29/03/2020 - 13:31

Emergencia educativa en Canarias. Carta abierta a las familias

María José Guerra

María José Guerra

Estimadas familias:

Es innegable que estamos atravesando momentos muy difíciles. La crisis mundial desencadenada por la expansión del Covid-19 exige lo mejor por nuestra parte, y la adaptación a las nuevas circunstancias es, sin duda, el mayor reto para la vida familiar en situación de confinamiento en casa.

 

La infancia, la adolescencia y la juventud confiadas diariamente, en tiempos donde no prima la alarma, a la escuela, a los institutos y a las universidades están ahora veinticuatro horas en casa y el espacio doméstico tiene que ponerse al servicio de que sigan la mayoría de sus rutinas escolares. El alumnado de los ciclos más avanzados ya tiene hábito de estudio y de lectura adquiridos y deben dedicar tiempo a reforzar lo ya aprendido y a avanzar en comunicación con su profesorado en el aprendizaje. Los más pequeños necesitan no perder los hábitos escolares y afrontar la nueva situación con una tutela renovada por parte de las familias.

 

No se trata de que ahora estos se conviertan, de repente, en profesorado. Eso es imposible porque un maestro o una profesora no se improvisan. La tarea de las familias es también educar, pero de otra manera. Lo más importante es cuidar, tranquilizar y alentar el aprendizaje de sus hijos e hijas en esta difícil situación de encierro necesario en casa. Quedándonos en casa estamos colaborando a que la pandemia del coronavirus remita y que vuelva cuanto antes la normalidad.

 

Lo repentino de la nueva situación ha hecho que se pongan de relevancia dos hechos. En primer lugar, el sistema de plataformas y recursos digitales estaba pensado como un complemento a la educación presencial y no tiene capacidad para soportar la presión de todo un sistema de enseñanza-aprendizaje a distancia. Estamos reforzando los servidores y ampliando las plataformas para facilitar la comunicacioìn entre la escuela y la familia.

 

En estos días, desde la Consejeriìa de Educacioìn, Universidades, Cultura y Deportes, nos hemos puesto a la tarea para ir mejorando la situacioìn. El Ministerio de Educacioìn y Formacioìn Profesional ha acordado con Televisioìn EspanÞola que, a partir de la proìxima semana, habraì por las manÞanas programacioìn educativa. Les pedimos que la semana proìxima estén pendientes de esta novedad. Estamos tambieìn hablando con la Radio Televisioìn Canaria (RTVC) para que refuerce su programacioìn educativa. 

 

En segundo lugar, se hace visible la llamada brecha digital. Muchas familias no tienen acceso a internet ni equipos informaìticos adecuados. En los centros educativos hay tabletas que se podriìan repartir a quienes lo necesitan, pero, aún así, subsiste la dificultad de acceso a internet: puede haber un ordenador en casa, pero ser varios integrantes en la familia. La situacioìn no es faìcil. El teleìfono moìvil es el dispositivo maìs extendido y puede servir para dar instrucciones sobre tareas escolares. De hecho, a traveìs de algunas aplicaciones, las familias ya estaban conectadas con la escuela. Creemos que, en una situacioìn asiì, los municipios y las companÞiìas deberiìan liberalizar las redes porque la conexioìn por internet se convierte en un servicio baìsico y de primera necesidad para que continuidad de la educacioìn. Lo estamos demandando. 

 

Finalmente, no podemos pretender el mismo rendimiento del alumnado cuando sus condiciones y circunstancias estaìn mermadas por esta situacioìn. El profesorado tambieìn tiene que asimilar el nuevo escenario, porque, en un primer momento, se ha sentido muy estresado por tener que reprogramar su actividad académica. Lo que recomendamos son tareas de repaso, refuerzo de lo ya estudiado y de ampliacioìn. 

 

La imposibilidad de poder realizar actividades deportivas al aire libre, de poder jugar en parques, reunirse con otros ninÞos y ninÞas, sus companÞeros de clase, etc., representan limitaciones importantes que puede afectar de manera especial a nuestro alumnado. Recomendamos a familias que limiten la exposicioìn a la informacioìn sobre el coronavirus que reciben nuestras niñas y niños en casa ya que puede aumentar el miedo y el desasosiego. Es importante, como medida saludable, organizar juegos de mesa y actividades como puzzles y manualidades que son fundamentales para su desarrollo, así como compartir las tareas domeìsticas entre todos los miembros de la familia haciendo que todos crezcamos en responsabilidad y convivencia. Es importante tambieìn mantener un horario diario con diferentes actividades. Es el momento para fomentar el haìbito de la lectura y la creatividad artiìstica. Dibujar y pintar estaìn al alcance de todos. 

 

Quisiera transmitirles un mensaje de aìnimo, de fuerza y de valentiìa. Contamos con la mejor de las herramientas para adaptarnos a esta situacioìn en la que estamos inmersos, y no me refiero a internet, sino a nuestros valores humanos, al aprecio a nuestra convivencia paciìfica y responsable. Aprovechemos estos tiempos de excepcioìn y de reclusioìn en casa para escuchar a nuestros menores y reforzar los lazos familiares. Todo esto pasaraì y volveremos a la normalidad siendo mejores personas y habieìndonos dado cuenta de lo importante que es el cuidado y la responsabilidad. Aprovechemos este tiempo para convivir en familia y para que las generaciones más jóvenes valoren lo importante que es la escuela, porque estoy convencida de que la echan de menos. 

 

Un saludo afectuoso, 

 

María Joseì Guerra  es consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

 

Enviar Comentario

X