21/01/2023 - 20:57

Telde, abandonado

Sergio Ramos

Sergio Ramos

Vaya por delante que, al escribir este artículo de opinión, en modo alguno pretendo dejarme llevar ni por la simple queja ni por el fatalismo. Tampoco por la resignación o el pesimismo que, por desgracia, casi cualquier teldense manifiesta desde hace años cuando se le pregunta por el estado de su municipio.

 

Ciertamente, el principal objeto de este artículo no es otro que el de denunciar, una vez más, la situación de abandono en la que se encuentra Telde, ciudad a la que en alguna ocasión el insigne escritor y médico D. Luis Doreste Silva apodó la “Jerusalén de Canarias”, en clara referencia a su histórica importancia religiosa como sede del primer Obispado de Canarias.

 

Con todo, creo que el generalizado diagnóstico de Telde es lo suficientemente desolador para cualquier vecino o visitante como para quedarme sólo en la mera denuncia, crítica o lamento. En este sentido, como candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Telde en las próximas elecciones municipales de mayo, deseo que estas líneas sirvan para esbozar, mínimamente, algunas de las ideas sobre las que se fundamentará el “cambio histórico y revolucionario” para Telde del que vengo hablando en los últimos meses. Un cambio que, en una primera fase, estará encaminado a lograr que todos los vecinos tengan acceso a los servicios básicos y a lo que denomino “terminar Telde”.

 

Empiezo no obstante por la denuncia del abandono generalizado del municipio. Una queja, la del “qué dejado se encuentra todo”, que, insisto, no sólo hago yo a través de estas líneas, sino que también realizan diariamente multitud de teldenses cuando cogen el coche, cuando van a tirar la basura o cuando llevan a sus hijos al parque infantil del barrio.

 

Y es que, honestamente, son tan considerables las deficiencias materiales que presentan las calles, plazas, aceras, jardines y espacios públicos del municipio, que verdaderamente resulta imposible de creer lo que la actual Alcaldesa no se cansa de repetir; que tanto el lastimero estado de Telde como el resto de todos sus males se deben, única y exclusivamente, a la necesidad de hacer frente al pago de la deuda del municipio.

 

No es ningún secreto que, a este respecto, discrepo absolutamente con la señora Alcaldesa. Es más, diría que la principal causa del abandono actual de Telde se encuentra principalmente en la intolerable desidia e irresponsabilidad de los últimos gobiernos municipales, gobiernos que no han sido lo suficientemente generosos en el esfuerzo que requiere Telde y cuya reducida capacidad de gestión ha propiciado que la dejadez se enquiste en el día a día del municipio. Y ya se sabe, de la dejadez al abandono sólo hay un paso.

 

Podría pensarse que cuando me refiero al abandono de Telde hablo tan sólo de lo evidente, esto es, de las numerosas obras inacabadas o que permanecen cerradas a los vecinos como el Palacio de la Cultura (o Mamotreto), el Mercado de Telde, el complejo deportivo de La Barranquera, el parque de Taliarte, el polideportivo Paco Artiles, la urbanización de Arauz o el paseo Costa-Telde (en el tramo comprendido entre Taliarte-Playa del Hombre-Hoya del Pozo). En modo alguno. Únicamente constituyen los ejemplos más visibles del abandono.

 

Sin embargo, Telde padece desde hace muchos años un desamparo que lamentablemente no sólo afecta a esas grandes obras inacabadas o cerradas, sino que se extiende asimismo a su inmobiliario urbano, a su patrimonio arqueológico e histórico, al propio proyecto estratégico y futuro modelo de ciudad y, lo que es aún más grave, a la atención de los propios vecinos y sus demandas. Vayamos por partes.

 

En relación al (en sentido amplio) inmobiliario urbano, la desatención se manifiesta principalmente en el ruinoso estado del asfaltado de muchas calles del municipio (por no hablar de las calles de varios de los polígonos industriales sitos en el término municipal); en el deplorable estado de los parques infantiles de muchos barrios del municipio; en la imagen de desidia en la limpieza que presentan muchos espacios públicos y los parques del municipio; o en el casi inexistente mantenimiento de sus aceras, paseos, papeleras, luminarias, etc.

 

El caos también se extiende al patrimonio arqueológico e histórico de Telde; y prueba de ello es el estado que presenta el yacimiento de Cuatro Puertas, declarado BIC en 1972; o los asentamientos de Tufia y Taliarte; las Cuevas de Calasio, la Casa de los Sall, el ingenio azucarero de Los Picachos o la Casa de la Condesa en Jinámar.

 

En Telde, sus gobernantes también han abandonado cualquier proyecto o visión estratégica de futuro para la ciudad. A este respecto resulta imposible no referirse a la política del parcheo y de la improvisación cortoplacista que se ha instalado en Telde en los últimos años. Forma de hacer política de la que, por cierto, la actual Alcaldesa es su principal exponente.

 

Así las cosas, durante este mandato en Telde se ha dejado misteriosamente de hablar de la más que necesaria y urgente aprobación del Plan General de Ordenación. Tampoco se habla de la construcción y gestión municipal de una red de aparcamientos públicos en el Centro de la Ciudad y en otros muchos barrios como Melenara, La Garita, El Calero, etc. Y menos aún de la apuesta por la atracción de un turismo cultural de calidad, del incremento de la planta alojativa del municipio, de un Plan de Embellecimiento Municipal (fachadas, cableado, señales de tráfico, …) o de la ejecución de nuevas infraestructuras estratégicas (una vez finalizadas las que hoy se encuentran pendientes) como el nuevo depósito municipal de vehículos, nuevos Puntos Limpios municipales, un Museo de la Ciudad, el Centro de Bienestar Animal, etc.

 

Con todo, el abandono más doloroso que padece Telde pasa por la carencia de servicios esenciales que afecta de manera directa a los ciudadanos. En este sentido, nada se ha hecho respecto a la falta de suministro de agua de abasto en La Solana y Valle Casares; nada para disponer de suministro de Internet en Las Huesas, La Gavia y otros barrios de Medianías y Cumbre; nada para solucionar los problemas relacionados con la red de saneamiento, la iluminación o el asfaltado de muchos barrios de Telde.

 

A la vista del panorama hasta aquí descrito, lo que cualquier vecino demanda de la actual Alcaldesa de Telde es que emplee todo su esfuerzo, tiempo y dedicación a resolver los problemas del municipio de una vez por todas. Este que termina ha sido un mandato en el que no se han puesto remedios a los problemas más acuciantes que tienen los vecinos de Telde. Se ha estado a otras cosas y se ha perdido para el municipio un tiempo del que Telde ya no dispone.

 

Telde está abandonado, todo el mundo se da cuenta, y sin embargo el Gobierno municipal no ha querido o no ha sabido revertir la situación. Es por lo anterior, y al objeto de evidenciar este abandono manifiesto, que el Partido Popular de Telde ha anunciado la creación de una campaña en las redes sociales para denunciar el “desamparo” que sufre actualmente el municipio. La referida campaña, denominada “Telde Abandonado”, pretende recoger fotos y vídeos que los vecinos envían denunciando el estado de abandono existente en todos y cada uno de los barrios y difundirlas, comprobando con carácter previo a su difusión la veracidad del material de denuncia que se recibe.

 

Vecinos que no cuentan con los servicios básicos esenciales, obras inacabadas y patrimonio histórico vandalizado, ¿de verdad que alguien puede sostener que Telde no necesita un cambio? Y, a la vista de la magnitud y amplitud del abandono general del municipio someramente expuesto en estas líneas, ¿no debería ser calificado dicho cambio, realmente, como de histórico o revolucionario?

 

Sergio Ramos es senador y candidato a la Alcaldía de Telde por el PP.

 

Comentarios

  • A. León Fernández
    30/01/2023 - 15:26

    Con Marcelino Galindo de alcalde no hubo obras faraónicas. Lo prioritario fue sanear las cuentas públicas. Entró a gobernar el PP y al segundo día nos subieron La Contribución (IBI) el 25 % + el triste CASO FAYCÁN. Con Carmen Hdez (NC) de alcaldesa, se han saneado las cuentas y hemos salido de la ruina en que nos dejó el PP. Van a bajar la Contribución. ¡NO QUEREMOS SALVAPATRIAS NI PRIVATIZACIONES

    0
    1
  • Antonio Fernández
    24/01/2023 - 08:07

    a la señora Rivero, deje de mirar atrás y mire adelante, NC lleva gobernando 8 AÑOS, y sr. Ramos se ha olvidado de la Estación de guaguas

    4
    0
  • Rafael Hernández
    24/01/2023 - 00:23

    No lo sabes tu bien. El abandono de Telde es total, pero tu partido puso la primera piedra del abandono y desde entonces qué han hecho, pues NADA, bueno sí, mantener a Sonsoles viviendo a costa de nuestros impuestos.

    64
    0
  • Maria
    23/01/2023 - 10:45

    Para creer que el PP puede en su persona recobrar prestigio .Es necesario que aparte del partido a las Rémoras ...que hasta ahora han fomado parte del partido,.... Que de verdad haya una renovación .No se puede premiar a quien ha sido connivente con la actual corporacion.

    97
    1
  • Olga Rivero
    21/01/2023 - 21:45

    De acuerdo con su diagnóstico, pero me preguntó: ¿qué hizo su partido cuando gobernaban? ¿Qué han hecho en la oposición? ¡NADA! Resulta bastante chocante que, encima, extrañe que los ciudadanos estemos hartos y ya no nos creamos sus discursos y promesas. ¡No nos queda nada que "oir" y “ver" en este año de elecciones! Hagan, de una vez, un ejercicio de humildad y reconozcan también sus "pifias"

    85
    2
  • Olga Rivero
    21/01/2023 - 21:39

    Aún estando de acuerdo con usted en el diagnóstico que da en relación a nuestra ciudad, tengo también que preguntarme y preguntarle: ¿no ha estado también el Partido Popular, con el que usted se va a presentar, gobernando y ¿qué ha hecho? Porque éste deterioro y abandono, no es de unos añitos para acá. Se han ido "turnando" y se han ido "despreocupando", unos y otros Igualmente de los problemas.

    116
    3

Enviar Comentario

X