05/06/2021 - 18:43

La reputada imputada

Cristóbal D. Peñate

Cristóbal D. Peñate

En esta misma semana han sido imputados dos ex secretarios generales del Partido Popular. En primer lugar Francisco Álvarez Cascos y el día siguiente Dolores de Cospedal, coincidiendo en esta ocasión con la enésima imputación de Rodrigo Rato, aquel vicepresidente económico que tuvo Aznar y que presumía de haber logrado el milagro económico español en la transición del siglo pasado a este. 

 

  Ayer mismo con el asunto calentito los periodistas le preguntaron a Pablo Casado sobre la imputación de Cospedal pero el habitualmente locuaz presidente del PP, que está en el puesto gracias al apoyo de la susodicha, no quiso responder a los periodistas, que fueron además abucheados por un grupo de fans del Partido Popular. 

 

  No entiendo por qué los periodistas aceptan ruedas de prensa sin preguntas o sin respuestas, que es casi lo mismo, y menos aún entiendo que los colegas de profesión admitan ruedas de prensa callejeras amenizadas por unos descerebrados militantes o simpatizantes de un partido político. Si al menos las amenizaran los Diamante y su bandurria, vale, pero ni eso.

 

   Estos fanáticos no solo abuchearon a los periodistas cuando le preguntaban a su jefe por las supuestas fechorías corruptas de Cospedal sino que también tuvieron la osadía de insultarlos por cumplir con su trabajo. 

 

  Casado, en una actitud cobarde que lo retrata e indigna de un buen político, no solo no recriminó a sus simpatizantes ese mal comportamiento antidemocrático sino que se escudó en ellos para envalentonarse y evitar de esa manera las preguntas comprometidas.

 

  Hay que recordar que en las primarias del PP ganó en la primera vuelta Soraya Sáenz de Santamaría a Pablo Casado y a Cospedal pero en la segunda y definitiva Cospedal, que quedó la última, solicitó a sus simpatizantes que votaran por el actual presidente del partido. 

 

  Casado le debe mucho a Cospedal y por eso trata de devolverle el favor pasando de puntillas sobre su grave imputación por utilizar a la policía española con intereses espurios para espiar a Bárcenas y robar los documentos comprometedores que el extesorero del PP tenía de los dirigentes del partido. 

 

   La maldita casualidad ha hecho que estas nuevas imputaciones de los ex dirigentes del PP coincidan con la campaña que la derecha española está haciendo en contra de los indultos a los políticos catalanes presos.

 

   No me extrañaría que ahora Casado cambie de opinión y defienda los indultos, aunque solo sea por adelantarse a la posible condena de sus correligionarios. Otros, incluidos ex ministros de Aznar, ya están condenados y el urdidor del milagro económico español puede volver a estarlo.

 

Cristobal D. Peñate es periodista.

 

Comentarios

  • Vicente Diepa
    10/06/2021 - 11:55

    Desencántense quienes piensen que toda la corrupción conocida, y la que acabará demostrándose en los tribunales todavía, hará mella en el electorado. Se vota siempre contra los otros y se piensa que siempre será mejor hacerlo así que cambiar de bando. Hay mucho fanatismo y poco interés en valorar objetivamente los acontecimientos. Ahí tenemos Madrid.

    1
    0
  • A.Suarez
    09/06/2021 - 17:20

    Veo que las elecciones de Madrid no les ha servido de referencia a muchos. Sigan insistiendo. PP Malo , PP Corruptos, PP Fachas, PP Machistas y la izquierda una maravilla. Insistan un poco mas.

    0
    0
  • Paco Falcón
    06/06/2021 - 14:12

    Se lo explico: ”El Partido Podrido Corrupto no quiere saber nada del antiguo Partido Podrido Corrupto, porque no quiere que nadie asocie al Partido Podrido Corrupto anterior con el actual Partido Podrido Corrupto. Peeeerooooo, amigo, si es el mismísimo Partido Podrido y Corrupto””. Aunque ya si eso, el juez Castellón se lo arregla picaito pa la cachimba y aquí no ha pasao ná.

    1
    0

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X