20/01/2020 - 09:50

Nuestros derechos y deberes en un Estado Democrático

Olga María Rivero Santana

Nuestros derechos y deberes en un Estado Democrático
Congreso de los Diputados de España (Foto TA)

¿Por qué este Título, donde especifico lo de en un Estado Democrático? Porque es evidente que en las Dictaduras (sean de izquierdas o de ?derechas), Derechos pocos o ningunos (somos propiedad del régimen), insisto, sea de éste de derechas o de izquierdas y como propiedades suyas, no tenemos libertades para elegir y mucho menos para decidir nada, ni a nivel individual, ni colectivo.


Eso sí, tenemos ?el deber? de obedecer y seguir todos sus dictámenes, por lo dicho anteriormente.

Su pensamiento único se establece en todos los ámbitos de la vida de las personas, empezando por la familia, a quiénes se les impone cómo se adiestra (que no educa) a sus hijos e hijas).


Se dictamina, sin posibilidad de protesta, qué se tiene que enseñar, informar, pensar y en definitiva, como se tiene que vivir, bajo el riesgo, si no, de ser encarcelados o tener que huir del propio país.

En un Estado Democrático supuestamente, somos personas libres, con pensamientos propios y decisiones igualmente propias, eso sí, dentro de un marco lógico de respeto (que todos nos hemos dado mediante acuerdos y leyes democráticas) que garanticen la convivencia pacífica y respetuosa entre todos, que garanticen los derechos fundamentales de todas las personas y por lo mismo, con leyes que velen para que sea así. Por eso, a mí me causa una gran preocupación todas estas contradicciones y enfrentamientos que uno pensaba superados, cuando unos y otros (de izquierdas, de derechas, de centro?) pretenden imponer su ?pensamiento único? cargándose, sin ningún tipo de pudor, lo que decimos defender y mejorar en una Democracia.

¿De quiénes son los hijos e hijas? ¿Quiénes son los primeros que tienen, no sólo el derecho , sino la obligación de velar por su educación, por su salud, por su seguridad, en definitiva, por todas sus necesidades y por todos sus derechos? Yo no tengo ninguna duda de que son, en primer lugar, los padres y madres, las familias los primeros y por supuesto, el estado (sigo insistiendo en lo de Democrático) la de procurar, mediante las leyes y los medios oportunos, de hacerlo también de forma conjunta, y cuando, desgraciadamente esto no se da en las familias, sean las Instituciones y Administraciones del Estado, quienes lo hagan.

Esto es algo que ya se hace y creo que nadie lo cuestiona, al contrario, cada vez tenemos que exigir más, tanto a las familias que no lo hacen, como al Estado y las Administraciones, para que no se vulneren ninguno de los derechos que como personas tenemos, en todos los ámbitos, como comentaba arriba.


Trabajo en la parte Administrativa en dos Centros Educativos (un IES y un CEIP), y los padres y madres que van a realizar la preinscripción y posterior matriculación de los mismos para iniciar o continuar sus estudios, tienen una serie de información, tanto de los deberes que adquieren y que tienen que cumplir, según las normas que se dictan desde la Administración Educativa, como de los derechos que también les asiste a ellos y ellas como padres y madres, como a sus hijos e hijas.

Tanto los deberes como los derechos, en los sistemas educativos que estén o que se vayan implantando, tienen que estar consensuados por todas las partes que formamos nuestra sociedad, y más si verdaderamente es Democrática (Gobierno, con todos los partidos que tienen representación, Administraciones públicas, padres y madres?) en definitiva, mediante la participación plena de todo el conjunto de la sociedad.

Otra forma clara de que esto es así, es el que en todos los Centros Educativos está constituido El Consejo
Escolar, que lo forman representantes del Personal Docente, del Personal No docente, de los padres y madres del alumnado, así como del propio alumnado.

Ahora mismo y desde hace ya bastante tiempo, los padres y madres deciden si sus hijos e hijas reciben o no formación religiosa, si se les puede fotografiar, grabar en video e incluso la voz, para actividades escolares y extraescolares, autorizar salidas, etcétera.

Por todo esto, no entiendo este enfrentamiento de unos y otros, cuando ya se garantiza el derecho de la familia a estar informados sobre las enseñanzas y las actividades escolares de sus hijos e hijas y desde luego, que se diga que los hijos e hijas no son de los padres y madres, menos aún. Las personas no somos propiedades de nadie, sí estamos, cuando somos menores, bajo la tutela de nuestra familia y cuando no es así, por diferentes situaciones en las que no se garantizan los derechos y las necesidades fundamentales de los hijos e hijas, es el Estado y las Administraciones las que lo asumen.

Esto en cuanto a la Educación, pero que abarca todo los aspectos de nuestra vida, como indicaba al principio.
Espero y pido cordura y respeto para la ciudadanía a toda la clase política, cumplan ustedes con sus obligaciones, no enfrenten ni generen estos absurdos conflictos y trabajen de verdad por mejorar las condiciones de vida de todos.

Y a la ciudadanía, al pueblo llano, que reaccionemos de una vez y nos demos cuenta que los únicos realmente perjudicados de lo que hacen o no hacen la clase política, somos nosotros, por lo que si nos manifestamos, sea por decisión e iniciativa propia (sin distintivos políticos ninguno), independientemente de que cada cual tenga su ideología política y vote (cada vez que vuelvan a ?usarnos? y nos convoquen para votar) quienes creamos conveniente o ?nos vendan mejor la moto?.

La ?tentación? de querer imponer, anular y manipular?es algo contra lo que tenemos que luchar todos y todas y más aún la clase política, que supuestamente está para representar al conjunto de la sociedad.


Desde hace ya muchísimo tiempo, se lleva diciendo que hacen falta grandes pactos para garantizar que todo lo que es fundamental para la vida de la ciudadanía esté garantizado, gobierne quien gobierne (seguimos hablando de Democracias reales), como es la Sanidad, las Pensiones, la Educación, La Justicia y un largo etcétera relacionado con los derechos y también, por supuesto, con las obligaciones que todos tenemos.

¡Ojalá esto se haga ya! y dejemos de vivir con esta angustia de ver qué y quién dice o hace otro disparate que, o nos haga retroceder en lo ya conseguido, o nos estanque y no nos permita avanzar para solucionar los graves problemas que tiene nuestra sociedad.

 

Comentarios

  • Pino Rodríguez
    28/03/2020 - 12:32

    Totalmente de acuerdo,yo elegí la educación de mis hijos,me gustaría que mi hijo elija la educación que quiera para su hija, no creo que después de todo lo conseguido con mucho esfuerzos de todos volvamos a retroceder para impedir el derecho y obligaciones de los padres.

    0
    0
  • Pino Rodríguez
    20/01/2020 - 11:06

    Muy bien expresado y totalmente de acuerdo,yo como madre ya mis hijos son mayores, siempre decidí lo que quería para la educación de ellos,y quiero que mi hijo pueda decidir la educación de su hija y todo lo que corresponde para su educación y formación.

    2
    0
  • Olga Rivero
    20/01/2020 - 10:58

    Comentarles, que hay palabras que entrecomillé, pero ahí aparece como interrogantes. No sé el motivo. Ejemplo: La "tentación" y ahí aparece ?tentación?. Sólo por aclararlo. Gracias.

    1
    0

Enviar Comentario

X