03/03/2019 - 19:24

Marina León, presidenta de la asociación canaria Red de Madres y Padres de Día

Esta teldense, con cultura centroeuropea, ha puesto en marcha un proyecto de Madre de Día "Koala&Co" en La Garita.

Álvaro Monzón

Marina León, presidenta de la asociación canaria Red de Madres y Padres de Día
Marina León (Foto TA)
Álvaro Monzón

En estas páginas que escribimos cada domingo, hacemos referencia a la “gran ciudad” de Telde. A su carácter solidario y las bondades de nuestro clima, paisaje, cercanía al mar, etc.

 

Todo ello, unido a los últimos datos demográficos publicados, nos llevan a reflexionar sobre la plurietnicidad y la multiculturalidad de nuestra ciudad, fuente de riqueza económica, social y cultural, donde la convivencia pacífica y tolerante puede ser ejemplo para otros pueblos.

 

Le guste o no a determinadas personas, la realidad es que todos los pueblos del mundo, todas las metrópolis, las grandes ciudades, se han configurado desde la diversidad étnica, el mestizaje, la corrección de desigualdades, el intercambio cultural, la migración y la nueva interdependencia global.

 

Son muchos los retos del futuro. Algunos, evidentemente, pasan por la construcción de la convivencia, el respeto a la diferencia y el crisol de culturas encaminadas a un proyecto ciudadano común.

 

Marina León nació en 1978 y es madre de una niña. Diplomada en Educación Musical por la ULPGC y graduada en Canto por el CSMC (Conservatorio Superior de Música de Canarias), se ha formado en Berlín y Viena integrándose en esas ciudades cosmopolitas. Podría representar –perfectamente- el sentido de integración de una serie de personas que encuentran en Telde su lugar de residencia, además, de su espacio vital para desarrollarse profesionalmente.

 

En el contexto multiétnico de Telde, se encuentra a la comunidad francesa que lleva años entre nosotros y que acaban de inaugurar otra escuela: Petit à Petit (familia bilingüe de Día: papa francés, mamá canaria y hermano de Día), empresa que se ha integrado en la Asociación que preside Marina León.

 

Sobre su currílo apunta que “tengo formación con profesionales de la talla de Nancy Herrera, Michaela Kaune, o Nauzet Mederos, entre otros. Mi pasión por la música y mis ganas de aprender a cantar me llevaron hasta Viena y más adelante a Berlín y, aunque en principio, mi energía estaba puesta en la carrera de canto, trabajé cuidando niños. Poco a poco la vida me fue llevando a investigar, seguir formándome como educadora y copiar un modelo de cuidado de niños y niñas que lleva décadas instaurado en Austria y Alemania (entre otros países de la UE): las Madre de día”.

 

Sostiene que “vivimos en un ambiente sano y equilibrado donde respetaremos (refiriéndose a los niños y niñas) sus ritmos y acompañaremos sus intereses aportándole los recursos y/o materiales necesarios para mejorar sus habilidades sociales. Le ayudaremos a reconocer, definir y lidiar con sus emociones, a trabajar su propia satisfacción personal, su memoria, su creatividad, a mantener contacto continuo con la naturaleza y el medio y, en general, a contribuir a su bienestar”.

 

Con esta filosofía nace Las madres de día, unas profesionales de la educación que acogen en su hogar grupos muy reducidos de niños y niñas de 0 a 6 años (aunque la mayoría de los proyectos los tienen hasta los 3, ya que el sistema educativo español ofrece la posibilidad de escolarizarlos a esa edad, y está muy arraigada la creencia de que es necesario hacerlo).

 

Este modelo de educación/crianza toma su nombre del término alemán Tagesmutter, de hecho, es la traducción literal. Cuando “decidí abrir mi proyecto como Madre de Día, me encontré con que era una profesión muy desconocida y además un poco desvirtuada”.

 

Estas profesionales dieron un paso más en su actividad y aspirar a “una regularización oficial”. De entrada, “me puse en contacto con la Red de Madres de Día de Madrid para empezar a asesorarme, ya que allí han conseguido que se convierta en una actividad regulada y en una alternativa visible y real a las escuelas infantiles. Poco a poco fui encontrando gente aquí con la misma motivación que yo, y decidimos aunarnos en la Asociación Red de Madres y Padres de Día de Canarias, de la que soy presidenta”.

 

Actualmente existen varios proyectos de Madre de Día funcionando Petit à Petit y Koala&Co en Telde, Mamá Moni en Arucas y La Casa de los Chinijos en Maspalomas. Hay otros tres que están en proceso de apertura.

 

Sobre su proyecto, León subraya que “nuestra andadura es corta y aun somos pocos miembros, pero ya estamos empezando a ser conocidos y a suscitar interés, no solo por parte de familias que buscan un lugar donde dejar a sus hijos, sino también por parte de profesionales de la educación que empiezan a plantearse una forma diferente de trabajar”.

 

Empresaria por vocación, fundaron la asociación cuyos integrantes suman ya la docena de personas. Según cuenta, “la asociación nació también con el objetivo de regular los proyectos que ya existen y que van apareciendo. Queremos ser el puente entre la alegalidad y el reconocimiento de la actividad por parte del Gobierno de Canarias”.

 

Aportamos nuestro granito, deseándole lo mejor en su joven andadura a Koala&Co y Petit à Petit, espacios respetuosos con la primera infancia y a la Asociación Canaria Red de Madres y Padres de Día.

 

Marina León Mazorra

1.- ¿Cómo te enteras de las noticias de tu ciudad? ¿qué medio usas habitualmente?

Internet y TeldeActualidad.

 

2.- ¿Cómo te defiendes en las redes sociales/ tu preferida?

Las redes sociales me dan un poco de pereza, tengo que reconocerlo, pero son una herramienta básica de difusión hoy en día, así que las uso para que mi proyecto y los de la Asociación lleguen al máximo número de personas posible. Últimamente le estoy cogiendo “el tranquillo” al Instagram.

 

3.- ¿Última película de cine que viste?

¡No me acuerdo! Soy mamá de una niña de 7 meses que hace lactancia materna exclusiva… hace muchísimo que no voy.

 

4.- ¿Último libro leído?

Me estoy leyendo un libro genial. Dar voz al niño de Yvonne Laborda. Lo recomiendo absolutamente a familias y educadores.

 

5.- ¿Alguna recomendación musical?

Pues Traviatta de Verdi o Bohème de Puccini para iniciarse en la ópera. El Carnaval de los Animales de Saint-Saëns para escucharlo con los niños. Cualquier tema de Queen y de la banda Tears of Martyr.

 

6.- ¿Tu deporte favorito?

Entrenamiento de fuerza en el gimnasio.

 

7.- ¿Mejor sentimiento del mundo?

El amor, el amor incondicional.

 

8.- ¿Un sueño que tengas?

Que las Madre de Día consigan una regularización oficial y se conviertan en una alternativa real y visible a las escuelas infantiles. Que se tome conciencia de lo importante que es el trato amoroso y respetuoso a los niños y niñas en general y a la primera infancia en particular.

 

9.- ¿Un temor?

Desde que soy madre, me da mucho miedo morirme o que se muera mi hija… es algo que suele pasar cuando traes hijos al mundo, me han dicho.

 

10.- Cuando eras pequeño ¿qué querías ser de mayor?

Cantante de ópera, sin dudarlo. De hecho, sigo queriendo serlo. El canto es algo que no he abandonado, sino que he adaptado a mi situación actual.

 

11.- ¿Uno de tus defectos?

Digamos que mi sentido del orden es bastante particular...

 

12.- ¿Aspectos/valores que tienes en cuenta de una persona?

La coherencia y la lealtad.

 

13.- ¿Una tienda/restaurante, etc. preferido de Telde?

La sonrisa del sol. Tiene juguetes diferentes y cuentos geniales.

 

14.- Recuerdos/anécdotas de Telde

Recuerdo los conciertos de Navidad con Nancy Fabiola Herrera y el coro de la Escuela de Música de Telde. Era obligatorio ir a la misa que había antes en la Basílica de San Juan, si querías tener sitio.

 

15.- ¿Qué zona de Telde sueles frecuentar?

Mi barrio, La Garita. La plaza y el parque de San Juan.

 

16.- ¿Un rincón de Telde especial para ti?

El barrio de San Francisco, es parada obligatoria en las rutas turísticas que hago a mis amigos cuando vienen a visitarme desde otros lugares de España y de Europa.

 

17.- ¿Un político/personaje nacional o internacional que te haya gustado?

Emi Pikler y María Montessori, no solo sentaron las bases de sus respectivas corrientes pedagógicas que son fuente de inspiración para un montón de profesionales de la educación. También fueron mujeres valientes que estudiaron medicina en una época en la que era casi imposible que una mujer tuviera un puesto de relevancia en cualquier ámbito. Ellas consiguieron hacer historia.

 

18.- ¿Alguien de Telde que quieras destacar?

A Pino Monzón por su esfuerzo en recuperar y difundir la cultura canaria y Alba Serrano por abrir otras puertas a la educación musical en Telde. Son dos mujeres de bandera, valientes y emprendedoras.

 

19.- ¿Qué no cambiarías de Telde?

El ritmo lento que aún conserva en algunos de sus barrios, el silencio y la paz de San Francisco, que haya zonas donde aún nos conozcamos todos. Por favor que las prisas, el anonimato y el ruido de “la gran ciudad” tarde aún mucho en llegar, o mejor, que no llegue nunca.

 

20.- ¿Algún comentario de la vida política, situación social/cultural, económica de Telde?

Bueno, creo la vida cultural y musical de Telde podría ser mucho más rica y también podría llegar a muchos más barrios de la ciudad. Entiendo que la situación económica no está en su mejor momento, pero eso es algo en lo que nuestros responsables políticos tienen que trabajar fuerte. La cultura y la música son vías estupendas para el cambio social que algunos puntos de nuestra ciudad aun necesitan, no solo con conciertos, exposiciones u obras de teatro, por ejemplo, sino con talleres que fomenten la formación, la inclusión y la participación ciudadana.

 

Enviar Comentario

X