14/09/2019 - 20:13

José Esteban

Santiago Gil

Santiago Gil

La literatura, la palabra más allá de la palabra, la vida más allá de la vida, el deseo, el sueño, el amor, la desdicha, lo cotidiano, lo inesperado, y también la memoria, sobre todo la memoria, los libros que se han leído, los personajes que al paso de los años se confunden con las personas, las horas que logramos convertir en sagradas mirando fijamente una combinación de palabras que en la soledad, en el silencio, y con esa alquimia de quienes buscan incesantemente, incluso en donde solo parece que no hay más que espejismos,  logran que lo efímero se vuelva eterno, y que lo importante se vuelva realmente trascendente.

 

José Esteban ha publicado un libro de memorias que es literatura, que habla de literatura y que te enseña literatura. Desde Pío Baroja, Azorín o Bergamín a Juan Carlos Chirinos, Juancho Armas Marcelo o Bryce Echenique, de Madrid, porque el libro es un canto a la capital -también literaria-, hasta París o Moscú, de la vida a la vida y de la memoria a la magia de la palabra que todo lo transforma, que todo lo inventa, incluso lo que es cierto, sobre todo lo que es cierto y no comprendemos o no queremos perder para siempre.

 

Pepe Esteban es un lujo en este mundo de prisas y de picoteos literarios, alguien que cuando habla logra detener el tiempo tan sutilmente como cuando escribe como ha escrito Ahora que recuerdo, su libro de memorias publicado por Reino de Cordelia. Pepe es galdosiano, de los más conspicuos galdosianos que conozco, de los que han leído al escritor desde siempre y no ahora que está a la vuelta de la esquina el centenario.

 

Sobre el buen comer y el buen beber tiene libros inolvidables, entre otros La cocina de Galdós, y sobre los divos y los que se creyeron eternos podría contar miles de páginas. Ha visto pasar la gloria de los que se creyeron por encima del bien y del mal por un éxito pasajero que luego no llevó a ninguna parte. Editor, promotor cultural, librero, escritor, periodista, Pepe ha conocido tanto y ha aprendido tan bien de su existencia que uno se siente a salvo de la mediocridad y de la estulticia, feliz cuando lo escuchas con su voz pausada y sabia contando las vidas y los milagros de muchos olvidados, y también de muchos de los que han escrito la historia de la literatura de los últimos decenios.

 

Comprometido con la libertad cuando hay que estarlo, que es siempre pero, sobre todo, cuando aparecen los totalitarismos y las dictaduras, irónico y sagaz, contemplativo e inteligente, Pepe es de esas personas que van multiplicando su propia existencia todo el tiempo, y lo hace engrandeciendo momentos memorables, y así se cuenta en sus memorias para siempre, y así seguimos los que tenemos la suerte de haberle conocido y de leerle, viviendo intensamente cada palabra cuando se cruza con su pasado y con su sapiencia.

 

Santiago Gil es periodista y escritor.

 

Enviar Comentario

X