28/06/2020 - 10:03

Carta Abierta a la nueva Consejera de Educación

Esteban Gabriel Santana

Esteban Gabriel Santana

Estimada Sra Consejera de Educación del Gobierno de Canarias: Quiero comenzar mi escrito felicitándola sinceramente por entrar a formar parte de un proyecto, que se me antoja no va a ser un camino de rosas y menos en los tiempos que estamos viviendo. Usted es una mujer con amplia experiencia en gestión política y administrativa, ha estado al frente de la Viceconsejería de Educación en otra legislatura y aparte es maestra de escuela.

 

Creo que su trayectoria profesional y política le avalan y le confieso que escuchar sus primeras declaraciones me han llenado por un lado de esperanza y por otro de decepción. La esperanza de escuchar su visión de la escuela postcovid, la “nueva normalización” educativa y por otro lado que no se le han caído los anillos en reconocer que le queda un reto importante por delante a la administración educativa para que el curso pueda empezar con plenas garantías.

 

La decepción me llega porque, y alabo su valentía por reconocerlo, que no hay nada aún para que los centros puedan ir trabajando en ello. Llevamos tres meses de confinamiento y estamos como al principio y es una pena el tiempo perdido. Pero está claro que esto no es un problema solo de Canarias sino que se ha dado a nivel estatal. Me consta su capacidad de trabajo y confío plenamente en que podremos arrancar en la supuesta "normalización".


Pero este comienzo no puede ser como si no hubiera pasado nada. No solo consiste en desdoblar a los grupos de más de 20 alumnos, dotar de más profesorado y cumplir las normas sanitarias. Ahora es momento de pensar en el futuro y el contar con un comité científico que la asesore me parece estupendo, pero le pido que no se olvide de los docentes, del personal no docente y de las familias, los que cada día estamos a pie de aula, porque tenemos mucho que decir.


Creo que tiene claro, como el resto de la sociedad, que estamos ante una etapa difícil pero a la vez es una gran oportunidad. Ya veníamos demandando desde antes de la pandemia que la figura de la enfermera en los centros educativos, para la formación y prevención sanitaria, es primordial. La formación sanitaria no la debemos dejar en manos de los docentes, primero porque no somos especialistas sanitarios y segundo porque, por muy buena voluntad que le pongamos no podremos nunca suplir a estos especialistas.

 

En estos tiempos que corren su papel es básico, la formación a docentes, alumnado y familias y por otro lado trabajar en los planes de prevención, no solo en el de esta pandemia, sino de todas aquellas cuestiones que se suceden día a día en nuestros centros. Por ello le pido que se estudie la inclusión de estos profesionales en los servicios de apoyo a los centros educativos, ya que todo nuestro alumnado tiene unas necesidades especiales derivadas de la COVID19. Esto lo recoge la Ley canaria de Educación y señala al respecto que "El Gobierno de Canarias determinará reglamentariamente la organización y el funcionamiento de los servicios de apoyo a los centros educativos, así como la incorporación progresiva de aquellos otros profesionales que puedan contribuir a mejorar la atención educativa que el alumnado recibe en los centros educativos".


Para ir finalizando solo quiero centrarme en el punto 12 de los Acuerdos de la Conferencia Sectorial de Educación las Comunidades Autónomas con el MEC, donde se habla claramente de que las Administraciones educativas adoptarán medidas orientadas a la reducción de la brecha tecnológica y la limitación de sus consecuencias. Llevamos tres meses perdidos en este aspecto y ya los centros educativos, el alumnado, las familias y el profesorado deberían estar dotados tecnológicamente pero también formados para su buena utilización. Espero que se valoren nuevos entornos de aprendizaje abiertos que ofrezcan nuevas condiciones y formas de aprendizaje como señala la propia Ley de Educación Canaria.


Sra. Consejera ahora es un momento de escuchar mucho a los docentes, a los sanitarios, a las familias, a las empresas de comunicación, a los ayuntamientos y cabildos y buscar lazos de colaboración para que la "normalización" sea una realidad y no una declaración de intenciones. Es una oportunidad, no volvamos a perderla.

 

Esteban Gabriel Santana Cabrera es maestro de Primaria en el CEIP Santa Bárbara.

 

Enviar Comentario

X