29/12/2018 - 17:52

La prensa impermeable ataca a Sánchez

María Mir-Rocafort

María Mir-Rocafort

Victoria Prego tiene el honor de ser la única periodista de este país sobre la que he escrito un artículo completo. Hoy le doblo el honor escribiéndole otro. Y es que su peculiar concepto de la objetividad da mucho juego.

 

En el artículo que hoy publica en El Independiente comentando la rueda de prensa de Pedro Sánchez con el balance de los siete meses de su gobierno, Prego empieza por atribuir la frase “El que resiste, gana” a Camilo José Cela   suponiendo que Sánchez se la escuchó a su autor muchas, muchas veces. La frase, en latín “Vincit qui palitur” es de un poeta estoico de la época de Nerón. No es de extrañar que Sánchez la haya oído alguna vez. Lleva pululando por Europa desde el siglo XV.

 

Sigue Prego con su análisis del discurso del Presidente. Para deducir actitudes e intenciones de ese discurso hay que echarle mucha imaginación. Porque resultó que Sánchez, con su habitual tono sin estridencias, se dedicó a hacer una fría enumeración de hechos y datos, como puede verse y oírse en el vídeo  que guarda Youtube, y la veracidad de esos hechos y esos datos se puede comprobar en las actas del Congreso y en el BOE. De todo ello, Prego deduce que Pedro Sánchez está encantado de haberse conocido. Busco en mi memoria todas las posibilidades de la lógica que aprendí en la universidad  y las que he ido aprendiendo a lo largo de mi larga vida y no he encontrado indicación alguna de la vía por la que Prego llega a tal deducción.

 

Parece que a Prego le asombró que Sánchez calificara simplemente de monólogo a las 21 peticiones que Torra le hizo por escrito. Podría justificarse el asombro considerando que a Prego, más adelante,  le parece que el Presidente debió haber examinado en profundidad el asunto de su relación con los partidos independentistas.

 

¿A qué profundidades hay que llegar sin caer en el blablableo? Sánchez repitió varias veces que la democracia exige diálogo y repitió que ese diálogo debe realizarse dentro de los márgenes que establece la Constitución.  La Constitución no da margen a un referéndum de autodeterminación ni a la secesión de un territorio de España. Luego quien exige esas dos cosas no está abierto al diálogo; está monologando. Me parece a mí que más claro, agua, y agradezco que el presidente respetara mi inteligencia sin entrar en más.

 

A mí sí me asombra hasta dejarme boquiabierta que Prego diga que Sánchez adjudica crispación al Partido Popular. A un candidato que, como Casado, acusa al Presidente del Gobierno de humillar a los españoles, de traicionar a España, de convertir al país en un desastre, y un largo etcétera igual de truculento, nadie tiene que adjudicarle nada, se lo adjudica todo solito.

 

Y no sigo porque me falta tiempo para escribir mi artículo de fin de año, y todo lo que tenía que decir sobre un artículo de Victoria Prego como ejemplo de la deriva de gran parte de la prensa de este país, ya lo escribí y lo adjunto aquí.

 

María Mir-Ricafort es analista sociopolítico y columnista.

 

Enviar Comentario

X