04/01/2020 - 11:16

Figuras sobresalientes de la literatura canaria

Salvador García

Salvador García

Se cumplen hoy cien años del fallecimiento del escritor Benito Pérez Galdós, considerado por algunos críticos el mejor novelista español desde Miguel de Cervantes. Nacido en Las Palmas de Gran Canaria, don Benito fue siempre una referencia desde la temprana vocación por las letras. La abuela recomendaba la lectura en voz alta de los Episodios Nacionales y en el bachillerato hubo unos cuantos ejercicios de comentarios de textos para interpretar el alcance de aquella figura literaria del realismo.

 

Hay que conmemorar la fecha por todo lo alto. Galdós es un autor relevante. Canarias tiene una oportunidad excelente para dimensionar de forma adecuada su estatura literaria y política, acaso para reparar un cierto desdén y una infravaloración de su aportación. Se quedó en las puertas del Nobel -dicen que por la presión de los propios españoles para que no le fuera concedido- pero su espíritu late y su obra, cada vez más apreciada, perdura y resiste el paso del tiempo, hasta hacerse universal.

 

Es el momento de repasar las claves de un determinado período histórico. La hora de repasar cualquiera de sus libros, pero especialmente, Fortunata y Jacinta, tan lleno de sentimientos y escenarios amorosos. El año para ver de nuevo algunas películas, adaptadas a su escritura, entre ellas, Tristana, que Luis Buñuel desarrolló con singular maestría.

 

Hablando de cine, precisamente, la vida de Pérez Galdós será objeto de una producción que llevará a la gran pantalla el director grancanario Gustavo Socorro, un proyecto promovido por la productora ATLASLEY, especializada en la realización de documentales de rango histórico-político.

 

Parece que la voz escogida para representar o doblar a don Benito es la de Jerónimo Saavedra Acevedo, ex ministro, ex presidente y ex alcalde de la capital grancanaria, donde se conserva y está abierta al público una casa-museo de muy estimable nivel, en tanto que el teatro, uno de los principales recintos culturales del archipiélago, lleva el nombre del insigne escritor.

 

Pero las letras canarias están también de enhorabuena por otro motivo: la Biblioteca Nacional (BNE) ha decidido que la obra de destacados autores españoles -unos ciento ochenta fallecidos en 1939-, sea ya de disponilidad pública, en virtud de la Ley de Propiedad Intelectual, en la Biblioteca Digital Hispánica, entre ellos el portuense Agustín Espinosa García, una de las figuras principales del surrealismo, integrante de la Generación del 27 y al que, por fin, se va a reconocer una aportación literaria de primerísimo nivel.

 

El año pasado, el año espinosiano, como fue denominado en círculos periodísticos, culturales e institucionales, Espinosa fue figura principal del denominado Día de las Letras Canarias, decretado por el Gobierno de Canarias. Esta determinación sitúa a Espinosa, al lado de Antonio Machado, Ciro Bayo y Pere Corominas, entre otros, en una posición relevante. Sus etudiosos y seguidores están de enhorabuena. Para acentuarlo, Alexis Ortega ha reeditado Crimen (Ediciones Siruela), y el ejecutivo autónomo, en colaboración con Itineraria Editorial, difunde otro título fundamental de su producción, Lancelot 28º 7º, cuyo primer texto fue publicado en 1929.

 

Razones para confiar en que 2020 será un año insuperable, literariamente hablando.

 

Salvador García Llanos es periodista.

 

 

Enviar Comentario

X