19/10/2008 - 12:21

Un asesino en toda regla

Carlos J. La-Chica Pareja

Comentario del artículo: "Che"
Estimado colaborador de este diario digital, siento discrepar frontalmente con su artículo sobre 'el Che', el cual he leído con interés, como todos los suyos, algunos de los cuales me han resultado muy acertados y bien documentados. No es el caso a cerca de este personaje.

Mire Vd., 'el Che' fue un asesino en toda regla, que de haber militado políticamente en la derecha, hoy por hoy sería comparado con algunos criminales como Augusto Pinochet, pero que como era comunista, tenía 'melenita' y se tocaba graciosamente con una boina, al parecer, toda la gente que mandó al otro barrio (tanto personalmente como con los cientos de decretos de fusilamiento que firmó durante y después de la revolución cubana) fue para 'hacerles un favor' que, bien pensado y para la Cuba castrista que quedó después, igual hasta no está muy descaminado lo del 'favor'.

Hoy por hoy, si este caballero viviese, sería un terrorista más del panorama internacional, en la línea del mismísimo 'Sr. Ladem', muy alejado desde luego de un 'casco azul', por no decir diametralmente opuesto a esta figura, ya que el bueno de D. Ernesto tenía de caritativo y pacífico lo que yo de obispo de Orihuela, por no decirle directamente que era un individuo (algunos de sus correligionarios así lo han afirmado, hasta el propio Fidel Castro lo ha insinuado en más de una ocasión) que no podía vivir sin el olorcillo de la sangre (por supuesto, la ajena). Así fue que, terminada la guerra en Cuba y convenientemente ajusticiados unos cuantos miles de 'imperialistas', se largó por esos mundos de Dios a hacer lo único que sabía: matar semejantes.

Siento que mis palabras puedan herirle (créame que no es mi intención), lo que pasa es que llevo un poco mal esto de que se ensalce a tipos de esta calaña, por la simple razón de que sus ideas políticas fueran de izquierda, ya que para mi un asesino es un asesino venga de dónde venga, d e la izquierda o de la derecha; para que Vd. se haga una idea y por ejemplo, para mi tan criminal fue Hitler como Stalin, lo que pasa es que el primero encabezó la lista de los que perdieron la 2ª guerra mundial, mientras que el segundo estaba en el carro de los vencedores (por cierto, 'codo a codo' con los imperialistas yankis).

Es incomprensible lo que se puede hacer con la tergiversación de la historia y como se puede considerar 'heroica' la figura de un individuo que nada tuvo de héroe, si no más bien de villano (de vil); que este Sr. haya sido el icono de generaciones de jóvenes de izquierda es lamentable, por cuanto muchos han vestido con orgullo camisetas con su efigie (y aún lo siguen haciendo), manipulados y engañados, sin saber realmente que esa faz fue la última que muchos vieron antes de morir y que los miraba riendo y con un puro un los labios, mientras apretaba el gatillo u ordenaba que otros lo hicieran por él; o el de muchas mujeres que tuvieron que pasar aterrorizadas por su catre 'porque si', para evitar que sus hermanos, padres o maridos perdieran la vida. Triste héroe, la verdad.

No obstante, parece que hay poco interés en documentarse; no está de moda destruir mitos; y hasta los propios 'useños' (de USA, se entiende) que le dieron 'matarile ' en su día, lo andan promocionado hoy por hoy a nivel mundial con una película que se ajusta menos a la historia real que un sombrerito de paja a la cabeza de un 'papa -huevo' .

De verdad D. Raúl, lamento infinito darle este disgusto, pero no he podido evitar la tentación. Sepa Vd. que lo sigo teniéndolo en mi más alta consideración personal y espero continuar leyéndolo en futuros comentarios alejados de esta polémica y de personajes tan siniestros.
Un cordial saludo.
 
 
 
X