04/07/2015 - 20:06

Un poeta 'maldito' canario

TA ofrece una opinión del ingeniero Juan Calero Rodríguez sobre el escritor teldense Luis Báez Mayor

JUAN CALERO RODRÍGUEZ

El poeta, periodista y abogado teldense Luis Báez Mayor nació en 1907. Cuando apenas tenía cinco años su familia emigra a Cuba. Hace sus estudios primarios en La Habana y cuando tenía trece años se trasladan de nuevo a Telde y hace su Bachiller en Las Palmas de Gran Canaria.

 

Comienza sus estudios de Derecho en Madrid y por una enfermedad pulmonar, los continúa y se gradúa de abogado en la recién establecida Facultad de Derecho en la Universidad de La Laguna. En 1928 vuelve para La Habana, adquiere la nacionalidad cubana y se matricula en Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana, culminando sus estudios en 1930.

 

Ya sé que es mi camino árido, interminable,

que he de escalar montañas y he de esquivar escombros,

pero, no obstante, sigo mi marcha imperturbable,

mi vida es un perenne encogimiento de hombros.

 

Se relaciona con destacados intelectuales de su época como Agustín Acosta, y Alberto Valdez Brito, entre otros, con los que establece estrecha amistad.

 

Escribe en revistas como Bohemia y periódicos, como El Diario de la Marina y El Espectador Habanero, con artículos y poemas. Adquiere la nacionalidad cubana.

 

¿He sido?... ¿He sido algo?... Debí ser en la farsa

de la comedia humana más real y egoísta.

Siempre me adjudicaban papeles de comparsas

cuando pude, sin dudas, ser el protagonista.

 

Se dedicó a la vida nocturna, lo que hizo que su familia tuviera dificultades y se planteara que debía regresar a su ciudad natal, en 1930.

 

Sé que nací bohemio y he de morir bohemio…

Sin la mugrienta pipa ni la melena fútil.

 

Ya en Telde, comienza a relacionarse con los escritores grancanarios del momento y se integra en el Grupo Aparte, donde también se encuentran con los principales escritores de la ciudad, como Montiano Placeres, Fernando González y otros.

 

Durante los años de la Segunda República, tiene una destacada actividad política y literaria. Funda el PSOE de su ciudad natal, y ejerce como abogado. Debido a su implicación política se ve forzado a volver a Cuba en 1936 y permanecer en la isla hasta que en 1938 con su estado de salud y emocional muy debilitado regresa definitivamente, muriendo a los treinta y cuatro años, en 1941.

 

Dedicado a tantas actividades en tan poco tiempo de vida, escribió muy poca poesía y no pudo ver publicada su obra. Su poesía de carácter sentimental sigue la línea romántica y modernista que le llega de Bécquer, de Rubén Darío, de Salvador Rueda y de los poetas con los que compartió sus inclinaciones literarias, en Cuba y en Gran Canaria.

 

Su obra solo ha sido incluida en antologías posteriores, publicadas en Gran Canaria, como 96 poetas de las Islas Canarias (1966), 4 Poetas de Telde (1991) y 7 Poetas de Telde (2001). Es coautor junto a su amigo Braulio Guedes de una pieza teatral titulada ‘El último mártir’ (1938). Una calle de Telde lleva su nombre.

 

Juan Calero Rodríguez es ingeniero industrial y escritor.

 

Enviar Comentario

X