14/09/2019 - 20:20

¡Vivas al Santo Cristo de Telde!  

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos lectores-as, casi todos nosotros, desde muy pequeños, sabemos bien que la señal del cristiano es la Cruz, y de ahí que una gran mayoría a diario la hacemos al levantarnos por la mañana y al acostarnos por la noche. Sí, ella es el camino que nos dio Jesucristo para seguirle.

 

Desde pequeños sabemos que la Cruz es la brújula que nos guía para un día llegar al Cielo y gozar para siempre de la Santísima Trinidad.

 

Amigos-as, la fe nos lleva a contemplar ese «árbol de la vida» recordando lo que decía Carlos de Foucauld: «Sin cruz, no hay unión a Jesús crucificado, ni a Jesús Salvador”. “En la cruz está la vida y el consuelo, y ella es camino para ir al cielo”, según expresaba Teresa de Jesús. En esta fiesta recordamos el acontecimiento que se produjo el 14 de septiembre del año 320, cuando la emperatriz de Constantinopla, santa Elena, madre de Constantino el Grande, encontró el madero de la Cruz en el que murió Jesús. Sí, sabemos que desde entonces se celebra litúrgicamente la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Con objeto de evitar otro expolio, fue dividida en cuatro fragmentos.

 

Amigos lectores-as, busquemos a diario un tiempo para darle gracias a Cristo, ya que con su muerte y resurrección nos abrió el cielo para siempre.  Ah, no olvidemos que el domingo 22 será la subida del Santo Cristo al altar mayor, día grande en que muchos cristianos-as daremos vivas a nuestro Salvador.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X