04/03/2018 - 10:40

¡A Hispanoamérica!

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos, el escrito lo motiva hoy el celebrarse el domingo 4 de marzo el Día de Hispanoamérica. La Iglesia nos pide que ayudemos a los católicos de aquel mundo ofreciéndonos este año el lema “Iglesias jóvenes, alegría y esperanza”.

 

Sinceramente muchas veces me acuerdo del inolvidable Lucas a quien los domingos siempre escribo en Canarias7. De verdad que el amigo fue un todoterreno que marchó a sus 25 años con gran fe a Latinoamérica a sembrar el mensaje de Jesús. Sí, él era el gran militante de la JOC que, cuando vivía en El Fondillo de Tafira, sabía siempre buscar tiempo para visitar a los enfermos en la Leprosería después de su trabajo diario vendiendo papas y verduras por las calles del Puerto.

 

Les aseguro que lo más curioso del amigo Lucas fue que un día, dejando a su novia, se fue a América como misionero seglar siendo en todo orientado por el sacerdote D. Santiago Díaz Peñate, consiliario de los jóvenes en aquellos años.

 

Les recuerdo que nuestra Iglesia en España lleva ya 22 años celebrando este Día de Hispanoamérica en el que nos pide Ayuda y Oración por todos los misioneros-as que por allá siembran la buena noticia del Evangelio. Sí, todo este movimiento partió en el año 1957 del Papa Pio XII que, en su encíclica Fidei Donum, pidió a la Iglesia universal el hacer un esfuerzo de cooperación con las Comunidades nacientes en África y en América.

 

Ello motivó que en el año 1959 los obispos españoles lanzaran esta Jornada para ayudar a la Iglesia en América. Hablando en días pasados con el compañero misionero Manolín Ramírez me decía que recordemos todos el mandato de Jesús de “ir por el mundo a predicar el evangelio” sabiendo que “sólo quien siembra tiene hoy derecho a recoger”.

 

Amigos-as, si tienen fe les pido que no olviden de rezar en especial por todos los misioneros-as para que con valentía sigan sembrando la Semilla de Jesús que nos decía: “Vayan por el mundo a predicar el evangelio”.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X