24/08/2015 - 18:22

Ahondando en los secretos prehispánicos de Tufia

TA ofrece crónica y reportaje gráfico sobre la visita guiada a este importante yacimiento aborigen

Ahondando en los secretos prehispánicos de Tufia
Una de las estructuras aborígenes que se conservan en el recinto arqueológico de Tufia (Foto Jesús Ruiz)
TELDEACTUALIDAD
Telde.- El pasado viernes, 21 de agosto, el enclave arqueológico de Tufia recibió la visita de un grupo de unas 20 personas que, en el marco de las fiestas patronales de este núcleo costero de Telde, quisieron disfrutar de una ruta guiada por el interior de este importante yacimiento prehispánico. Una actividad que contó con los servicios de un técnico de CanEducam, empresa especializada en la educación e interpretación ambiental de Canarias y en su divulgación científica.
 
En busca de los antiguos canarios de Tufia
por Jesús Ruiz
Dentro del programa de festejos de la localidad costera de Tufia en el municipio de Telde, la tarde del pasado viernes 21 de agosto se realizó una visita guiada al yacimiento prehispánico ubicado en esta zona, uno de los más importantes poblados de los antiguos canarios que forman la red de yacimientos que el Cabildo de Gran Canaria incluye en el Patrimonio Arqueológico para estudios, investigaciones, de las poblaciones prehispánicas en Gran Canaria.
 
La de Tufia como todas las identificadas en el territorio insular ha suscitado el interés, tanto de los investigadores, historiadores, y el de los visitantes, por el conocimiento y la preocupación por conocer las formas de vida, costumbres de aquellos primeros pobladores, de fuentes autorizadas, especialistas en esta etapa de la historia, del acontecer prehispánico, de la conquista y etapas posteriores.
 
A las puertas del recinto el grupo de visitantes vecinos de este lugar costero y algún foráneo fuimos recibidos por el secretario de la Asociación para la Defensa de las Viviendas de Tufia, el profesor y biólogo Fernando Báez Vega, y Octavio Rodríguez Viera, Licenciado en Historia, guía de Caneducam, Educación e Interpretación Ambiental de Canarias y Divulgación Científica, que informa amplia y detalladamente atendiendo a las preguntas de los visitantes, en este acto como difusión del patrimonio promoción cultural gratuito, facilitado y autorizado por el Departamento del Patrimonio Arqueológico, que ponen al servicio del desarrollo cultural la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo de Gran Canaria.
 
Con las debidas recomendaciones que hay que guardar durante la visita en una tarde gris y ventosa a las 18:30 hs, se inicia el recorrido con una reseña histórica de estos poblados, características de las estructuras, ubicaciones, y construcciones de los hábitats, empleo de materiales, espacios y usos, almogarén, tagoror, cenobios, ritos funerarios, necrópolis, agrupaciones tumulares, defensas de ataques, protección de elementos naturales, lluvia, vientos, etc. Centros dedicados al transcurso de sus ocupaciones y economías basadas en la agricultura cerealista, ganadería, pesca, marisqueo, uso de materias primas para alfarería, cerámicas, palma, tejidos a partir de fibras, pieles, cueros, la utilización del mocán y palmera para maderas, instrumentos de piedra, para molinos circulares, etc. Ejemplo de materiales y sus usos que se exhiben en el Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria.
 
Atendiendo a la formación sociopolítica aborigen derivada de la cotidianidad que los antiguos canarios edificaron para su desarrollo vital, jerarquías, culto, expansión geográfica insular, dos guanartematos, Gáldar y Telde, poblados y el uso de las cuevas naturales o cavidades excavadas en la toba, como ejemplo de ocupación natural y creación del poblado aborigen doméstico por el uso de la piedra seca. Un complejo e importantísimo legado cultural que nos permiten entender el largo período de tiempo, desde los dos mil años en que estas poblaciones establecidas en las islas iniciaron su desarrollo garantizando su supervivencia, desde que llegaron de sus lugares de origen en el norte de África y se instalaron definitivamente creando numerosos enclaves en la isla de Gran Canaria, hasta la invasión europea.
 
Tufia es un ejemplo de este tipo de población en el que se determina la elección del lugar dominando desde el promontorio un gran espacio de costa y horizonte marino, hacia el suroeste un amplio territorio de medianías, montañas, divisando otro importante hábitat, incluido en la red de yacimientos y estudios arqueológicos como es la Montaña Bermeja o de Cuatro Puertas del municipio teldense igualmente.
 
En la pequeña península de Tufia flanqueada al sur por la playa del mismo nombre y al norte la de Aguadulce, se sitúa estratégicamente el poblado aborigen, un grupo de viviendas concentradas en dos núcleos: una en el centro y otra en lo alto del promontorio hacia el sur, un grupo de cuatro viviendas construidas con las mismas características y morfología del resto estructural del poblado. Destaca una superficie cuadrangular de esquinas redondeadas como espacio diferenciado de gran perfección constructiva realizado con cantos rodados del lugar, con unas dimensiones de 17 por 20 metros con cierta relevancia para la comunidad a la que se le han atribuido diversas funciones como Tagoror, recinto para ganado, celebraciones dedicadas al calendario agrícola. Hacia el norte un grupo de túmulos funerarios, y una extensión de muro que delimita el exterior de todo el conjunto y otros que dividen los espacios interiores del poblado.
 
Una de las viviendas aborígenes observadas presenta una mayor perfección constructiva. La edificación y sus muros están parcialmente encajados en el terreno para protegerse de la acción del viento. Uno de los hallazgos más interesantes realizado en su excavación arqueológica, fue un tronco de palmera carbonizada que probablemente sirvió para sustentar la techumbre de la casa. Esta vivienda revela una dilatada ocupación que se extiende al menos entre los siglos XIII y XV de nuestra Era. Los suelos de las viviendas mantenían el mismo nivel elevándose los techos hasta una media de 2-2,5 mts de altura. La vivienda soterrada con anchos muro, uno exterior y otro interior con un espacio intermedio de relleno de materiales, propios para soportar las diferencias de temperatura, más duraderas y seguras.
 
Las estructuras habitacionales presentan morfología circular, de planta elíptica, cuadrangular y cruciforme. En las observaciones se hace notar la profundidad y nivel del suelo para mejor protección del viento. En las paredes de roca que dan al mar, existió un gran número de cuevas que forman parte del poblado. El estudio de los materiales recuperados en las diversas intervenciones arqueológicas realizadas en las estructuras de piedra, revelan la importancia del medio marino, de la pesca y el marisqueo en la economía de esta comunidad.
 
En una isla que se encontraba densamente poblada, a partir de 1300 empiezan a llegar los europeos, se suceden numerosas incursiones piráticas arrasando y capturando hombres para la esclavitud, por lo que los antiguos canarios huyen de las zonas expuestas y muchos poblados se abandonan creando otros nuevos. Los cálculos más optimistas dicen que durante la conquista habría unos 30.000 antiguos canarios.
 
Gran Canaria cuenta con más de 900 yacimientos arqueológicos y más de 9000 bienes etnográficos. Además el 46% de su superficie es Reserva de la Biosfera desde el año 2005. Pero este espectacular patrimonio es muy poco conocido, y pasa desapercibido para la mayoría de los visitantes que llegan cada año a nuestra isla. Un gran aporte informativo necesario para conocer y entender la historia de los antiguos canarios y sus formas de vida en los poblados en la isla de Canaria. Durante las explicaciones Octavio Rodríguez hace mención, entre otros, al investigador canario Sebastián Jiménez Sánchez, y algunos escritos de los primeros visitantes que dejaron la crónica de los antiguos canarios y su cultura. Telde cuenta con un significativo número de yacimientos arqueológicos, poblados, cuevas, que se distribuyen a lo largo de su municipio: Tufia, Cuatro Puertas, Cuevas y Almogarén de Jerez, Lomo de Los Melones en La Garita. Poblados de Tara, Cendro, el Baladero. La Restinga, Llano de las Brujas, Necrópolis del Gallego, y en el límite municipal de Telde y Las Palmas, en la zona comercial del Mirador Los Barros, perteneciente al municipio de Las Palmas de Gran Canaria.
 
Una interesante visita didáctica y documentada que el grupo agradece por la importancia del conocimiento de la historia de su barrio y, en este caso, cercano al recinto donde el pueblo aborigen, el antiguo canario y su comunidad fijaron para su existencia este promontorio estratégico de Tufia, dejándonos este legado, base histórica de un bagaje cultural que como todos los que dan testimonio del paso de nuestros antepasados por el Archipiélago, en un lugar y contexto de la historia y, en este caso de Gran Canaria, debemos conocer, conservar y depositar en manos de las generaciones que, informados, preparados y conocedores de la importancia de estos vestigios, conociendo a sus pobladores, sabremos mejor nuestra propia historia.
 
Para los interesados en un mejor conocimiento sobre estos yacimientos prehispánicos y de investigación arqueológica y de arqueología colonial en yacimientos fechados durante la conquista y posteriores XIV-XV, XVI y XVIII, recomiendo la lectura, consulta e información de la tercera edición de la Guía del Patrimonio Arqueológico de Gran Canaria, editado por el Cabildo de Gran Canaria Patrimonio Histórico y Cultural. Muchas gracias.
 
Jesús Ruiz Mesa es colaborador cultural de TELDEACTUALIDAD.
 

Comentarios

  • Fernando Ojeda
    25/08/2015 - 17:00

    Gracias Jesús! Habra q ir pensando en un libro recopilatorio de tus artículos de historia.

    0
    0
  • Adolfo García García
    24/08/2015 - 22:11

    Felicidades, Jesús, por tan magnífico reportaje literario-informativo y fotográfico. Está muy bien eso de recordarnos con frecuencia de quienes somos herederos. Gracias.

    0
    0

Enviar Comentario

X