09/06/2019 - 11:18

¡Ven, paráclito divino!

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos lectores, en este gran día de Pentecostés, 9 de junio, la fiesta del Espíritu Santo nos anima a seguir viviendo la fe hasta el final de nuestra vida.

 

Les confieso que muchas veces me ha dado envidia al ver a gente rebosando del santo Espíritu, especialmente entre católicos y protestantes. Aún recuerdo mis tiempos en el Templo ecuménico, en Playa del Inglés, donde, en cierta ocasión, la pastora sueca Barbro Wallin me lanzó una pregunta en seco: “Paco, ¿has recibido en tu vida el Bautismo en el Espíritu Santo?” Luego, ella, muy emocionada, comenzó a hablarme del Espíritu afirmando que ese fue el gran regalo que nos envió Jesús apenas subió al Cielo.

 

Amigos, recordemos que este día de Pentecostés nos invita a celebrar el gran regalo que nos mandó Jesús desde el Cielo para darnos vida y fuerzas superando dudas en el camino y haciéndonos buenos militantes en la vida de cada día. Les puedo decir que esta gran fiesta me hace recordar a mi buen compañero de curso Pepe Alemán que, cuando él se enrollaba, nos dejaba callados animándonos a vivir en el Espíritu Santo.

 

Les deseo a todos que los símbolos del Agua, la Unción, el Fuego, la Luz, la Paloma, el Viento… nos ayuden a entrar en el Santo Espíritu que nos regala los dones de Sabiduría, Ciencia, Consejo, Piedad, Fortaleza, Entendimiento y Temor de Dios.

 

Amigos-as, pidamos al Espíritu Santo que nos dé la fuerza para vivir la fe que contagia. ¡Con gusto recuerdo al gran amigo obispo Pedro Casaldaliga, el amante del Espíritu y el gran defensor de los pobres indios de Mato groso! El mismo me decía en una carta hace tiempo: “Querido Paco… cada día noto más que faltan cristianos y misioneros-as de frontera… Por aquí continúan los grandes desafíos que tú conoces… Yo sigo caminando con mi Parkinson, que está metido en todo. Salúdame a esas amistades solidarias de Canarias… y tú recibe un fuerte abrazo de este viejo compañero en el caminar al acecho del Reino”.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X