19/05/2019 - 13:36

Telde ha recuperado su orgullo

Ángel Rivero

Ángel Rivero

No soy teldense de nacimiento. Corría el año 1993 cuando mi mujer y yo recalamos en la Ciudad de los Faycanes. En aquellos años ya Telde se había convertido por derecho propio en uno de los motores de la isla de Gran Canaria. Además de ser conocida como la "ciudad del mueble" era notable su tremendo auge económico gracias a la proliferación de áreas industriales, su apuesta por el comercio y su deseo de convertirse en la Gran Ciudad que fuera orgullo de todos los teldenses...

 

Posteriormente vendrían el desarrollo de La Mareta como gran área comercial, las grandes infraestructuras que darían forma a la ciudad, como la Avenida del Cabildo, su boulevard central, la expansión hacia el este, el desarrollo de la zona costera, los grandes parques que, en el caso del Parque de San Juan, llegó a ser el más grande de Canarias durante un tiempo hasta tal punto que en Las Palmas de Gran Canaria proyectaron uno deprisa y corriendo para que fuera "más grande" aunque acabó siendo una simple pradera de césped...

 

Nos convertiríamos en referente con rotondas que serían auténticas obras de arte, con la planificación del desarrollo urbanístico que modernizara la ciudad, con apuestas decididas por la Cultura, con nuevas áreas comerciales, con una decidida apuesta por la peatonalización (algo que no se entendía del todo en aquel momento y que hoy es la base del desarrollo de toda ciudad diseñada para sus habitantes), con paseos a lo largo de nuestra costa y un mimo especial hacia nuestras playas...

 

Todo eso lo viví con los ojos de quien llega desde fuera a una Ciudad en constante desarrollo, en constante avance para ser más habitable, más "amigable" para la convivencia de sus ciudadanos. Una Ciudad envidiada (en el buen sentido) por habitantes de otros municipios...

 

Sin embargo, llegado el momento todo se truncó. Por intereses particulares de unos pocos la que era Ciudad "motor" de la isla se convirtió en noticia en titulares por casos de corrupción, por la desidia en la gestión, por el abandono, por la acumulación de deudas...

 

Se intentó posteriormente, cuando la tormenta principal parecía haber pasado, devolver algo de dignidad a esta Ciudad. Pero había llegado la crisis que asoló no solo al Estado sino a medio planeta y los esfuerzos no fueron recompensados en su medida. Además, incomprensiblemente, se volvió poco después a una situación similar a la anterior que no hizo sino agravar las deudas, volver a la desidia y al abandono, y desprestigiar aún más el buen nombre de Telde llegando a ser el segundo municipio más endeudado de toda España, tan solo por detrás de Madrid...

 

Parecía que era imposible salir de ese atolladero. Que Telde no volvería a ver la luz de la esperanza ni a recuperar su buen nombre. Pero algunos lo intentaron. Decidieron sacar a la Ciudad de los Faycanes del atolladero en que los desaprensivos, los egoístas, aquellos incapaces de velar por la Ciudad que habían prometido defender la habían metido...

 

Algunos se apartaron del camino rápidamente. Temieron que la dificultad de la labor pudiera perjudicarles personalmente y prefirieron mirar "desde fuera". Dedicarse a criticar en vez de arrimar el hombro. Primar sus intereses particulares por encima de los de la ciudadanía...

 

Y, contra todo pronóstico, Telde salió del agujero. Telde ha vuelto a convertirse en una Ciudad apreciada por los inversores. Una Ciudad a la que el desarrollo está volviendo. Donde vuelven a construirse viviendas porque la gente desea vivir en ella. Una Ciudad que estuvo a punto de ser intervenida por el Estado y que ha sabido salir de la enorme losa que la pisaba. La asfixiante deuda ha sido casi liquidada. Por fin esta Ciudad va a poder invertir sus recursos en lo verdaderamente importante: sus ciudadanos...

 

Ahora que la tormenta ha pasado, que los negros nubarrones se han alejado, los mismos que se escondieron tras las piedras, los que huyeron despavoridos ante la magnitud de problemas, e incluso algunos que jamás han movido un dedo por esta Gran Ciudad intentan aprovechar el buen momento para presentarse como "garantes" de Telde. A lo bueno, a lo fácil, todo el mundo se apunta. A lo malo, a resolver los problemas, solo se apuntan quienes tienen verdadera vocación de servicio...

 

Cuando los más decididos decían que Telde tenía solución no se equivocaban. Solo hacía falta empeño. Ahora toca continuar el trabajo...

 

Ángel Rivero García es ciudadano de Telde.

 

Comentarios

  • El brujo de Telde
    21/05/2019 - 22:54

    Carmen Hdez y su grupo afirman que en estos 4 años han pagado el 80 % de la deuda. Y esa es la razón principal para que sigan otros 4 años más. Pagada la deuda veremos mejores servicios, prestaciones,.. ¡Si alguien tiene documentación que acredite que lo de la deuda no es verdad, que lo publique.!

    29
    15
  • Triste realidad
    21/05/2019 - 14:02

    Telde gran ciudad decian, pero no pasa de ser un pueblo con poquisimas zonas verdes, transporte publico muy deficiente, un a policia local poco eficiente, una urbe sucia, mal pintada y con una clase politica de pena.

    40
    18
  • Tercermundismo.
    21/05/2019 - 13:54

    Si, los ciudadanos podemos estar orgullosos de ver como la policia local de Telde se pelea a patadas en la propia comisaria, ese es un ejemplo de como esta el municipio, imaginense como nos pueden tratar a los ciudadanos, Telde sigue siendo una ciudad decadente y con unas callws muy sucias.

    20
    9
  • INDIGNADO
    21/05/2019 - 10:51

    tu no has salido de telde!!

    12
    0
  • ¿Orgullo de qué?
    20/05/2019 - 00:07

    Telde es una ciudad de tercera. Ni la tormenta ha pasado, ni los nubarrones se han alejado. Cada día los vemos cuando salimos a las calles de este pueblo venido a más, cuando vemos que nos cobran impuestos de primera con servicios tercermundistas. No hay más ciego que el no quiere ver.

    45
    17
  • Carmen
    19/05/2019 - 23:49

    Tal cual caballero!!! Esto es así ....si no lo ven ...o están ciegos o no quieren verlo!!! Y por Telde ,estos cuatro años se han hecho muchísimas cosas....teniendo en cuenta que aún no se ha levantado el plan de ajuste ...muchísimas!!! Y lo del mercado....pregúnte a los puesteros...si piensan igual

    25
    27
  • Antonio Ortega
    19/05/2019 - 19:16

    Al Cesar lo que es del Cesar, y, los que hemos sido testigos del devenir político y social de la cuarta ciudad del archipiélago, y, conocimos el Telde de la década de los 70 del pasado siglo, siendo honestos, debemos reconocer la labor social y política emprendida en su día por el asociacionismo.

    23
    26
  • Ciudadana orgullosa
    19/05/2019 - 17:10

    Totalmente de acuerdo con la opinión del señor, tenemos que seguir en esa línea de trabajo y esfuerzo por tener una ciudad dónde se pueda vivir bien. Que faltan muchas cosas por hacer, pues sí y la primera en reconocerlo es su alcaldesa. Enhorabuena por el trabajo hecho.

    29
    30
  • Juan
    19/05/2019 - 16:26

    ¿Seguro que el artículista, vive en Telde? La Ciudad que me pinta, no es la que veo todos los días. La que paga deudas y olvida servicios esenciales para los ciudadanos, la que no sirve ni para gestionar un mercado, la que tiene los coches policiales rotos y los jardines sin regar, llena de suciedad

    44
    23
  • Alicia
    19/05/2019 - 15:44

    Muy buena reflexión, lo podría decir usted más alto pero más claro NO.

    41
    2

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X