06/10/2018 - 19:21

El Día en caída libre

Jaime Rubio

Jaime Rubio

El periódico El Día, que ha sido durante décadas referente de la prensa tinerfeña, se encuentra en estos momentos al borde de la bancarrota, con nóminas impagadas desde hace meses, huelga de redactores, a punto de vender su flamante sede de la calle Buenos Aires, fuga de lectores y anunciantes, etc…

 

Esto a pesar de que El Día ha estado viviendo gracias a las inversiones del Gobierno Canario. Pero desde el pleito con Paulino Rivero esa generosa, y escandalosa, subvención fue recortada drásticamente.

 

En tiempos de José Rodríguez, mas conocido por D. Pepito, El Día se había convertido en el portavoz de la vieja ATI, enemiga de Gran Canaria. Precisamente los últimos años de D. Pepito al frente del periódico, El Día se convirtió en un panfleto incendiario contra Gran Canaria, a la que quería cambiarle el nombre porque le molestaba lo de Gran, que hacía referencia a la grandeza del pueblo grancanario, que el odiaba.

 

La ironía de la vida es que la persona que lo embridó bien fue un tinerfeño ilustre, Paulino Rivero, que lo sentó en el banquillo por injurias y calumnias contra su esposa. Esta demanda contra El Día hizo darse cuenta a muchos de sus lectores que ni el periódico ni su director eran de fiar, y ahí comenzó la sangría de inversores, publicistas y lectores. Para mayor Inri, D. Pepito fue juzgado en Las Palmas, ciudad que tanto odiaba. Entre unos disgustos y otros D. Pepito se va de este mundo antes de que acabara el juicio.

 

A su muerte el negocio pasó a ser dirigido por su hija Mercedes que, irónicamente, estos días, se encuentra estudiando la propuesta de una empresa nacida ¡en Las Palmas de Gran Canaria!, Editorial Prensa Ibérica, propietaria de La Provincia. Esto parece un chiste pero es la pura verdad.

 

¡Si D. Pepito levantara la cabeza!

 

Jaime Rubio Rosales es profesor y periodista.

 

Enviar Comentario

X