09/09/2018 - 13:53

Un pequeño homenane a Luis Doreste Manchado

Víctor Manuel Rivero Lezcano

Un pequeño homenane a Luis Doreste Manchado
Luis Doreste Manchado, en una imagen de archivo (Foto TA)

Estimado Director, me pongo en contacto con Vd. Por los motivos que a continuación le expongo. No es la primera vez que escribo en su portal digital. Han sido en dos ocasiones muy señaladas en mi vida y que me ha servido para realizar mi pequeño homenaje a las dos personas que más han llenado mi existencia espiritualmente hablando.

 

La primera fue, es y será mi padre. Para mi hoy en día sigue estando presente y lo estará hasta el día que me iré a reunir con él………ya han pasado 12 años de su marcha.

 

La otra persona es la que me ha hecho feliz fuera de lo que era mi ámbito familiar y me permitió que explorara unos sentimientos totalmente nuevos. Que experimentara y viviera la génesis de una familia creada indudablemente del amor entre dos personas, más cuando los mundos encontrados fueran tan diferentes entre sí. Luchamos contra viento y marea contra diferencias palpables en muchos sentidos incluida la generacional ya que había un desfase de 12 años, 4 meses y 16 días.

 

Fueron 28 años 3 meses y 22 días de matrimonio. De ahí salió el fruto que hoy en día me acompaña, mi hija Varinia Victoria. Hace ahora casi 5 años la realidad se volvió muy cruda. Una de las enfermedades más crueles se la llevo de mi lado. bueno, la vida sigue inexorable.

 

Este tercer contacto, permítame que lo tenga, es como un pequeño homenaje al que fue mi suegro “putativo” como cariñosamente le denominamos en la familia. Me refiero a D. Luis Doreste Manchado, hombre centenario como pocos. Que formó esa unidad familiar tan insoldable que tan siquiera las distancias de los océanos no impidieron demostrarle todo el cariño que (a su manera) había repartido a lo largo y ancho de su larga vida el día de sus 100 cumpleaños. Hombre de carácter, enérgico, puntilloso, cuidadoso y estoy convencido que con un corazón de oro que no le cabía en el pecho.

 

Luis (viudo) e Isabel (viuda), mi suegra, se casaron en segundas nupcias en el año 1981. Mi mujer (que yo no la conocía en esa época) actuó de madrina. De ahí viene lo de “putativo” pues no era el padre de mi mujer y padrastro suena feo. Tanto es así, que fue el padrino de bautizo de mi hija, que no le llamaba abuelo sino padrino.

 

Mi suegra, por desgracia se marchó el 26/10/2003 (Luis tenía en esos momentos 86 años). A partir de ese momento nos siguió acogiendo en el seno de su familia (hijos, nietos y demás como si fuéramos uno más). Además de celebrar la misa de la madre de sus hijos cuando correspondiera, también cogió la costumbre de celebrar el aniversario de mi suegra ofreciendo una misa en la iglesia de San Bernardo, en el Parque San Telmo.

 

Mi mujer, ya comenté que se me fue el 25/11/2013 (Luis tenía en esos momentos 96 años). Con esa edad vino a verla a mi casa cuando ya estaba realmente malita y no sabe cuánto se lo agradecí pues mi mujer le profesaba un gran cariño. Cuando faltó mi mujer ofreció el mismo día de mi suegra también para mi mujer.

 

Pero se iba haciendo mayor. Cuando cumplió los 99, tuvo un bajón físico. Se estaba acercando la fecha de la misa. Desde el propio Hospital, que fui a verle me comentó si me pudiera acercar a la parroquia para reservar la misa para mi suegra y para mi mujer. Lo realice encantado. Al año siguiente no esperé a que me llamara, ya lo hice yo por mi propia cuenta y le llame dándole la novedad, la cual me agradeció. Esa fue la última vez que hablé con él. Se marchó el 29/12/2017.

 

Mi intención este año es ofrecerle misa a los tres (Luis Doreste Manchado, Isabel León Russo e Isabel María Luisa Ortega León) pero como las fechas son meses consecutivos y la de mi mujer es la que está en medio, la misa la voy a ofrecer para los tres el 25/11/2018 en la Iglesia de San Bernardo en el Parque San Telmo. Si alguien le quiere acompañar en la oración allí estaremos. Descansen en paz.

Agradeciéndoles sus atenciones por dejarme publicar estas líneas. Sin otro particular.

 

Comentarios

  • Antonio
    10/09/2018 - 17:16

    Muy bonitas palabras de homenaje a nuestro padre, muchas gracias por todo Víctor Manuel. Saludos para ti y Varinia.

    0
    0

Enviar Comentario

X