19/07/2018 - 15:10

El enemigo de mi enemigo

Sergio Domínguez-Jaén

Sergio Domínguez-Jaén

TELDEACTUALIDAD

Telde.- Los EEUU de Norteamérica, desde sus inicios como federación, han tenido sus enemigos…y antes, también. Empezaron su idílico camino en barcos cargados de ilusiones y la biblia, para fundar la múltiple Jerusalén celestial, pues el reino estaba en aquellas lejanas tierras a miles de kilómetros de la Europa que no los quería, los perseguía y no los dejaban vivir como comunidades de ley, rigor, puritanismo y filibusterismo.

 

Lo que había alrededor de los primeros asentamientos, seres humanos poseedores de la sabiduría que los imprime en la naturaleza de la que son parte y actuaban en consecuencia, iban desapareciendo a cientos en un periodo muy corto, hasta la fecha , donde los tienen recluidos en reservas, alcoholizados, desprotegidos y morando en caravanas.

 

De aquellas buenas intenciones que traían los peregrinos no queda ni la idea, pues al llegar, cada uno ideó su mitología, se ató a la tradición e inventó su dios a semejanza de su genética.

 

Me valen estos simples, -o prosaicos-, párrafos para situarme en la penumbra que se cierne sobre el pensamiento crítico para reafirmarse al mundo de la razón instrumental, con más instrumento que razón, en la deriva que ahora mismo lleva el emperador triunfante, que ya lo lleva en el apellido, del gobierno de los EEUU.

 

La soberbia, la estulticia, la avaricia y las amenazas con las que Trump se enfrenta a las situaciones adversas para la gran nación que quiere concebir, resurgiendo de las cenizas de las dos guerras a las que acudió al llamado de la Europa que se desfragmentaba, como está sucediendo en estos momentos. Es una de las más atractivas y repetidas historiografías con el colofón de autoridad moral que enarbolan cuando quieren mirar por encima del hombro al interlocutor europeo, que hasta hace muy poco también era una comunidad en el camino del bienestar social de todo un continente.

 

Pero el precio de estas y otras ayudas, en ocasiones no deseadas, nos ha traído quizás al presidente más autoritario y demoledor de normas cívicas y diplomáticas de la historia reciente. Y las consecuencias están por llegar, pues son de tal gravedad que va a necesitar cirugía todo el planeta.

 

Empieza por denunciar y no adherirse al tratado sobre el clima, sigue con la ruptura del tratado sobre energía nuclear con Irán, dejando a sus aliados europeos en Babia, y prosigue con su particular guerra comercial con todo lo que tiene a su alcance y más: como si estuviéramos perorando en primaria decimos: limita al norte con Canadá, al sur con Méjico; al este con el Atlántico, Europa, Rusia y la OTAN y al oeste con el Pacífico China y Corea del norte.

 

Proporcionalmente a mayor crecimiento comercial, a mayor mercaduría, mayor esquilmación de la naturaleza, con su fosilizado sistema capitalista que tiene la materia prima en las regiones más pobres del planeta, las más diversas en vida, las más importantes en recursos hídricos o en bosques, pueblos y culturas, son las que pagan la factura con su desaparición. Y el penúltimo y escandaloso acto inmoral, abandonando la comisión de Derechos Humanos, el traslado de la embajada a Jerusalén o la dolorosa e inhumana política de inmigración que ya no sé si vale la pena mentarla: los niños en un sufrimiento atroz separados de sus padres en las fronteras, con la única consecuencia para él de matar al mensajero, callar al que grita o matar al desahuciado que por la gracia de su dios es siempre negro.

 

No sabe quién es el enemigo de su enemigo y por lo tanto no tiene ni sabe quién es su amigo. Y querer gobernar el mundo, liderar y guardar el Occidente, sin tener ni idea de cómo nos hemos construido en siglos de pensamiento y sufrimiento para alcanzar una existencia en paz, de cómo vivimos, pensamos o morimos, es simplemente una espuria esperanza de coexistencia que lleva al abismo de acumular maldad, ficciones y hacernos pagar por ellas.

 

Sergio Domínguez-Jaén es poeta y escritor.

 

Comentarios

  • Francisco Javier sanchez
    21/07/2018 - 18:13

    Estados Unidos ,es la única democracia que hay en el mundo.la nación hizo la constitución de 1.787.

    0
    0

Enviar Comentario

X