12/06/2021 - 18:51

Beatriz Z.: “mis niñas queridas”

Francisco Javier Burón

Beatriz Z.: “mis niñas queridas”
Anna y Olivia/TA.

“Mis niñas queridas”: Anna y Olivia (a pesar que hasta hoy 11 no se han encontrado los restos de la pequeña Anna), es el llanto de una madre que ha soportado con entereza la tragedia acaecida en la tarde de ayer, 10 de junio de 2021, 44 días después de que el ‘miserable Tomás Gimeno, un padre ‘despiadado’ y sin ‘escrúpulos’, sin ‘sentimientos’, una ‘monstruo’ con faz humana, acabara con la vida de estas dos ‘criaturas’. ¡Dios mío!

 

Si hay un ‘buen Dios’ que lo ve todo, ya habrá ‘abrazado’ a estas dos pequeñas entre sus brazos. Dos criaturitas que solo jugaban, se divertían: Olivia con Anna (en los vídeos que su ‘mami’ colgaba para que los ciudadanos nos viéramos identificados con sus niñas y poder ayudar en su ‘búsqueda’) nos conmovieron el alma al verlas tan entretenidas; Olivia tapando la cabecita de Anna y destapándola: “aquí está Anna…”.

 

Pero, ninguna de las dos menores, de 6 años Olivia y Anna de 1 año, volverán a poder mostrarnos (repito, su madre era la que nos mostraba esos vídeos) sus ‘caritas’ sonrientes y llenas de vida. Un ‘ogro’ con barba las ha arrastrado hasta lo más profundo del mar, a más de 1.000 metros de profundidad, con la ‘pérfida’ intención de hacer el daño más ‘sangrante’ a Beatriz Zimmermann, una madre coraje que ha sabido estar en la retaguardia, esperando la ‘llegada’ de sus dos hijas que nunca volverán…

 

No quisiera hacer meter el ‘dedo en ojo ajeno’ ni entrar en un asunto tan complejo como es la ‘violencia de género’, pero tanto Podemos (siempre utilizan los ‘sucesos’ de otros para lucrarse con sus ideas más que retrógradas) que se ha posicionado contra el ‘asesino’ de estas pequeñas como la Sra. vicepresidenta primera del Gobierno que ha ‘apuntalado’ el tema echando más ‘leña al fuego’. Acusa a Vox de ‘no condenar’ la violencia de género. Eso, Sra. Calvo no es así: el grupo ‘Vox’ defiende y condena toda clase de violencia, haciéndola extensiva a niños, ancianos, mujeres y hombres (que también la sufren, aunque en un número ínfimo). ¡No sea usted tan ‘miserable’ como este hombre, que por desgracia era el padre de las niñas, no sea tan ‘indigna’ por Dios!

 

Y salgo del tono político y continúo con el ‘humano’, el que todos tenemos, con mayor o menor generosidad y humildad. Gracias a Dios no existen muchos ‘ogros’ de esta calaña en nuestra sociedad. De lo contrario, sufriríamos unas depresiones de caballo. A pesar de no estar todo el ‘caso’ cerrado (hoy viernes 11 de junio) ni mucho menos, la noticia es con la que hoy hemos amanecido, comienzo de fin de semana y con el ‘llanto’ en mis ojos, desde ayer tarde. Tanto que he cambiado el artículo que pretendía enviar a Teldeactualidad sobre las manifestaciones de los ‘indultos’ y el ‘zafarrancho’ que ha provocado la Sra. Calvo con este ‘suceso’ instando a la gente a salir a la ‘calle’.

 

Si hay algo en este ‘crimen’, en esta ‘saña’ totalmente desconcertada, es la labor, como siempre ‘callada’, de mi querida y creo que por la mayoría de españoles, Guardia Civil, la cual ha realizado un trabajo ‘encomiable’. Por supuesto que si no hubiera sido por ese buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ con su puesta en escena en el lugar de los acontecimientos (puertito de Güímar, acaecido el ‘secuestro’ de las pequeñas el 27 de abril) no se hubiera resuelto el ‘caso de Anna y Olivia’. Un buque del Instituto Oceanográfico Español. La embarcación está dotada de un ‘sonar’ y un robot submarino, los cuales trabajan a ‘destajo’ (las 24 horas del día). ¡Gran ‘colaboración’!

 

Un enorme ‘despliegue’ de personal, ducho en estas tareas han colaborado y se han ‘solidarizado’ con Beatriz que, a pesar de sus ‘sentidas cartas’, no han llegado a su destino ya que éste era el de su ex marido, un ser ‘impasible’, ‘calculador’, ‘frío como un témpano de hielo’ que solo pretendía, y a fe que lo ha conseguido, ‘dañar’ a la madre de sus hijas (porque así hay que relatarlo, si por mí fuera, ni lo ‘nombraría’). Con una violencia ‘vicaria’ que es la de ‘maltratar’ a la madre a través de los hijos: ¡hijas en este trágico caso! No pretende matar a la madre sino causarle el mayor sufrimiento posible. ¡Tratar de que el daño causado sea tan ‘bestial’ que le acerque a la ‘muerte!

 

Desde el primer día la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ha estado participando en la investigación, sumándose a ésta más de 70 personas de medios aéreos, marítimos y terrestres. La colaboración ha sido espectacular y la ‘solidaridad’ en la búsqueda de estas dos pequeñas ha desbordado todas las expectativas. Doy las gracias a cuantos hemos estado ‘pendientes’, día tras día, hasta conocer este jueves 10 de junio el fatal ‘desenlace’, pues la otra bolsa estaba ‘vacía’: Anna debía estar en ella.

 

Me gustaría, por Beatriz, la madre de Anna y Olivia que la ‘pequeñina’ apareciera de manera que esta ‘mujer luchadora’ pudiera dar el último beso a su tesoro más preciado: su niña pequeña, hermana de Olivia, que, por desgracia, ya no está con ella. Todo un drama, pues ni las cartas, ni los mensajes que Beatriz mandaba tenían respuesta alguna. Más al contrario, la ‘violencia vicaria’ estaba haciendo ‘mella’ en lo más profundo del corazón y del alma de la ‘mamá’ de estas dos ‘criaturas de Dios’…

 

Dudo que se encuentre a la pequeña Anna en un estado de conservación como se ha podido encontrar a su hermana Olivia. Las corrientes marinas (parece que se salió la niña de la bolsa en que la introdujo el ‘asesino’ de su padre) han podido alejarla del lugar en el que ha aparecido Olivia. Si no aparece el padre, es igual. ¡Me importa un ‘bledo’! ¡Solo deseo que se ‘pudra’ en las profundidades marinas o en el ‘infierno’!

 

Quisiera mandar todo mi cariño a esa madre, a ti, Beatriz y poder abrazarte para que puedas, al menos, tener el ‘consuelo’ de una manera más que cercana y desearte algún ‘instante’ de serenidad en el que puedas sentir más cerca que nunca a ‘tus dos pequeñas’, cogidas en tus brazos. ¡Sé que es un ‘imposible’, una ‘utopía’, pero siempre está Dios para contrarrestar ese ‘dolor’ tan amargo y cruel, después de lo sucedido!

 

Anna y Olivia (me permito la licencia de ponerme en lo ‘peor’), desde mi pequeño rincón de ‘Tribuna Libre’, no me pesa en absoluto haber cambiado mi escrito y quiero ‘despedirme’ de mis dos ‘muñecas’, con todo mi amor y mi pesar más hondo. ¡Las quiero desde el primer día que las vi y ahora será vuestra madre la que lo ‘lamente’!

 

Y concluyo hablando de la ‘vida’: la que las pequeñas Anna y Olivia no podrán volver a sentir. Ninguna de ellas había comenzado ese ‘ciclo’ tan hermoso como es ‘vivir’ y, lo peor, es lo que le espera a Beatriz (35 años), todavía muy joven que el resto de lo que el destino le depare en esta vida, será muy ‘amargo’, apenas levantará cabeza pues la crueldad que ese ‘ogro’ le ha hecho vivir continuará hasta que esta madre se pueda ‘reunir’, allá en el cielo con esos dos ‘ángeles’ que seguro estarán deseando su llegada.

 

Beatriz, te deseo mayor fortaleza de la que has ‘sembrado’ y junto a tus familiares puedas seguir teniendo ese último ‘aliento’ para que la esperanza te ayude a ‘vivir’ lo que te queda de vida y el ‘buen Dios’ te ayude a recordar a tus dos ‘tesoros’: siempre.

 

Comentarios

  • kevin perez
    13/06/2021 - 00:33

    pobrecitas niñas por culpa del miserable de tio este . aver que culpa tienes estos angelitos que descanse en paz mis niñas . mi mas sentido pesame asu familia y asu madre

    0
    0

Enviar Comentario

X