingeniero de caminos, canales y puertos grancanario don Juan León y Castillo (1834-1912).

 

El documental presenta un recorrido por los principales proyectos que realizó y sus consecuencias en el desarrollo de las Islas Canarias, especialmente en las Islas Orientales y en Gran Canaria en particular.

 

Crónica del acto

Juan León y Castillo: proyectando el futuro

Por Jesús Ruiz Mesa

La tarde del martes 17 de julio tuvo lugar en la Casa Museo León y Castillo de Telde, institución museística dependiente de la red de Casas Museo del Cabildo de Gran Canaria, la presentación y proyección del documental “Juan León y Castillo Proyectando el Futuro”, audiovisual con idea original producido por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP), Demarcación de Las Palmas, en un gran trabajo que han realizado los profesionales Jorge Márquez y Antonio Becerra, realizador y guionista de este documental, sobre la biografía, perfil humano y profesional del prohombre grancanario, Juan de León y Castillo (Las Palmas de Gran Canaria, 1834-1912).

 

Este documental fue presentado el pasado mes de abril en el Museo Elder de la Ciencia y Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria, en un acto organizado por la Demarcación de Las Palmas del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

 

Cuando se cumplen los 106 años de la muerte del gran ingeniero, humanista, científico, filósofo, se presenta en este documental un amplio recorrido biográfico e histórico como homenaje a la figura señera de un ingeniero grancanario, don Juan de León y Castillo, natural de Las Palmas de Gran Canaria, a los dos años trasladado con su familia a Telde; con el tiempo, poseedor de una visión futurista de quien supo, en el contexto histórico del siglo XIX y primera década del XX, sobresaliendo y superando las dificultades de la situación social, económica y política de su época, capaz de realizar numerosos proyectos que cambiaron el rumbo social y económico de Gran Canaria, al lograr materializar uno de los proyectos más importantes que hasta esa fecha jamás se hicieran, gracias a la perseverancia, conocimiento de la situación estratégica de nuestra isla, para la navegación que en torno nuestras aguas, destino y paso en todas direcciones de las compañías navieras.

 

Contempló la necesidad urgente de un puerto que significara una seguridad para la continuación de dichas navegaciones. Gracias a la tenacidad y dedicación exclusiva por lograr el gran Puerto de La Luz, Juan de León y Castillo, entre otras destacadas obras de ingeniería en toda la isla, carreteras, faros, edificios, cisternas, puentes, lazaretos, aljibes, etc, logró aplicar resoluciones técnicas de construcción y gran avance en la ingeniería de la época, para dar cabida a los futuros progresos que entrarían por la Bahía de Las Isletas y su Puerto, y superar los problemas de comunicación, transporte y enlaces con el resto de la isla, así como el progreso en sus diversos ámbitos que a partir de entonces entraban ya por esta puerta abierta del Atlántico Medio a principios del siglo XX.

 

En la mesa de presentación de la Casa Museo León y Castillo el Bibliotecario Archivero y Técnico de Museos, Juan Ismael Santana Ramírez que da la bienvenida a las personalidades asistentes y público que llenaba la sala. Consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria D. Carlos Ruiz Moreno. Decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos Demarcación de Las Palmas, D. Julio Rodríguez Márquez. Con la presencia de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Telde, Dª Marta Hernández. Director General de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, D. Oswaldo Guerra Sánchez. D. José María Hernández León, anterior Decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y Secretario del Colegio de Ingenieros, D. Joaquín Romero Postiguillo.

 

D. Carlos Ruiz Moreno expone: “Buenas tardes, Presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Sra. Concejala de Cultura del M.I. Ilustre Ayuntamiento de Telde, amigos , amigas, para mí es un placer asistir a la presentación de este documental sobre la vida de Juan León y Castillo. No pude asistir a la primera presentación por agenda del Cabildo, pero asisto ansioso por conocer algo más de la figura de un personaje histórico de nuestra isla, quizás eclipsado por la figura de su hermano Fernando en el ámbito más conocido o popular del político, pero entre más nos adentramos en las obras, o en algunas publicaciones como la que nos habla de los puentes de la isla o de algunas de sus construcciones emblemáticas de los puertos, empezamos a conocer la figura y la importancia que tuvo en su época para esta isla.

 

Cuando regresó de estudiar y se dedicó plenamente al desarrollo de proyectos fundamentales para la isla y que hoy no entenderíamos Gran Canaria sin algunos de los proyectos que él realizó. Para mí, particularmente, que vivo en el municipio de Gáldar, siempre me ha atraído a razón de dos charlas a las que he asistido sobre su proyecto del muelle de Sardina del Norte. En la primera, que fue hace algunos años, me llamó mucho la atención que dos profesores de ingeniería hicieron un estudio detallado del proyecto y, me llamó mucho la atención, cómo en 1868, cuando lo redactó, en el proyecto entraban las medidas y análisis de las mareas, la batimetría de la Bahía de Sardina, cómo fueron capaces de estar midiendo durante más de un año las mareas para tener un estudio completo de las mismas, y como después lo que era la construcción y la estructura de los diques con dibujos, caligrafías, dignas de admirar.

 

Precisamente el lunes pasado asistí a la presentación de un estudio histórico sobe el proceso evolutivo de los diferentes muelles de la Bahía de Sardina, y se hablaba del que diseño Juan de León y Castillo, llamándome la atención extraída de la memoria del mismo, y era la visión que tenía en 1868 de Canarias, porque la memoria que justifica la construcción del muelle habla de la falta de conexión entre las islas, de lo peligrosas que eran en aquellos tiempos, y me llamó atención una frase “para hacer de Canarias una sola isla, tenían que existir unas comunicaciones seguras, efectivas y más rápidas que las que había”.

 

Creo que ese hablar de Canarias vertebrada en torno a la comunicación de los puertos, las carreteras, para oírle hablar de esa manera tan pronunciada tenían que pasar lo menos 140 años, hasta que, creo recordar, que Adán Martín habló de esa Canarias vertebrada a través de las carreteras, de los muelles, de los puertos. Y esto me asombró como, en 1860, un grancanario, un ingeniero tenía esa visión que nos ha costado tanto y que todavía, hoy, en la actualidad, si vemos las noticias de las portadas de los periódicos del día a día, hablando de los grandes asuntos en los debates de las comunicaciones, la carretera de La Aldea, el muelle de Agaete, y lo que me asombra de la figura de Juan León y Castillo es esa mente preclara que hace 150 años creía que la construcción de Canarias pasaba por lo que todavía tenemos pendiente que son unas buenas comunicaciones, que, en realidad, hagan de todas las islas un solo Archipiélago.

 

Simplemente espero ansioso por conocer más de la figura de Juan León y Castillo porque lo que conozco ya me llama mucho la atención. Felicitar al Colegio de Ingenieros de Caminos por encargar y realizar este documental y le cedo la palabra a su presidente. Muchas gracias”.

 

Interviene el Presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos Demarcación de Las Palmas, D. Julio Rodríguez Márquez, que expone: “En primer lugar agradecer a esta casa su acogida, estamos enormemente satisfechos y agradecidos desde el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en su Demarcación de Las Palmas, que este documental que hemos realizado, en el que hemos contribuido o esponsorizado, en nuestra modestia, que sea una realidad hasta ahora mismo, y es que sirva para proyectar la figura del ingeniero de caminos, don Juan de León y Castillo. La historia la hacen los hombres y las infraestructuras forman parte de la historia, y en algunos casos las infraestructuras dejan huella.

 

En el caso de Juan de León y Castillo hizo muchísimas cosas en Canarias, en Gran Canaria en particular, y creo que el documental a mi juicio muy entretenido, pedagógico, que engarza la figura con su momento histórico que le tocó vivir en la segunda mitad del siglo XIX en un momento revolucionario en la historia del mundo, cuando en otras partes estaban instalando trenes, y otras obras, a Juan de León y Castillo le tocó desarrollar las infraestructuras de Canarias, hizo lo que pudo, y lo que hizo quedó, y estamos viviendo en la huella que dejó este, para nosotros, insigne ingeniero de caminos, al cual queremos rendir homenaje, no solamente con este documental, sino incluso con posteriores figuras que trataremos en los próximos años, dando realce a la trayectoria, no solo de Juan de León y Castillo, sino de los ingenieros de Caminos, canales y puertos. Espero que les guste el documental. Muchas gracias”.

 

Finalizadas las intervenciones se inicia la proyección del documental Juan León y Castillo proyectando el futuro. Con un excelente guión, imagen y sonido, para, de la mano de sus realizadores, guiarnos por la trayectoria biográfica, profesional y humana de la figura del ingeniero del siglo XIX y XX, que fue capaz de mirar más allá del horizonte oscuro que hasta el siglo XIX, aún como se menciona en el documento audiovisual, Gran Canaria permanecía con el legado obsoleto y de retraso cultural, social, económico heredado de siglos de abandono y olvido.

 

Durante la proyección del documental dan testimonio de la biografía y trayectoria profesional, humana y visión futurista del prohombre grancanario, Juan de León y Castillo, personalidades que aportan por su cercanía a la historia, contexto intelectual biográfico y social del personaje documentado, el Cronista Oficial de la Ciudad de Telde, D. Antonio María González Padrón, ex director de la Casa Museo León y Castillo. Por el Colegio de Ingenieros de Caminos, D. José María Hernández León. D. Francisco Quintana Navarro, Profesor titular de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Doña Argelia Camino, directora del Archivo Histórico Provincial de Las Palmas. D. Diego Cambreleng Mesa, Presidente del British Club.

 

Un texto que inicia el magnífico trabajo documental expresando:

“En 1802, el tinerfeño Agustín de Betancourt funda en Madrid una institución académica que marcará el proceso de modernización de España: La escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. En 1851, un joven grancanario, Juan León y Castillo (1834-1912) ingresa en la Escuela. Tras haber obtenido el número uno de su promoción, en 1858, regresará a Canarias para ponerse al frente de las obras públicas de las Islas Orientales. Sus proyectos de carreteras, puertos y faros, fundamentalmente en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, harán que estas islas salgan de su secular atraso y se incorporen al siglo XX como una comunidad preparada para los nuevos retos del mundo contemporáneo”.

 

Personalidades que en sus aportaciones documentales exponen la realidad de la gestión humana y profesional del ingeniero Juan León y Castillo, sus obras y sus repercusiones de desarrollo y progreso para Gran Canaria:

“Los biógrafos de don Juan, todavía hoy se quedan sorprendidos porque fue un ingeniero-arquitecto, o un arquitecto que fue capaz de hacer obras de ingeniería. En verdad, él fue simplemente, y no es poco, el mejor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos que tuvo su promoción, que tuvo seguramente España en su momento, y sobre todo, las Canarias Orientales”.

 

Prácticamente a finales 1860 hasta 1890, todo el gran desarrollo de las infraestructuras de Obras Públicas en Gran Canaria están muy unidas a la figura de León y Castillo, que participa en muchos desarrollos de infraestructuras que cambian la faz de la isla de Gran Canaria en particular y de toda Canarias en su conjunto”.

 

“León y Castillo fue un ingeniero precursor en Canarias en cuanto que puso en marcha una serie de mejoras en la escasa infraestructura de comunicaciones que tenía esta isla y que de alguna manera supuso un revulsivo en la economía del momento, que estábamos prácticamente en una economía medieval. La ciudad de Las Palmas tenía casi la misma dirección que casí tres siglos atrás. La población escasamente había mejorado, solo a partir de cuándo se aprueba la Ley de Puertos Francos de 1852, ya se nota un incremento de la actividad económica, y en ese momento es cuando llega Juan León y Castillo aquí en Canarias, señalado por los dioses, para acometer una serie de mejoras en todas las infraestructuras haciendo una labor brillante”.

 

“Para él había un lema, el de su partido, Todo por y para Gran Canaria, y realmente su vida la empleó en todo por y para Gran Canaria, tanto a nivel personal como profesional”.

 

“Juan León y Castillo era un hombre comprometido con su tiempo, su obra responde a un impulso de modernización de la sociedad isleña que no llega a ser de alcance general a todos los grupos sociales, pero sí que contribuye a sacar a Canarias de un cierto atavismo histórico y lanzarlo a una nueva conexión con el mundo exterior”.

 

“Fue sobre todo un gran académico, un gran estudioso, un hombre que amaba enormemente la inteligencia, todo esto en él se hizo persona”.

“Las obras del Puerto reflejan un poco el inicio de lo que hoy es la gran infraestructura portuaria de La Luz y Las Palmas. En principio se hizo una obra que abrigaba una dársena modesta, pero luego se vio que esa obra que diseñó Juan León y Castillo era solo el principio de todo el macro puerto que prácticamente engloba el conjunto de la dársena de Las Isletas”.

 

“Antiguamente la ciudad estaba completamente en Vegueta y la parte comercial en Triana, y hasta ahí acababa en La Portada, y Los Arenales hasta el Puerto. Con el único muelle que entonces existía en Las Palmas, el que se desenvolvía como utilidad comercial. Ya se veía la necesidad de otro muelle más amplio. Entonces, tanto López Botas como luego los Hermanos León y Castillo, ponen los ojos en lo que se llamaba la Bahía de Las Isletas, y de ahí surgió la idea de que había que hacer el Puerto de categoría, el Puerto de La Luz”.

 

“La alta burguesía adinerada de Las Palmas, del barrio de Triana, pensaba que si se construía el Puerto en la Bahía de Las Isletas, el negocio se iba seis kilómetros al norte y Triana dejaría de ser el emporio, lo que diría Tomás Morales, la arteria aorta por donde fluía lo mejor de lo mejor del comercio insular”.

 

“Juan León y Castillo ve claro que ese no es el futuro porque era emplear el dinero tontamente en un muelle que no iba a progresar, él no quería un muelle de desembarco en el Puerto, él quería un muelle de primera categoría, un muelle de refugio, que además con el tiempo aumentara su capacidad”.

 

“Las transacciones comerciales se multiplican y es necesario tener un Puerto abrigado a todos los tiempos para facilitar y asegurar las operaciones marítimas y para atraer a los navegantes muy alejados de estas islas por falta de puertos que merecen este nombre”.

 

“Él es un hombre que siempre se documentaba en todo y estaba al día de cómo la navegación a vapor iba evolucionando en el mundo. Los vapores iban a tener mayor calado, por lo tanto se iba a necesitar otro tipo de muelles. Y él batalla desde el primer momento para conseguir ese muelle”.

 

“El Puerto de La Luz forma parte de una estrategia de engrandecimiento de Gran Canaria que desarrolla le élite política local, en el concepto del pleito insular entre Gran Canaria y Tenerife, y la lucha por la división de la Provincia, llega un momento en que se plantea a largo plazo”.

 

“Cuando ellos pensaron en el Puerto de La Luz, de la Bahía de Las Isletas, sabían que el Puerto no era sino la punta del iceberg. Sabían que el Puerto iba a ser el motor que iba a poner en marcha el resto de las obras que iban a dotar a Gran Canaria de un poder de autogobierno y de desarrollo económico jamás visto en el Archipiélago”.

 

“Lo primero es conseguir la hegemonía comercial y mercantil de la isla y ya luego la división de la Provincia vendrá por añadidura. Entonces Juan León y Castillo desde la Jefatura de Obras Públicas en Canarias y Fernando León y Castillo desde Madrid, van a facilitar el establecimiento de las Compañías británicas en el Puerto de La Luz”.

 

“En el diseño del Puerto de La Luz, León y Castillo aporta una revolucionaria solución técnica que supone en aquel momento un hito en la ingeniería española. Fue la primera vez que en una obra portuaria se aborda una solución técnica como son los diques verticales que supuso una novedad en el momento. Los ingenieros ingleses habían desarrollado este sistema en los Puertos de Karachi, Pakistán, el Puerto de Folkestone, con una solución similar. Esta solución rápida, más económica y, sobre todo, se vio que era la solución idónea para el diseño del Puerto de La Luz”.

 

“Los hermanos León y Castillo son los que llevaban la política aquí, y al tener contacto con los ingleses, decían que era fundamental iniciar este proyecto del Puerto de La Luz”.

 

“La técnica es británica, la maquinaria de construcción de los muelles es británica y se importa de Inglaterra, la famosa grúa Titán que es el símbolo de la construcción del dique de Refugio y del Muelle de Santa Catalina, los contratistas son británicos. Y entonces, cuando las compañías consignatarias ven las posibilidades que tiene el Puerto por su comodidad, por su abrigo a todos los vientos, para ser escala de la navegación oceánica y más en el momento de expansión imperialista de finales del siglo XIX, ahí se ve una oportunidad para atraer capital extranjero”.

 

Con este documental, trabajo audiovisual de gran relevancia por el contenido biográfico y profesional del ingeniero Juan León y Castillo, el público asistente ha sido testigo del acontecer histórico y la realidad que hoy es la Ciudad y el Puerto, el Puerto y la Ciudad, y Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria y el Puerto de La Luz, abrazados por una bellísima y laboriosa historia de progreso, evolución económica, social, cultural, que se inicia en la idea generada en un hombre, un ingeniero de Caminos grancanario, que se proyecta al futuro que hoy es nuestro presente del siglo XXI, Juan de León y Castillo, el artífice de la gran obra, construir para Gran Canaria, para Canarias, un mundo mejor.

 

Enhorabuena por este excelente trabajo documental Juan León y Castillo Proyectando el Futuro, obra de Jorge Márquez y Antonio Becerra, y colaboraciones, producido por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos Demarcación de Las Palmas.

Muchas gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.

 

Enviar Comentario

X