03/04/2021 - 20:04

La comunicación en la sociedad actual

Segismundo Uriarte

Segismundo Uriarte

Desde el principio de la vida los seres humanos nos comunicamos, necesitamos interactuar unos con otros para suplir las diferentes necesidades que se nos presentan. Desde el llanto de un recién nacido hasta las palabras más complejas de un adulto.

 

Nos comunicamos porque queremos expresar cada sentimiento, cada emoción y cada necesidad. Comunicarse no es solo conversar con el otro, es dialogar, sin generar malentendidos ni conflictos, exponiendo las diferentes opiniones y respetando los diferentes puntos de vista.

 

Desafortunadamente vivimos en una sociedad en donde durante el diálogo con la otra persona siempre existen malentendidos y discusiones, ya no se respetan las diferentes maneras de pensar y siempre existe algún error en la transmisión de mensajes. Entonces, ¿Por qué el sentido de comunicación se ha ido tergiversando? y ¿Cuáles son las consecuencias que este cambio pueda generar en la sociedad actual? Lo primero es más sencillo, en la actualidad el contacto directo se ha perdido, los niños y jóvenes prefieren “chatear” y no “hablar”, se han metido en una burbuja virtual en la que todo gira en torno a la tecnología, los teléfonos móviles y los ordenadores. Se ha perdido la esencia de la comunicación directa, y pasa a ser comunicación virtual.

 

La comunicación virtual no es mala, puesto que, en esta sociedad que cada día crece más es necesaria, porque es una herramienta casi vital en la vida de los jóvenes y adultos, de las empresas, las instituciones y hasta las familias. El problema radica en el mal manejo de ésta, no se utiliza para los fines que debería ni en la medida que se debería. Aquí es donde se pierde el contacto y al no mantener un diálogo directo se generan confusiones, pues no existe diálogo corporal que también es importante en la comunicación. El no saber hablar o expresar una idea, genera que quien nos escucha interprete a su manera nuestras palabras y se genere una discusión, todo por una mala interacción por parte del que habla o del que escucha.

 

La falta de comunicación puede afectar a parejas, padres e hijos, amigos, o colegas. La mala comunicación también deteriora de manera progresiva las relaciones personales dentro de un equipo, provocando desmotivación y desconfianza, los grandes equipos, las grandes empresas, las más unidas familias y las más sólidas amistades se basan en una buena comunicación.

 

A la hora de hablar hay que ser prudentes, respetuosos, evitar estar a la defensiva y siempre saber escuchar, así la comunicación se torna más agradable, sana y se evitan malentendidos que generen conflictos. Pues la comunicación se basa en saber escuchar, y para escuchar se necesita una apertura mental suficiente para estar abierto a cambiar de opinión.

 

La comunicación y la sociedad están estrechamente relacionadas, puesto que sin sociedad no hay comunicación y sin comunicación no hay sociedad, debido a que la sociedad es un conjunto de individuos que se relacionan entre sí, y la comunicación es la transmisión e intercambio de información entre individuos; entonces, las personas no puede relacionarse con los demás sin intercambiar y transmitir alguna información y no puede existir un intercambio de información sin que éstos, la transmitan.

 

La influencia de la comunicación sobre la sociedad actual es innegable, en unos casos esta capacidad de intervención sobre el individuo, y por ende, sobre la colectividad social puede resultar beneficiosa, sin embargo en otras ocasiones, puede tener un efecto realmente perjudicial ya que los medios de comunicación masiva contribuyen en gran parte a fijar las maneras de pensamiento de la sociedad; a establecer la agenda de los asuntos políticos, sociales y económicos que se discuten; a crear o a destruir la reputación de una organización, persona o grupo de personas; proporcionan información y elementos para que la persona o el público construyan, ponderen y formen sus opiniones.

 

Por otro lado, hoy en día la comunicación se ha vuelto mecánica en el sentido que no se está tomando en cuenta la promoción de espacios en donde interactúen personas con rasgos, sexo y condición diferentes y así eliminar las barreras de prejuicio y el establecimiento de estereotipos, Hay una preocupación mayor por las grandes mayorías, que son las personas que están detrás algunos medios de comunicación que sólo traen desprestigio y contaminación en las mentes de los ciudadanos. Es importante resaltar en este punto que las personas tenemos características, comportamientos, modos de ser distintos y que estas diferencias son las que construyen las identidades.

 

Los profesionales de la comunicación deben tener una educación eficiente y cumplir con requisitos que afloren en el transcurso de su vida profesional, importándoles en gran medida la trascendencia social y ayuda que puedan brindar a su comunidad. Esta identificación con su labor y su forma de comunicar son la consecuencia de la enseñanza profesional recibida.

 

Segismundo Uriarte Domínguez es maestro jubilado y técnico en Radiodifusión.

 

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X