29/04/2018 - 09:37

No es no

Domingo Rigüela

Domingo Rigüela

Por la mañana mientras tomaba café a Ca’Segundo, unos vecinos de nuestra ciudad comentaban la sentencia de la “Manada”. Uno afirmaba que le parecía bien la sentencia porque “no se ha salido con la suya esa bandida”. En su argumentario, aseguraba haber seguido el proceso, y que la chica había accedido a mantener relaciones con unos de los chicos, y por eso se produjo la “agresión”.

 

Continuaba diciendo “yo solo tengo hijas” como si esta circunstancia, nos diera a los hombres legitimidad en nuestras opiniones o acciones con respecto a las mujeres. He de decir que este argumento siempre me ha molestado, aun cuando ha sido utilizado por un buen amigo, cuando una alcaldesa lo acusó, falsamente, de machista. Hay maltratadores que tienen hijas, hay algunos que violan o abusan sexualmente de sus hijas, y todos los maltratadores y/o violadores tienen madres.

 

En cuanto a las primeras afirmaciones del vecino en el cafetín, creo que alguien que lo piense con detenimiento, no hace estas afirmaciones. Hay una parte de nuestra sociedad, hombres y mujeres, que piensa que una mujer no puede salir sola a una fiesta, y que si mantiene relaciones con alguien que no conoce, ella se ha buscado lo que le pase. Es un pensamiento que une el sentido de protección “mi hija ten cuidado” al que sometemos a nuestras hijas, haciendo una discriminación involuntaria entre hijos e hijas, y el enjuiciamiento machista de que la mujer no puede tener libertad sexual, mientras un hombre es “muy macho” si tiene una vida sexual promiscua. He visto padres enfadarse con sus hijas por tomarse un ron, mientras ellos se tomaban varios con el hijo en el bar del pueblo, por estar mal visto.

 

Me pregunto ¿si una pareja, independientemente de sexo de ambos, está manteniendo relaciones sexuales sin conocerse, puede, uno o varios depredadores sexuales, violar impunemente a cualquiera de los dos? ¿Si una chica o chico, sale de fiesta y consume demasiado alcohol, puede los depredadores sexuales violarlos impunemente? ¿Puede salir impune el violador de una persona que ejerce la prostitución?

 

Las víctimas de violencia sexual son mayoritariamente mujeres pero no son las únicas. Niños, niñas, y chicos jóvenes sufren la violencia sexual, dejándolos marcado de por vida. Jóvenes homosexuales son también victimas, como han hecho patente, últimamente, algunos famosos.

 

Escribo este artículo no por creerme en posesión de la verdad, sino porque creo que debemos abrir un debate en nuestra sociedad sobre la libertad sexual de hombres y mujeres, que “no es no”, y si se tiene que cambiar leyes o jueces, se cambien.

 

Echo en falta el posicionamiento de los partidos políticos de nuestro municipio, puesto que es necesario que conozcamos como piensan nuestros representantes. No pueden mirar para otro lado, o seguir actuando con indolencia.

 

Domingo Rigüela Padrón es ciudadano de Telde.

 

Enviar Comentario

X