01/05/2011 - 08:01

La historia rocambolesca de un secretario (II)

Ismael Rodríguez

Ismael Rodríguez
 
Siguiendo con la historia del “famoso” Secretario de Ayuntamiento, cuyo relato iniciamos la pasada semana, su caso continúa noticia en la prensa regional, pues esta misma semana ha acaparado titulares en los diarios que se editan e imprimen en esta isla.
 
Los datos esenciales que se relacionan aquí, formaron parte de la información que se dio públicamente a los Concejales que asistieron al Pleno Extraordinario y monográfico celebrado hace diez días en el Ayuntamiento, en el que espera volver a entrar el citado Secretario. Esta información, al ser pública, llegó también a lo ciudadanos que se interesaron por este tema. Además, el Pleno fue retransmitido en directo por distintas emisoras de radio e, incluso, fue grabado por una televisión pública.
 
El concurso unitario a nivel estatal para cubrir plazas de secretarios, interventores y tesoreros, convocado por el Ministerio de Administraciones Públicas el 29 de octubre de 2007 (publicado en el BOE el 29 de noviembre de ese mismo año), fue resuelto por el mismo Ministerio, mediante resolución de fecha 7 de marzo de 2008 (publicado en el BOE el 24 de marzo de ese mismo año). En esa resolución, el Ministerio adjudicó la plaza de la Vicesecretaría General del Cabildo Insular de Gran Canaria al citado Secretario.
 
Como a parecer en el Cabildo Insular de Gran Canaria no querían ver al citado Secretario ni por asomo, sus representantes realizaron esos días intensas gestiones ante el Ministerio de Administraciones Públicas para eliminar ese nombramiento, y lo consiguieron, al menos provisionalmente.
 
El mencionado Ministerio de Administraciones Públicas, en una chapuza digna de ser archivada en los anales, y aprovechando una nueva resolución de corrección de errores, de fecha 25 de marzo (publicada en el BOE del 3 de abril de 2008), sin previamente anular la resolución anterior, excluyó la plaza de la Vicesecretaría General del Cabildo Insular de Gran Canaria, y con ello, el nombramiento hecho en beneficio del citado Secretario, al que adjudicó la plaza de la Secretaría General del Ayuntamiento de Arucas.
 
De esa chapuza y de sus consecuencias no se sabía nada en esas fechas, pero en estos momentos si se tiene conocimiento de la misma, ya que fue facilitada a los Concejales en el Pleno mencionado con anterioridad. De todo eso hablaré más adelante.
 
Ahora es relevante informar, que tanto en la base décima del concurso, como en la resolución del mismo, se estableció que los designados para ocupar las plazas tenían tres días para cesar en sus actuales puestos de trabajo, y tres días más para tomar posesión en los puestos adjudicados; recogiendo lo que, al respecto, establece el artículo 23 del reglamento que regula la provisión de puestos de trabajo reservados a Funcionarios de Administración Local con habilitación de carácter nacional (Real Decreto 1732/1994, de 29 de julio).
 
En la base undécima de la convocatoria se estableció que los destinos adjudicados serán irrenunciables desde el momento en que el Tribunal formulara la propuesta de adjudicación de puestos. Esto también tendrá relevancia para el caso concreto del Secretario en cuestión, como veremos más tarde, ya que el artículo 24 del reglamento del Real Decreto 1732/1994, de 29 de julio, establece que “los funcionarios que no tomen posesión de los puestos de trabajo obtenidos en el concurso en los plazos previstos en los artículos anteriores por causas imputables a ellos serán declarados de oficio en la situación administrativa de excedencia voluntaria por interés particular a contar desde el último día del plazo de toma de posesión”.
 
Como decíamos antes, el 24 de marzo de 2008 se publicó en el BOE el nombramiento del citado Secretario para la plaza de la Vicesecretaría General del Cabildo de Gran Canaria, y el puesto de trabajo obtenido en el concurso era irrenunciable, salvo que el citado Secretario quisiera haber entrado en “excedencia voluntaria por interés particular durante dos años”, cosa que no parece que fuera el caso.
 
El día 27 de marzo de 2007 el citado Secretario trabajó en el Ayuntamiento en el que estaba destinado hasta esa fecha, y la Alcaldesa de ese Municipio decretó su cese ese día (el tercer día después de su nuevo nombramiento), para que pudiera tomar posesión en el Cabildo Insular de Gran Canaria.
 
Que trabajó ese día lo acreditan documentos públicos y oficiales, como fue la diligencia de notificación del decreto de cese, que le hizo la Policía Local; el informe del oficial jefe de sala y servicio que estuvo de guardia durante la jornada laboral de ese día 27 de marzo, e, incluso, las convocatorias efectuadas por el propio Secretario de la Comisión Informativa de Urbanismo, Vivienda y Servicios Municipales que, con carácter extraordinario y urgente, fue convocada ese día por dicho Secretario con la finalidad de reunirse al día siguiente.
 
El Secretario, al saberse cesado y sin que se sepa por qué no quería tomar posesión en la plaza de Vicesecretario del Cabildo Insular de Gran Canaria, que le había sido adjudicada por el Ministerio, se negó a firmar su cese y, no conforme con eso, entregó en el Ayuntamiento cuatro días más tarde un parte médico de baja por enfermedad, en que se hacía constar que estaba enfermo desde el mismo día 27 de marzo de 2008. A efectos meramente informativos, ahora se sabe que estuvo en situación de baja médica al menos hasta finales del año 2008, porque fue entregando distintos partes de confirmación de la baja médica. El último del que se tiene noticias es el número 40, correspondiente al día 28 de diciembre de 2008.
 
Como antes decíamos, el Ministerio, realizando una chapuza, quitó al citado Secretario, una semana más tarde, la plaza de Vicesecretario del Cabildo Insular de Gran Canaria, y, en su lugar, le adjudicó la de Secretario del Ayuntamiento de Arucas. Ahora sabemos que nunca tomó posesión ni en el Cabildo Insular de Gran Canaria ni tampoco en el Ayuntamiento de Arucas.
 
Cuando el Ayuntamiento en el que trabajaba tuvo conocimiento de que el nuevo destino del Secretario era el Ayuntamiento de Arucas, su Alcaldesa procedió a decretar de nuevo, el día 4 de abril de 2008, la ratificación de su cese, pero esta vez para que pudiera tomar posesión como Secretario en el Ayuntamiento de Arucas.
 
En la próxima entrega, dado que la historia del Secretario da para escribir un libro, hablaremos de todos los recursos presentados por éste contra el nombramiento para el Ayuntamiento de Arucas; contra su cese en el Ayuntamiento para el que trabajaba, y, también, cuando pretendieron quitarle la plaza de Vicesecretario del Cabildo Insular de Gran Canaria.
 
 
Ismael Rodríguez es abogado.
 
X