03/10/2018 - 15:20

Política para el fomento y promoción de la actividad física y deportiva

José Miguel Álamo

José Miguel Álamo

Según el último Eurobarómetro sobre el deporte y la actividad física, el 59 % de los ciudadanos de la Unión Europea no hacen actividad física o casi nunca, mientras que un 41 % dice que sí, al menos, una vez por semana. El 39 % piensan que sus autoridades locales, deberían hacer algo más para incentivar la práctica entro los ciudadanos.

 

Otras cifras de estudios realizados en nuestra comunidad autónoma, son que 850.000 canarios (59%) no hacen casi ejercicio y 528.000 admiten no practicarlo nunca. Respecto a los niños y niñas, el 41% de padres afirma que sus hijos de entre 10 y 18 años no hacen el suficiente deporte. Esta realidad tiene consecuencias, y es que el 59% de los canarios reconoce sufrir sobrepeso y casi 150.000 afirman que les sobran 20 kilos o más, lo que conlleva importantes riesgos cardiovasculares.

 

En las administraciones púbicas, el deporte en las últimas dos décadas, ha ido evolucionando de tal manera que la construcción de instalaciones deportivas fue una prioridad. Hoy día, está desatada la prisa por el desarrollo de eventos, especialmente las carreras populares. Pero con un problema añadido y es que la cultura deportiva de práctica habitual, no está tan extendida entre la población.

 

No llega al 20 %, los que realizan de forma continua, la actividad física y el deporte, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según un estudio de la Fundación España Activa, la inactividad física es la responsable del 13,4% de las muertes al año, más de 52.000 vidas; y tiene un coste superior a los 1.500 millones de euros anuales.

 

Una política deportiva municipal, debe establecerse desde distintos pilares. La diversidad de la práctica en la actualidad, mucho más allá del deporte competición y espectáculo, que es habitualmente lo que nos muestran los medios de comunicación; implica propiciar el fomento y la promoción en las diferentes manifestaciones de la actividad física, como recreación, competición, salud, inclusión.

 

Cada una de ellas, adaptada a las características de la población y según el nivel que se tiene, en cuanto a condición física.

 

Aparte de organizar eventos, tener clubes en divisiones nacionales e internacionales, disponer de instalaciones deportivas en cantidad y calidad, de que la asignatura de educación física forme parte del currículum como materia obligatoria; las acciones tienen que centrarse en conseguir que cada vez más población, adquiera el hábito de practica de actividad física como mejora de su calidad de vida.

 

Para ello, las administraciones locales, las que están más cerca del ciudadano, deben cambiar las políticas. El fomento y promoción del deporte conlleva la participación y la cultura. La experiencia y la información. También, la implicación de las distintas áreas relacionadas como deportes, asuntos sociales, educación y las diferentes concejalías de distritos.

 

Sería conveniente que desde el área de deportes se desarrolle una estrategia de fomento y promoción para difundir los beneficios, entre los ciudadanos. Al mismo tiempo, hay que impulsar acciones, en las que se definan programas de actividades físicas adaptadas a las necesidades de la población: en edad escolar; para personas con discapacidad; para la tercera edad; identificación de nuevas tendencias, según las directrices de la Unión Europea en cuanto a actuaciones recomendadas para apoyar la actividad física que promueve la salud, y que se disponga, para ello, en todos los distritos, al menos, de un espacio con aparatos deportivos como los que existen en el Parque Romano o en la zona de La Cícer.

 

El modelo de fomento y promoción, implica, educar y esto significa que entre la población se desarrolle el aprendizaje, sin embargo y como dijo Martens (1996), conocemos mucho acerca de la fisiología y la psicología de la actividad física; hemos reconocido los beneficios saludables que aporta y las habilidades psicológicas y sociales que pueden aprenderse cuando se está implicado en la práctica deportiva; y también sabemos una cantidad de cosas acerca de los principios del comportamiento humano en general y más específicamente de lo que se refiere a la participación de los jóvenes en actividad física, pero nuestra más seria necesidad es aplicar lo que sabemos.

 

Para ello, hay que establecer un modelo compartido entre todos los agentes deportivos: ámbito escolar, municipal, federativo, padres y madres, entrenadores y medios de comunicación. No tiene mucho sentido, que el profesor de educación física transmita unas ideas en sus clases y más tarde, los jóvenes no experimenten las mismas en el entrenamiento deportivo, porque en el modelo de competición, lo único importante sea ganar.

 

José Miguel Álamo Mendoza es concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Comentarios

  • oyente
    04/10/2018 - 12:44

    Pero y qué opinas tú que tu partido este encontra de las competiciones de videos juegos en las aulas, según tus manifestaciones los apoyas en medios radiofónicos que te he escuchado ahora cómo te posicionas.

    3
    0

Enviar Comentario

X