08/09/2019 - 10:22

El Papa en África

Francisco Martel

Francisco Martel

Estimados lectores-as, el Papa en estos días visita por segunda vez los países de Mozambique, Madagascar y Mauricio en su 31º viaje apostólico.

 

Con el lema de “Esperanza, Paz y Reconciliación” el Papa llegó el pasado día 4 a Maputo, capital de Mozambique, que es un país con el 28 % de católicos y con un territorio de 800,000 kilómetros cuadrados y con unos 27 millones de habitantes. Esta tierra donde está de Misionero nuestro sacerdote canario Manolín Ramírez Medina ha sido golpeada repetidamente por ciclones catastróficos que han sembrado la muerte y la destrucción. Seguro que la visita del papa Francisco es una “oportunidad para construir el diálogo inter-religioso en un archipiélago que es una encrucijada de pueblos.

 

Amigos lectores-as, el Papa concluyó su visita a Mozambique celebrando la santa misa en el estadio Zimpeto de Maputo donde denunció la "corrupción" que vive el país e invitó a la población a superar los rencores de la guerra diciendo:"Una nación no se puede construir con el ojo por ojo y diente por diente".

 

El papa Francisco, ante cerca de 60.000 personas, lanzó un nuevo mensaje en favor de la paz y la reconciliación de la población, dividida durante décadas en una guerra fratricida que ha dejado ya un millón de muertos y cuatro millones de desplazados. El mismo reconoció la dificultad de hablar de "reconciliación" cuando las "heridas causadas" por años de conflicto "están todavía frescas", y afirmaba que hoy no es posible "construir una sociedad" basada en la violencia de “Ojo por ojo, diente por diente”. "Ninguna familia, y menos un país tiene futuro si está unida sólo por "la venganza y el odio", señaló.

 

Por la mañana, antes de celebrar la multitudinaria misa, Francisco visitó un centro de salud en un barrio marginal de Maputo que se ocupa de atender a enfermos de sida, impulsado por el movimiento católico de la Comunidad de San Egidio, que gestiona otros centros similares en una decena de países africanos, y ha hecho nacer sanos a 200.000 niños de madres seropositivas.

 

Amigos lectores-as, miremos en estos dias de forma especial para nuestra madre “María del Pino” pidiéndole que bendiga con salud y alegría a todos los que celebran este gran día de fiesta.

 

A ella de nuevo le cantamos:

¡¡¡“Reina sonriente, Madre del amor, eres oh dulce, oh pía, oh clemente,
de la canaria gente la torre del fervor.!!!

-Tú eres la esperanza del pueblo canario, firme sobre el árbol de eterno verdor.. Eres Tú la que vio de un Santuario de dragos y pinos nacer a Teror. -Fuerte como el pino la fe nos perviva, Virgen Capitana, Reina de la Paz: seas Tú puerto fiel al que arriba la nave del alma buscando tu faz…

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X