12/06/2022 - 09:03

Los voceros populistas

Nieves Rodríguez

Nieves Rodríguez

Decía Cervantes que "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho." Daba ya nuestro ilustre escritor con la fórmula para desarmar a tanto borrego y pregonero de humo que andaba suelto por aquellos lares, hace ya cinco siglos, y que últimamente parecen reproducirse por todos lados.

 

Y es que el auge de los populismos y de la extrema derecha no ha hecho más que envalentonar a algunos gallos y gallinas que jamás han salido de su corral y que ni por asomo han leído nunca un libro. Por lo que, cada vez es más frecuente encontrarse con un mengano o un fulano, levantando la voz como lo hacen sus líderes, voceros añorantes de un pasado dictatorial y decimonónico, que creíamos superado.

 

salir fuera de su corral y conocer otras realidades, entender al otro, sus circunstancias y sus razones es la medicina que deberían tomar algunos para curarse contra la ignorancia y el desconocimiento del otro. Pero la ignorancia, ya sabemos, es atrevida, no tiene vergüenza, dice no importa qué y se cree poseedora de una sola verdad, la suya.

 

Andan así ufanos y desvergonzados lanzando sus proclamas de odio y rabia a diestro y siniestro contra todo lo que no sea su propia sombra siniestra.

 

Pero sucede que a este tipo de gente se les ve venir, por sus modales autoritarios, por su orgullo patrio y sus gestos airados y a contracorriente. La educación, seguramente por carecer de ella, ha sido siempre para este tipo de gente una diana perfecta hacia donde disparar sus dardos moralistas y lanzar su censura, el arma más voraz de la derecha contra el pensamiento libre.

 

Estos voceros instalados ya en nuestro arco parlamentarios, hacen demasiado ruido porque dicen muchos disparates juntos y nadie les para los pies, como hace días la presidenta de Madrid, Ayuso que igual insulta a las mujeres por aspirar a llegar solas y borrachas a casa como le da por atacar al currículum de Bachillerato por impartir clases de valores, igualdad y leyes de género.

 

Opiniones peregrinas de quienes aspiran a decir una tontería más grande que la otra para salir en los medios y que los de Vox aplauden con las orejas, pues está en su programa electoral derogar leyes ya conquistada por el colectivo LTGBI y las leyes de género.

Lo peor de todo es que, aunque no tienen fundamento ni consistencia, ahí están, empeñados como hinchas de fútbol metiendo goles en su propia portería como el vicepresidente y gerente del Ecyl, Javier Moreno Espeja, nombrado por Vox en la Consejería de Empleo e Industria, pero cuyo negocio consistía en impartir cursos de igualdad en las escuelas, es decir, lo contrario, de lo que dice su partido y su discurso.

 

Y es que son los mismos de siempre, los de “a dios rogando y con el mazo dando “o “la pela es la pela” en versión moderna.

 

Lo bueno de todo esto es que es fácil desenmascararlos, solo haya que verlos subidos a la poltrona y haciendo gala de su propia ignorancia y soberbia. Y es que ya lo dijo Goya, otro genio, el sueño de la realidad produce monstruos.

 

Nieves Rodríguez Rivera es profesora de Lengua y Literatura y escritora.

 

Comentarios

  • Juan León
    13/06/2022 - 21:19

    La izquierda se cree representante de la cultura y la libertad,y es en los países comunistas donde menos libertad y más censura hay. Creen representar a los homosexuales y en los países socialistas se les persigue y en los musulmanes los ahorcan. Se creen defensores de la ecología y en esos países se han producido los mayores desastres ecológicos.Viven en la pobreza ¿Qué coño nos van a enseñar?

    25
    35
  • Juan Antonio Pérez
    12/06/2022 - 16:29

    No hay nada más populista que un panfleto lleno de generalidades y, sin ningún rigor argumental, alguna cita para situar su interpretación simplista y llena de descalificaciones en el otro extremo de la verborrea populista. También, es posible, que los defensores de la democracia tutelada, los censores de opinión, no dejen ver esta otra opinión que sirva de reflexión a lo expuesto por la citada.

    3
    0
  • Manu Santana
    12/06/2022 - 12:31

    A alguien de vox es muy fácil desenmascararle. Dale un problema, una nuez y un libro y usará el libro para romper la nuez. Cuando le expliques que la nuez es para que se la coma mientras lee la solución al problema en el libro le explotará la cabeza.

    20
    15

Enviar Comentario

X