05/06/2012 - 16:53

El horror como sombra alargada

Victoriano Santana Sanjurjo

Victoriano Santana Sanjurjo
«Que gobierne uno solo», dijo quien no viene al caso identificar más allá de los límites imprecisos de su condición estudiantil; e insistió en que lo mejor era que uno tomase las decisiones y todos a obedecer: «A ver, tú tienes tanto, pues te quito tanto para repartir a tantos...».
 
Habíamos estado analizando un texto que terminó expandiéndose de manera socrática hacia temas como los partidos políticos, las elecciones, la división de poderes y, con el transcurso del debate, de manera ineludible, hacia lo que se denomina en la actualidad bajo el término genérico de "crisis económica". Fue entonces cuando X, un buen chaval, un muy buen chaval, intervino para expresar lo reproducido. Tras escucharlo con detenimiento, sentí un escalofrío: había sido testigo de lo que siempre he temido que ocurra si seguimos desmontando la llamada democracia con los martillazos de la desconfianza generalizada, el silencio cómplice, la desinformación interesada, los juegos de la retórica que libran a los culpables y sacuden sin piedad las conciencias y los ánimos de los que merecen ser reconocidos como los justos... «Que venga uno, profe, y que sea el que diga se hace esto, esto y esto y punto», sentenció X. Fue entonces cuando vi cómo las lúgubres sombras del fascismo, falangismo, nacionalsocialismo… sobrevolaban en el aula. Me di cuenta de que nadie se había percatado de ellas, salvo quien esto anota...
 
X está enfadado con la clase política. Es joven; no le ha ido muy bien en la ESO, pero ha cogido por los cuernos la oportunidad del PCPI y está haciendo progresos admirables. Me reconforta pensar que esta segunda oportunidad que el sistema educativo le ha dado a X le permitirá obtener su Graduado en Secundaria y una certificación profesional de nivel 1. Creo que será un buen trabajador y que, con el mismo tesón con el que va superando pruebas y módulos, sin brillantez, pero con efectividad, con ese mismo tesón, repito, conseguirá sus pequeñas metas vitales: una casa, un coche, una familia. Pero X está enfadado (y como él, también lo están Y, Z...) porque percibe que los políticos no hacen nada para facilitarle el acceso al mundo laboral. Además, X ha crecido y vive con el convencimiento de que los políticos solo se preocupan por vivir bien, como no duda en afirmar.
 
X, sin pretenderlo, de manera inconsciente, me consta, ha planteado con sus palabras, desde su desconocimiento de la historia y las consecuencias de los totalitarismos y los absolutismos, una terrible solución por analogía con un conflicto familiar: tres hermanos no se ponen de acuerdo y el padre, la indudable autoridad en nuestro ejemplo, resuelve el desaguisado dictando su sentencia, que es incuestionable, acatable... Sanseacabó.
 
Me asustó su conclusión porque representa un paso más en ese extremismo que castiga a los inmigrantes por el mero hecho de pisar el suelo que no los vio nacer, que fortalece la represión por la fuerza física ante las evidencias de la flaqueza en las razones, y que genera una sociedad clasista basada en el principio darwiniano de que solo sobreviven las especies más fuertes (en lo económico, en lo social...): hay sobradas muestras de estos excesos en las intenciones y acciones del gobierno nacional, que está rotulando con sus decretos cuáles son los límites de la supervivencia.
 
Reconozco que me inquietó y preocupó el cándido planteamiento de X porque observo cómo la maltrecha Grecia ha empezado a sucumbir a los cantos de sirenas de Amanecer Dorado, la formación de extrema derecha de Michaloiakos, que consiguió 21 diputados en las últimas elecciones. En las próximas, las del 17 de junio, pueden todavía conseguir más poder. Si así fuera, ¿estaríamos ante el principio de una nube radioactiva nacionalsocialista que puede llegar a cubrir los cielos europeos? Desconozco la respuesta, pero no puedo permanecer ajeno a mis percepciones ni a lo que me dicta mi instinto. No sé si en la práctica es posible una Europa regida por la extrema derecha; teóricamente, sí lo es en los corazones de muchos (inocentes, unos; perversos, otros) que, desconocedores de la historia, están dispuestos a perder una libertad que siempre han tenido y por la que muchos han dado su vida.
 
No puedo detener una nube porque solo un hombre solo soy, pero puedo intentar limitar que se expanda un suspiro. Le conté a X los peligros de su propuesta y aproveché la oportunidad para rescatar la memoria y los hechos de quienes hicieron lo posible para que él la hubiese podido expresar sin temor a ser represaliado por no coincidir con la mía; o sea, por no ser la misma opinión que yo, la autoridad en aquel espacio, considero que es la correcta.
 
Victoriano Santana Sanjurjo es doctor en Filología Hispánica, profesor de Secundaria y miembro del Consejo Editorial de TELDEACTUALIDAD.
 

Comentarios

  • A peor!
    10/06/2012 - 02:03

    No se preocupe profesor!.Que después del rescate que el Gobierno ha tenido que pedir...Nos van a enseñar a subir a los árboles porque cómo vamos a pagar estre todos este rescate si estamos entrampados de por vida...Entiendo cada vez más a X y su irritación hacia ellos. Un saludo.

    0
    0
  • Esteban Catastro
    08/06/2012 - 15:13

    Qué enrarecido ese viento...

    0
    0
  • Pasaba por aquí
    08/06/2012 - 13:01

    A mi también me preocupa esa deriva de Amanecer Dorado, que puede acabar en un Rojo Atardecer. Y me preocupa que el sector informativo de la derecha, se mofe del 15M, y trate de desprestigiar el movimiento pacifico y asambleario que proponen, sin observar, o importándoles un pimiento, que las alternativas actuales al 15M son radicalismos de derecha y de izquierda. Quien no me preocupa es X, pues con profesores como usted estoy mas que seguro que se formará como un hombre con criterio, un hombre que antes de opinar o decidir buscara información en todo cuanto pueda, un hombre que antes de opinar o decidir valorará los pros y los contra, un hombre que no se dejara embaucar por cantos de sirena. En definitiva, un hombre como los que debería haber a millones hoy y no los hay. Por X y por las generaciones futuras que se sientan en sus clases, le doy las gracias. Saludos.

    0
    0
  • Yo
    07/06/2012 - 06:52

    Es que lo que el expresaba es ya una realidad. Gobierne quien gobierne el poder siempre está ahí... como el dinosaurio de Monterroso.

    0
    0
  • sentido común.
    07/06/2012 - 00:37

    Coincido con ud profesor. Su reflexión no puede estar más cargada de sentido común.Esta bien que a las cosas se les llamen por su nombre,pero hay que reflexionar con lo que se dice y en que momento se dicen...-Comprendo la fustración de X y, el por qué de esta reflexión que no deja de ser un arma de doble filo. Un saludo.

    0
    0
  • Sista
    06/06/2012 - 23:55

    Me ha gustado muchísimo esta reflexión. Usted notó que planeaba una sombra oscura y envenenada, lástima que cada vez más se escuchen comentarios de ese tipo y sigamos viendo el Sol.

    0
    0
X