17/02/2019 - 20:28

José Manuel Espiño, docente ecologista

De origen gallego, afincado en Telde desde principio de los 80, sembró una semilla naturalista en Telde

Álvaro Monzón

José Manuel Espiño, docente ecologista
José Manuel Espiño ojeando uno de sus libros (Foto TA)
Álvaro Monzón

Este sábado, 14 de febrero se cumplió veinticinco años de la caída de una de las pilastras de lo que fuera el ingenio azucarero de Los Picachos. Turcón como todos los años, salió al recuerdo de esa fecha.

 

En 1982, nuestro protagonista fundo el Colectivo Turcón-EeA, dentro del colegio público de El Calero CEIP Esteban Navarro Sánchez. Hoy domingo, es un buen momento para conocer a este educador medioambiental.

 

El profesor José Manuel Espiño Meilán nació en Lugo el 14 de noviembre de 1956. Cuenta que “tal vez el ser Escorpio me ha insuflado una vitalidad única, una actividad inagotable, un amor, entrega y pasión por la Naturaleza que me llena de vida y satisfacción, o tal vez mis raíces celtas y por lo tanto, nómadas, y romanas, inquietas por conocer, saber y explorar”.

 

Casado y con tres hijos “¡qué orgullo siente uno al expresar estas palabras!”, llega a Gran Canaria en 1978 cuando aprueba las oposiciones de maestro. Dos años después, su destino acaba en los centros educativos de El Calero, donde se jubila.

 

Sus estudios universitarios comienzan en su tierra, primero como maestro en la Universidad de Santiago, extensión universitaria de Lugo y luego como educador ambiental a través de un Máaster en Educación Ambiental convocado por el Instituto de Investigaciones Ecológicas de la Universidad de Málaga.

 

Tal como apostilla “educador ambiental en su sentido más amplio, creo que esa ha sido mi faceta más importante a nivel emocional y profesional pues ejercí como experto, técnico, formador, divulgador y educador en esa materia. Desde mi niñez, fui un apasionado observar del medio natural que me rodeaba (plantas, mamíferos, aves, reptiles, anfibios, insectos, arácnidos). Mi infancia y mi adolescencia, siempre, recuerdo estar rodeado de terrarios, acuarios, aves y mamíferos heridos a los que trataba de recuperar”.

 

Presidente honorífico

Desde su llegada a El Calero, puso en marcha numerosas iniciativas con sus estudiantes. El centro reverdeció y las publicaciones, denuncias públicas, reivindicaciones locales, comenzaron a aparecer en la prensa. Hoy aquellos jóvenes estudiantes, en parte, son los colaboradores del Turcón que hoy conocemos. Espiño fue el primer presidente y después vino German Peña, Gilberto Martel, Juan Elitio Jiménez y en la actualidad Honorio Galindo. En reconocimiento a la labor inicial, lo nombraron presidente honorífico.

 

El profesor Espiño Meilán recuerda sus proliferas actividades relacionadas con “grupos ambientalistas, ecologistas, empresas dedicadas al medio ambiente, formación en centros, en CEP,s, en Jornadas interautonómicas, charlas, artículos, radio, televisión…siempre al frente de cualquier actividad que me permitiera defender, conservar y valorar el medio natural del que formamos parte”.

Trabajó en la Dirección General de Innovación Educativa, cuando se creó en ella una sección de Educación Ambiental. Allí desarrolló el proyecto educativo Conservemos nuestros barrancos, implantado en los centros escolares de todo el archipiélago.

 

De la docencia a la novela

Cuenta que “fui escritor siempre, primero en mi infancia y adolescencia, como observador de la naturaleza y teniendo de maestro al extraordinario naturalista y etólogo Jean Henry Fabre, (guardo notas detalladas de mis observaciones de acuarios y terrarios con apenas doce años), más adelante como profesor con múltiples publicaciones en el campo de la educación ambiental: metodologías innovadoras, criterios de evaluación, orientaciones, sendas, plantas medicinales, gestión educativa de residuos, huertos ecológicos, biodiversidad… y, por último, más reciente, superado ya el medio siglo de existencia, como escritor narrativo pues es este formato el que me permite llegar a mucha gente con el mensaje que me ha cautivado siempre: la importancia de la naturaleza de la que formamos parte para nuestra salud física y emocional , calidad de vida y supervivencia. La defensa de la misma como seña de identidad de un nuevo ser humano. De eso van todas mis novelas. Para ello me sirvo de valores humanos incuestionables como el amor, la entrega, la solidaridad, el respeto, el compromiso”.

 

Destacamos sus publicaciones por orden cronológico, algunas de ellas, escritas en colaboración con otros autores: “Sendero Ecológico por los Arenales de Tufia” (1987); “Parque Marítimo de Jinámar. Proyecto de Recuperación Natural, histórica, cultural y recreativa de la zona litoral comprendida entre el Barranco Real de Telde y el Barranco de Las Goteras” (1988); “Pequeñas historias de un jardín de escuela” (1989); “El jardín dorado. Propuesta didáctica para educación infantil” (1998); “Conservemos nuestros barrancos; el medio natural de las Islas Canarias desde la cumbre hasta la costa. Proyecto educativo” (1999); “Los caminos secretos de María Guiniguada” (2001); “Serie didáctica de volcanes, barrancos y playas” (2001); “El Paraje Natural del Morro de Tufia” (2001); “El Paraje Natural de Montaña Bermeja” (2001); “Los Silencios de Punta de Las Arenas” (2012); “Un Centenar de Lagartos” (2013); “Ka i ak: una isla, una piragua y unas botas de montaña” (2015) y el último, “Ventayga: el enigma del Nemet” (2017).

 

Docente jubilado activo, observa el paso inexorable del tiempo, pero aún sigue manteniendo su “compromiso con la naturaleza”. “Entiendo que es esencial partir del plano personal y denuncio los vertederos incontrolados que ninguna institución se plantea erradicar. Todos los días, al amanecer, camino el litoral de Telde, compartiendo con aves, lagartos, insectos y plantas los cambios estacionales y sus procesos vitales. Tal vez el hecho más destacable sea la cantidad increíble de alumnos que me recuerdan con gratitud y cariño”.

 

Concluimos con eso, precisamente la huella profesional, sentimental y personal, la “semilla” que sembró –y crece- en esta gran ciudad, integrada por grandes rostros de Telde como el de hoy.

 

José Manuel Espiño Meilán

1.- ¿Cómo te enteras de las noticias de tu ciudad? ¿qué medio usas habitualmente?

No me entero, ni utilizo medio alguno. Considero que muchos medios de comunicación hacen vulgar la noticia. En general, las noticias de valor para la ciudadanía no tienen eco en los medios, por consiguiente, aun estando al día con la prensa u otros medios, no sabría qué pasa en Telde, día a día, más allá de los trapos sucios o compadreos de quienes han hecho de la política una profesión, pero no un servicio al pueblo que representan. Corrupción, componendas, barrios abandonados hablan más de noticias de entretenimiento que de pulsión de la ciudadanía. Sí sé de Telde cuando hablo con la gente de sus barrios, cuando pateo por ellos y, aunque no salga en los medios, hay mucha labor que hacer en todos los campos.

 

2.- ¿Cómo te defiendes en las redes sociales/ tu preferida?

No se trata de defenderse en las redes. Las considero un instrumento de comunicación de indudable valor, pero altamente impersonales, aunque cada persona que este tras la red tenga nombre y apellidos, por eso no utilizo la mayoría de ellas. Las redes no me permiten vivir como yo quiero: mucho tiempo para mí en contacto permanente con la naturaleza y, cuando lo deseo para mis amigos en contacto directo, cara a cara.

 

Para qué engañarnos, la salvedad corresponde a wasap (la excepción que confirma la regla) porque está ahí, en el móvil muy a mano, y me permite estar en contacto permanente con amigos, familia, grupos… Abierto como estoy a patear y visitar lugares interesantes a cualquier hora, a salir con la bici, a explorar e investigar, wasap es una puerta abierta, una invitación a estar en contacto siempre. Uf!!! ¿Conexión permanente, día a día, hora a hora, minuto a minuto? Da respeto.

 

3.- ¿Última película de cine que vistes?

No debía ser muy interesante. Soy más aficionado al teatro. Está más vivo, es más directo, más personal. Sí recuerdo en cambio muchos documentales. Soy un habitual de los documentales de la 2. El más reciente sobre el preocupante problema del plástico y el imparable deterioro del Planeta y sus habitantes por la contaminación provocada por el ser humano.

 

4.- ¿Último libro leído?

Leo varios libros simultáneamente. Recomiendo los tres actuales, uno lo tengo en el coche para mis ratos libres, el segundo en la mesilla de noche y el tercero en la mochila, ahora que recupero el placer de observar las aves. En el coche, El archipiélago nómada, del entrañable amigo y buen escritor José Luis González Ruano; en la cabecera de mi cama, Nieve, del escritor turco, Premio Nobel en el 2006, Orhan Pamuk y, en la mochila que me acompaña en mis paseos diarios por la costa, Aves del archipiélago canario, de Aurelio Martín y Juan Antonio Lorenzo.

 

5.- ¿Alguna recomendación musical?

Fiel a mis años de juventud, soy muy de música celta y étnica. Recomiendo lo que estoy escuchando ahora A irmandade das estrellas, del magistral gaitero gallego Carlos Núñez, y Bilbao 00.00h, de Kepa Junkera.

 

6.- ¿Tu deporte favorito?

Por este orden: caminar, cicloturismo y piragüismo.

 

7.- ¿Mejor sentimiento del mundo?

Tengo varios en mi talega emocional: Amar y compartir, respeto y solidaridad, alegría de vivir.

 

8.- ¿Un sueño que tengas?

Sigue siendo recurrente y aún no lo he llevado a cabo: Realizar el camino de Roma a Santiago, tres mil kilómetros de naturaleza, cultura, gastronomía, emociones...

 

9.- ¿Un temor?

Que tome cuerpo el odio en la humanidad y se convierta en una forma de gobierno. La intolerancia y la violencia jamás permitirán avanzar al ser humano.

 

10.- Cuando eras pequeño ¿qué querías ser de mayor?

Naturalista. Es curioso pero mis ídolos eran el naturalista y docente francés Henry La Fabre y el divulgador y naturalista Félix Rodríguez de la Fuente.

 

11.- ¿Uno de tus defectos?

Una buena pregunta para quienes me acompañan en este tránsito vital. Procuro respetar a los demás y llevarles una sonrisa. Si lo consigo, los defectos son menos.

 

12.- ¿Aspectos/valores que tienes en cuenta de una persona?

Pasión por lo que hace, entrega, tenacidad, capacidad de lucha y alegría de vivir.

 

13.- ¿Una tienda/restaurante, etc. preferido de Telde?

Soy poco de tiendas y restaurantes en Telde, pero cuando voy, me encantan las de toda la vida, rincones entrañables que aún se esconden por la geografía teldense, aunque la edad no perdona y muchos bares y tiendas de aceite y vinagre que frecuentaba han echado el cierre por jubilación de sus dueños.

 

14.- Recuerdos/anécdotas de Telde

Tengo cientos de ellos. Dos en concreto nos permitirán ver el enorme avance en el transcurso de tres décadas en nuestro municipio, tanto en materia de protección del medio como en la mejora de la calidad de vida de sus habitantes. Lo preocupante es que, sin un plan de gestión integral, queda muchísimo por hacer y es muy posible que, dentro de otros 30 años, las personas de esa época no puedan creer que en el 2019 los vertederos incontrolados salpicaban la geografía teldense y ningún gobierno de la época ponía fin a tan lamentable problema.

 

Hace 30 años, más o menos, las aguas fecales de Telde discurrían barranco abajo, tanto por el barranco de Jinámar, conformando un gran lago bautizado Pipi-caca en su desembocadura como por el barranco de El Calero, contaminando los 365 días la playa de Hoya del Pozo inhabilitándola para el baño. En la actualidad no es más que un mal recuerdo del pasado.

 

Por esos mismos años, la arena de varias playas teldenses eran esquilmada de día y de noche, cargada a palas en camiones sin matrícula, para dedicarlas a la construcción. Actualmente es impensable que alguien se lleve un simple saquito de arena.

 

15.- ¿Qué zona de Telde sueles frecuentar?

Caminando todas. En especial cuatro: el litoral de Telde, los conos volcánicos de Jinámar, el barranco de los Cernícalos y el barranco del Draguillo.

 

16.- ¿Un rincón de Telde especial para ti?

Barranco de los Cernícalos, sin ninguna duda.

 

17.- ¿Un político/personaje nacional o internacional que te haya gustado?

Varios, en especial los que han demostrado una enorme honestidad a la hora de hacer política y valentía en su gestión. Son escasos los ejemplos, pero aventuraré tres por su cercanía insular: Carmelo Padrón, Pedro Lezcano y Antonio Lozano, todos ellos fallecidos pero excepcionales personas que he conocido.

 

18.- ¿Alguien de Telde que quieras destacar?

Uf, difícil pregunta. A mi modo de entender, que es muy básico, falta talla política en la mayoría de sus munícipes, tal vez les falte mucha experiencia. Adolecen los programas de gobierno de planteamientos serios y eficaces, acordes con un municipio de cien mil habitantes. No estamos caminando hacia un municipio del siglo XXI donde temas esenciales como movilidad, gestión de los residuos, aguas, energía, educación, sanidad, movimiento ciudadano, calidad de vida mediante forestaciones masivas, nuevos parques, dinamización de playas y erradicación de todos y cada uno de los múltiples vertidos incontrolados, de la retirada de las ilegales vallas publicitarias en la autovía… estén resueltos. Desde mi perspectiva, ya digo que muy personal, suena a política de barrio, de poner tiritas a problemas graves, a que la realidad va por delante de la gestión lo que lleva a una improvisación permanente. No es algo nuevo en Telde, esta forma de hacer política lleva establecida en la ciudad de los faycanes desde hace muchos años.

 

Personajes teldenses a destacar hay muchos, que se han partido el alma por el deporte, la cultura, la atención a los más necesitados, el medioambiente…, son personas que no necesitan de un reconocimiento para ser verdaderamente admirables.

 

19.- ¿Qué no cambiarías de Telde?

La nobleza de su gente. Siempre me he encontrado cómodo, seguro y querido entre ellos. No en vano he desarrollado mi docencia durante cuarenta años en un barrio que llevo en el corazón: El Calero, primero en su centro de educación infantil y primaria: El CEIP Esteban Navarro Sánchez y luego en el Instituto de enseñanza secundaria. IES El Calero.

 

20.- ¿Algún comentario de la vida política, situación social/cultural, económica de Telde?

Todos los que deseaba plasmar en esta entrevista están hechos.

 

Comentarios

  • ANTONIO LOPEZ
    30/07/2019 - 12:20

    12 OCTUBRE 2016 CALENTAMIENTO-GLOBAL-Y-EL-ARTICO SALUDOS: NO HACE MUCHO CONTACTAMOS A RAZON DE ‘EL ARTICO SE DERRITE’ Y ASI ES SIN DUDA PUES YA VEN QUE DESDE EL AÑO 2015 SE ESTAN BATIENDO RECORD DE TEM PERATURAS ALTAS TANTO EN VERANO COMO EN EL INVIERNO. LES ENVIO DE NUEVO MY IS PROPUESTAS QUE LES HACIA PARA FRENAR ESTE CALENTAMIENTO , YA QAUE COMO CASA MIA EN COMUN TENGO DERECHO A

    0
    0
  • Rodrigo Quintana
    18/02/2019 - 08:45

    Un profesor de bandera, y mejor gallego. Como siempre los de fuera valoran más lo que tenemos aqui.

    2
    0
  • Margot
    17/02/2019 - 22:53

    Cómo compañera de Espiño,recuerdo la ilusión que contagio a todos,incluido a infantil con la creación del Huerto Escolar. El alumnado del Esteban Navarro ,se movilizó realizando distintas actividades en el día Escolar de Huerto( creo) ocupando todo el patio, cómo para olvidar!! Suerte y un abrazo.

    2
    0

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X