29/01/2019 - 09:52

De clientelismos y mentiras

Ángel Rivero

Ángel Rivero

El diccionario define el clientelismo como "Tendencia a favorecer, sin la debida justificación, a determinadas personas, organizaciones, partidos políticos, etc., para lograr su apoyo"... Siempre ha existido clientelismo. Siempre ha habido quien ha "favorecido" a alguien. En esta tierra canaria no íbamos a ser menos.

 

Pero el problema es aún mayor, si cabe, cuando ese clientelismo se ejerce entre quienes están en el Poder y determinados medios de comunicación...

 

A lo largo de esta Legislatura hemos visto desarrollarse una especie de "caza del hombre" desde el diario La Provincia hacia el Presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales Méndez. Hablamos de un medio de comunicación bastante escorado hacia la Derecha (especialmente la Derecha canaria, léase Coalición Canaria). Basta con leer sus titulares habitualmente para darse perfecta cuenta de ello. Nada que objetar en ello. Quien diga que existe Prensa absolutamente independiente miente...

 

Los medios de comunicación siempre están influenciados, bien sea por sus anunciantes y el dinero que les reportan, bien sea por las opiniones personales de los que los dirigen, o por las ideas particulares de los que escriben en ellos. Es algo de lo más natural. El problema surge cuando la objetividad cede paso a la subjetividad...

 

El Presidente del Cabildo ha sido perseguido hasta la saciedad. Portadas y más portadas dedicadas a un informe de la Audiencia de Cuentas sobre una auditoría al Ayuntamiento de Agüimes en la época en que Antonio Morales fue Alcalde y que la Fiscalía concluyó que se había defendido el interés general, portadas y más portadas sobre la Residencia de Agüimes, portadas sobre presuntas "irregularidades" en la rotonda del Veril, con resolución de la Fiscalía dejando claro que no existe nada de eso, etc...

 

Si bien todas las "acusaciones" aparecen llamativamente en portada un día sí y otro también, los desmentidos no lo hacen sino en pequeños "sueltos" en páginas interiores de la edición impresa, o "perdidos" en algún lugar de la edición digital...

 

Ahora le ha tocado el turno a la compra de terrenos en Amurga, donde, de paso, además de al Presidente del cabildo de Gran Canaria "se toca" al Presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez (dos por el precio de uno)...

 

Se dice, desde el rotativo, que la familia del Presidente de Nueva Canarias "cobrará" cuatro millones de euros por la compra, por parte del cabildo, de unos terrenos de su propiedad en Amurga. Falso, completamente. Se trata de una parcela con 22 propietarios entre los que se encuentran la esposa de Román Rodríguez y sus 5 hermanos, y donde cada propietario recibirá la parte que le corresponda, como el diario debe saber. Y, por cierto (para los malpensados), al ser propiedades resultado de una herencia, no forman parte de los bienes gananciales, por lo que el señor Rodríguez no tiene parte en ello...

 

De nada sirve, al parecer, que el interés del Cabildo por los Riscos de Amurga se haya iniciado en el año 2014, siendo Presidente del Cabildo José Miguel Bravo de Laguna (nada sospechoso de querer "favorecer" a Román Rodríguez), o que en Febrero del 2015 (antes del cambio de Gobierno) los técnicos del cabildo informaran favorablemente y se trasladara ese informe al Servicio de Patrimonio para comenzar el procedimiento de compra de suelo...

 

Tampoco parece servir que esta compra, incluida con otras dos fincas más, a las que se sumarán otras dos, llegando a ser cinco, se hiciera por primera vez con convocatoria pública y no de forma aleatoria, como se hacía antes. Se trata de un procedimiento realizado de forma escrupulosa y transparente. De hecho, tanto el Consejo de Gobierno como los funcionarios a los que se ha calumniado estudian emprender acciones legales contra el diario La Provincia...

 

Además, lo que sí sería una auténtica prevaricación sería impedir a particulares participar en un procedimiento público en las mismas condiciones que cualquier otro ciudadano por el mero hecho de tener un familiar dedicado a la política...

 

Toda esta situación ya está siendo "aprovechada" por el Presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, quien habla de "moralidad" y de lo que él hubiera hecho o no, precisamente alguien que no debería hacer valoraciones "partidistas" sobre un asunto sin ninguna irregularidad cuando él mismo sí que está siendo investigado por el "caso Grúas" y el "Caso Corredor". Por cierto, en declaraciones hechas ¡Cómo no! al diario La Provincia...

 

El caso es que todo esta persecución hacia el único Presidente del Cabildo que no comulga con las formas del Gobierno de Canarias presidido por Fernando Clavijo y Coalición canaria, todo este clientelismo hacia CC por parte de un medio de comunicación que no duda en recurrir a las malas artes, a los bulos, a tergiversar los hechos con tal de desacreditar a quien hace frente a Coalición demostrando que otra forma de gobernar es posible, a quien más daño hace es al propio periodismo...

 

El clientelismo en la prensa afecta a su credibilidad al transformar lo que debería ser información en pura propaganda tóxica. No se puede jugar con la credibilidad de las personas apoyándose en bulos o mentiras para conseguir un objetivo. La mentira termina pasando factura...

 

Ángel Rivero García es ciudadano de Telde.

 

Comentarios

  • A DEDO
    30/01/2019 - 10:54

    A mí que conozco cómo entraron a trabajar en este Ayto de Telde, un elevado porcentaje de trabajadores/as municipales, ME CAUSA HASTA RISA que Ud, hable de CLIENTELISMO. Sin experiencia, ni titulación... es hoy la causa del bajísimo nivel de los trabajadores/as municipales.

    0
    1
  • Duende
    29/01/2019 - 11:04

    La gravedad del asunto radica que algunos adi cto al poder creen que el pueblo es tonto..pedimos un respeto para la democracia.

    0
    0

Enviar Comentario

X