28/06/2008 - 19:35

La historia me absolverá...

Manuel Ramón Santana

Manuel Ramón Santana
Hace 30 años (1978), el grupo juvenil Ruta I fundó en Telde la primera Asamblea Local de Cruz Roja, primero en un local cedido por el farmacéutico, Gilberto Monzón Mayor, en la Avenida de la Constitución (frente a la Shell) y al año siguiente, en un local municipal, en el Polideportivo Municipal, que hoy lleva el nombre del fundador y presidente del grupo juvenil Ruta I, nuestro querido compañero, tristemente fallecido, Paco Artiles.

La primera asamblea local de Cruz Roja llegó a Telde junto con el primer gobierno democrático, y tengo que reconocer que la disposición del alcalde Francisco Santiago para con nosotros fue siempre de estrecha colaboración, pese a los escasos medios con los que disponíamos en los comienzos de andadura, lo que no fue óbice para que cubriéramos con puestos de vigilancia, salvamento y socorrismo todas las playas del litoral, además de impartir cursos de primeros auxilios y acuática en el Polideportivo Municipal y haber puesto en funcionamiento el Grupo Especial de Emergencia, con el apoyo de nuestro presidente provincial, Juanma, en la actualidad presidente mundial de la Cruz Roja, y la Media Luna Roja, entre otras actividades que reflejamos en la primera publicación escrita de Cruz Roja en Telde que salió a la calle a principios de enero de 1979 (adjunto como documentos históricos la primera y última página de Vigía, el primer periódico impreso de Cruz Roja en Telde).

Tres décadas después, ha llovido mucho, casi soy sacrificado en las hogueras de San Juan, por haber publicado una entrevista con la presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja de Telde, Isabel Santana. Me he salvado por la campana, al tener grabada en viva voz la entrevista con Isabel Santana.
De un bando y del otro se ha intentado, por supuesto sin conseguirlo, desmontar los datos de la entrevista, publicada en este diario, y emitida en Antena Abierta, en un intento frustrado de hacer ver que las declaraciones de Isabel Santana no se correspondían con las transcrita en TELDEACTUALIDAD.

En principio, para algunos, era mas importante desmontar la entrevista con banales argumento, o sea, que me las inventé o tergiversé, que averiguar la veracidad de los datos, esto es, que la presidente local, manifestaba sin titubeos que "Cruz Roja no estaba de servicio en la playa de Melenara, porque no fue requerida por el concejal de Seguridad..." y averiguar, en consecuencia, que mecanismos fallaron para que este año, después de 30, Cruz Roja no estuviera en la playa, mas que nada, para que no vuelva a ocurrir.

Aunque también es verdad que no ser por la polémica generada por mi entrevista, tres días después de que falleciera la joven teldense, Luzmila Sánchez Arvelo, a nadie se le había ocurrido testimoniarle a su familia el pésame, y las condolencias, que es lo menos que se hace en estos luctuosos sucesos, inmediatamente suceden, y sin mediar publicidad.

No se trata de hacer culpable a nadie del fallecimiento de la joven, ya que es sabido, la muerte se produjo un día después del accidente, y posiblemente, (aunque el comunicado oficial de Seguridad lo dé por hecho, cuando no está todavía demostrado) como consecuencia de una cardiopatía que padecía desde hacia años.

De lo que se trata es, de exigir mayor transparencia informativa y rapidez a nuestros responsables municipales, en este caso, al responsable de Seguridad, el concejal Juan Martel Santana, máxime en un caso que ha generado alarma social en la ciudadanía, en vez de esconderse detrás de sus escribientes, o sea, dar la cara, y dejarse de notas de prensa que en nada contribuyen a paliar los ánimos.

El comunicado provocativo, crispador y berreante que la Concejalia de Seguridad hizo público la tarde del viernes, ya que no se desmiente el hecho en cuestión, es que Cruz Roja no estuvo presente en el multitudinario acto popular en la playa, y se cuestiona, en una paranoia fantástica, todo lo demás, lo humano y lo divino, no reconociendo que se asoman ahora a a la luz pública, con efectos retardados, como consecuencia de la polémica suscitada, y por tanto, las condolencias que llegan tarde y de malas maneras, no son recibidas, con la sinceridad y el afecto, de haberse realizado en las horas siguientes al óbito, no casi una semana después y a remolque de un escándalo mediático.

Supongo que no tendré culpa yo de que Cruz Roja no estuviera en la playa de Melenara en un acto multitudinario que acoge tradicionalmente a casi veinte mil personas, la víspera y la gran noche de San Juan.

Supongo que la historia me absolrverá... La publicación de la entrevista además de generar un inusitada polémica, que se extenderá al fin del semana, ha dejado claro que hay que buscar nuevas fórmulas para garantizar la presencia de Cruz Roja en todos los actos multitudinarios, a lo largo y ancho de la geografía local teldense, como por ejemplo, hacer una programación anual, (Ayuntamiento-Cruz Roja-Colectivos Vecinales) ya que estos actos no se improvisan, para que no vuelva a quedar vacante de este necesario servicio, ningún evento de masas, ya sea en actos institucionales o convocados por fiestas patronales o locales, en nuestras playas, en nuestras plazas y parques, en nuestros barrios y pueblos.

Para que Telde vaya a más. De nuevo en marcha, y no retroceda...

Si la entrevista a Isabel Santana ha servido para que estos hechos no se vuelvan a repetir, por descoordinación, o por lo que sea, me doy por satisfecho. Aunque con todo, insisto que al menos ha servido para que todos nos acordáramos, casi una semana después, de trasmitirle el pésame a la familia de la joven fallecida.

No se trata ahora de hacer leña del árbol caído ni Meclasa, ni Martel ni Isabel, ni por supuesto Manuel Ramón. Se trata, digo, de que estos hechos no se vuelvan a repetir que los servicios de Cruz Roja queden programados anualmente, sin tener que esperar a un fax requiriéndolos, y así salvaguardar la integridad y la vida de las personas que acuden a los actos públicos en Telde.

Es todo. Y a Juan Martel, que ha quedado en llamarme y sigue apagado o fuera de cobertura, a Juan digo, mi felicitaciones, por su santo, también con retraso, que más da, todo se pega, menos la hermosura. Lo que cuenta es la voluntad... De nada. 

Manuel Ramón Santana Pérez ha sido fundador y director de medios de comunicación social en Gran Canaria. En la actualidad es coordinador del programa Antena Abierta de Radio Faycán, estudiante universitario y ejerce como escolta habilitado por el Ministerio del Interior. Fue fundador de la primera asamblea local de la Cruz Roja en Telde.

 
X