17/11/2019 - 10:58

Que viene el lobox

Cristóbal D. Peñate

Cristóbal D. Peñate

La política es muy puñetera. En las elecciones del domingo dos partidos que bajaron en votos y escaños van a formar gobierno mientras que otros dos que subieron sensiblemente van a quedarse en la fría oposición. Y luego está Ciudadanos, que tras el monumental batacazo ni estará en el gobierno ni en la posición, sino en el limbo o en purgatorio.

 

Su líder hasta el día siguiente a las elecciones estiró mucho el chicle y pasó de convertir un partido socialdemócrata en otro liberal y finalmente en uno de extremo centro que competía con el ultraderechista Santiago Abascal. Al final la gente creyó más oportuno votar a los ultrapatriotas originales que a los impostados.

 

Pedro Sánchez se equivocó convocando una nuevas elecciones en vez de forzar hace medio año un acuerdo con el mismo socio que ha elegido ahora, 24 horas después de celebrarse los comicios. Estas elecciones solo han servido para que el Partido Socialista baje tres diputados y Unidas Podemos siete.

 

Pero como la necesidad hace virtud, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no tardaron en conformar un pacto en tiempo récord. Paradójicamente la fuerte subida de Vox ha hecho que los dos líderes de la izquierda, que antes no se podían ver, se hayan apresurado a cerrar un preacuerdo antes de que venga el lobo y los ultras sigan recolectando votos. En realidad para ese viaje no se necesitaban alforjas.

 

Ya en el ámbito canario, Coalición Canaria y Nueva Canarias están obligadas de nuevo a entenderse después de las diferencias y la distancia que se han marcado en los últimos años.

 

Ahora es Nueva Canarias la que está en el Gobierno de Canarias y Coalición Canaria la que le toca estar en la oposición. Pedro Quevedo vuelve al Congreso gracias al apoyo de Coalición Canaria en Las Palmas y el partido de Ana Oramas pierde una diputada en Tenerife. Oramas dejó meridianamente claro que jamás apoyaría a un gobierno socialista que tuviera de socio a Podemos pero todo parece indicar que la veterana diputada tinerfeña se va a tener que tragar sus palabras.

 

Para lo único que han servido las nuevas elecciones es para cerrar pronto un gobierno de izquierda y para darnos cuenta de que la ultraderecha sube como la espuma cuando la ciudadanía pierde la confianza en la política convencional. Vox es un partido antisistema demagógico y populista, políticamente incorrecto y sin complejos. Buena parte del electorado lo ha premiado por eso aunque se vislumbra que va a estar muchos años en la oposición, a no ser que el PP le regale fuelle, que no es algo descartable. De hecho gobiernan juntos en varias comunidades autónomas.

 

En Canarias Ciudadanos ha perdido sus dos diputados en beneficio de Vox. Parece que algunos votos son intercambiables. Son las cosas a las que nos lleva el ultraliberalismo sin libertades. Son tan liberales que se pasan de rosca. A más de uno le falta un tornillo.

 

Cristóbal D. Peñate es periodista.

 

Comentarios

  • Ray Moreno
    21/11/2019 - 00:54

    No soy de Vox. Yo no voto porque en España no existe un partido que lleve las ideas liberales que yo defiendo. Siento defraudarle amigo.

    0
    0
  • Alberto Luis Socorro
    20/11/2019 - 21:54

    Vaya, un "moreno" de Vox. Ver para creer.

    1
    0
  • Ray Moreno
    18/11/2019 - 01:20

    Como liberal me repatea ver como etiquetan a Ciudadanos de "liberales". Han querido abarcar tanto que han apretado bien poco. En cambio, Vox ha presentado un programa económico que sí se puede considerar liberal, pero es un aspecto de su programa por el que nadie pregunta. Curioso.

    0
    0

Enviar Comentario

X