FLASH

TELDEACTUALIDAD RADIO: Emisión en directo.

31/10/2020 - 15:10

Desplumado y desplomado

Cristóbal D. Peñate

Cristóbal D. Peñate

Santiago Abascal salió a por lana y acabó trasquilado en la sesión parlamentaria en la que se debatió la moción de censura presentada por Vox y que solo fue respaldada en el Congreso de los Diputados por sus parlamentarios. 

 

  Ni siquiera los socios de gobierno de Vox en varias comunidades autónomas y ayuntamientos, entre ellos el de Madrid, dieron el apoyo a la moción de censura. 

 

  Abascal es un gallito en su corral pero en el Congreso acabó como el gallo de Morón, absolutamente desplumado y desplomado, y no porque nadie le diera un sablazo. Él mismo se hizo el harakiri. 

 

  Santiago y cierra España llegó a decir en su discurso que Canarias era la nueva Lampedusa por acoger a tantos inmigrantes pero su política negrera y racista fue contestada por todos los demás grupos, incluidos los nacionalistas. 

 

  Pedro Quevedo lo llamó fascista y Ana Oramas le refutó punto por punto todas sus afirmaciones sobre la situación de la inmigración en Canarias. 

 

 El líder de Vox cree que los africanos que llegan a nuestras islas huyendo del hambre, la miseria, las guerras y las torturas nos traen también el coronavirus. Ana Oramas lo desmintió rotundamente y le pidió que no jugara con el dolor ajeno de esos inmigrantes que solo llegan a Canarias como sitio de paso parar dar el salto a la Península Ibérica y posteriormente a otros países del continente europeo. 

 

  Ellos no nos contagian la enfermedad. En todo caso somos nosotros, y muy especialmente el grupo ultraderechista de Abascal, los que contagian e infectan a esos migrantes africanos que arriban en patera a nuestras costas. 

 

  Es indignante hacer política utilizando la inmigración o el terrorismo como hace Vox continuamente. Una de sus eurodiputadas vino a regar de dinamita el muelle de Arguineguín donde están refugiados de forma muy precaria los africanos que llegan en cayucos. 

 

  Canarias siempre fue una región abierta y solidaria y ahora por culpa de estos extremistas que malmeten intencionadamente están convirtiendo a unas islas cuasi paradisíacas en un irreversible polvorín. El que juega con fuego no solo se mea en la cama sino que le puede explotar la dinamita en la cara. 

 

Cristóbal D. Peñate es periodista.

 

Enviar Comentario

X