03/02/2019 - 10:02

Caminando de noche

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos, de vez en cuando las pequeñas historias me dejan pensativo, y de ahí que hoy pase a los lectores-as la siguiente que cuenta que hace cientos de años había en una ciudad de Oriente un hombre que caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida y que en un determinado momento, encontrando a su amigo Guno, el ciego del pueblo, le dijo: -“¿Qué haces Guno por este lugar con una lámpara en la mano ya que tú eres ciego y no ves?

 

Y él le respondió: “Escúchame, es verdad que no llevo lámpara para ver mi camino, pero te aseguro que yo conozco de memoria todas las calles aunque estén oscuras. Créeme que yo siempre llevo conmigo la luz para que otros encuentren su camino cuando me ven a mí…”

 

Amigos-as, Recordemos que cada uno mientras vive puede alumbrar el camino, no sólo el nuestro, sino también el de otros, aunque aparentemente no lo necesiten.

 

¡Qué bueno sería que todas las personas encendieran siempre una luz para que el mundo brillase con mayor intensidad poseyendo así la energía que permite iluminar a diario nuestra vida!

 

Amigos, abran y lean despacio el cap. de Mateo 25, 37-40 donde él nos recuerda lo que hemos de hacer en la vida de cada día.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Comentarios

  • Ciudadano de a pie
    08/02/2019 - 10:37

    Gracias Padre . Leo todos sus artículos-reflexiones. Son una auténtica píldora espiritual y humana para nuestras vidas. Que Padre Dios lo conserve con salud. Un abrazo

    0
    0
  • Cicerón
    07/02/2019 - 07:49

    ¿Y el padre Báez?

    0
    0
  • Angelica Castro
    05/02/2019 - 11:12

    Ojala hubiera muchas personas como usted alumbrando nuestro camino, un fuerte abrazo.

    0
    0

Enviar Comentario

X