12/09/2021 - 10:55

Feliz descanso Antonio Berriel

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos lectores-as, el pasado 9 de Septiembre falleció el gran amigo sacerdote Antonio Berriel nacido en el pueblo de Antigua, Fuerteventura, en el año 1946. Le conocía muy bien ya que con él tuve la suerte de vivir algunos años en Maspalomas y luego en la parroquia de Sta. Isabel de Hungría, en Escaleritas. Sí, el gran amigo, después de una larga enfermedad, llevada con mucha fe durante años, marchó a la casa de Dios Padre.

 

 Seguro que todos tenemos la experiencia de despedir a algunos amigos con los que convivimos en esta vida y ello no lo olvidamos sabiendo que un día también nos despedirán a nosotros. Les dejo hoy lo que cuentan de S. Agustín cuando un día paseaba por la Playa y vio a un un pequeño intentando coger agua del mar y ponerla en un hoyo…y Agustín le preguntó: “Niño, ¿qué haces, niño? Y él pequeño le respondió: Agustín, yo quiero poner el mar en este hoyo…. Y Agustín sonriendo le dijo: “¿Te has vuelto loco? No puedes hacer lo que piensas.”

 

Entonces el niño le dijo: “Agustín, ¿no ves que Tú nunca podrás poner a Dios dentro de tu cabeza?

 

Amigos-as, seguro que muchos recordamos las preguntas de nuestras madres como aquella: “¿Cuántos dioses hay y cuántas personas? Y nosotros le respondíamos con mucho gusto ya que al final nos daba un buen premio.

 

-Sabemos que siempre el ser humano siente curiosidad y necesidad por saber algo de Dios y busca todos los días respuestas y es claro que este gran Misterio nos desafía y nos hace pensar que nosotros como seres humanos somos también un misterio ya que procedemos del gran misterio de Dios.

 

Todos bien sabemos que siempre el hombre investiga pero no llega al fondo de las cosas y no sabe responder a las muchas preguntas que encuentra en su vida. Es cierto que, cuando entramos dentro de nosotros mismos, nos tropezamos con muchos misterios y que caminamos por la orilla de lo pequeño, de lo limitado y de lo material sabiendo que, por muchos caminos que andemos a diario, veremos que siempre nos queda algo por encontrar.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Enviar Comentario

X