03/04/2021 - 10:15

La libertad del liberticida

Cristóbal D. Peñate

Cristóbal D. Peñate

España se ha convertido en el cuarto país de Europa y el séptimo del mundo en aprobar la eutanasia. En el Congreso de los Diputados solo se opusieron Vox y el Partido Popular. 

 

  Es curioso que siempre sea la derecha más recalcitrante la que se opone a las leyes de libertades y avances sociales. Esto suele ocurrir porque anteponen sus convicciones religiosas a los intereses generales de la sociedad. 

 

  Hay que recordar que también fue la derecha más reaccionaría de España la que se opuso a la ley de matrimonios homosexuales de Zapatero y López Aguilar. El PP recurrió al Tribunal Constitucional pero, mientras, Javier Maroto se casó con su novio de toda la vida y a la boda asistieron Mariano Rajoy, Cospedal y otros dirigentes del partido. Puro cinismo. 

 

  En la transición española la derecha más troglodita se opuso también a la ley del divorcio, aunque luego hipocritamente fueron sus miembros los primeros en divorciarse. 

 

  Algo parecido ocurrió con la ley de interrupción voluntaria del embarazo o despenalizacion del aborto, aunque luego fueran a abortar las mujeres que se oponían a su legislación.

 

   La derecha española cae mucho en estas contradicciones. Se opone a leyes de amplio consenso social sin argumentos sólidos pero luego, una vez aprobadas, sus miembros son los primeros en probarlas. Da la impresión de que solo lo hacen para fastidiar y llevar la contraria porque de lo contrario no utilizarían nunca una ley que han rechazado.

 

   Es paradójico comprobar que los que más presumen de liberales y que tanto dicen que defienden las libertades son luego los primeros en cercenarlas.

 

  Ninguna de estas leyes obliga a nadie a practicarla, solo a respetarlas. La ley del aborto no obliga a abortar, la ley del divorcio no obliga a divorciarse, la ley de matrimonios entre personas homosexuales o lesbianas no obliga a nadie a casarse con personas de su mismo sexo. Y por supuesto la ley recién aprobada de la eutanasia no obliga a nadie a morir voluntariamente.

 

   Se trata solo de derechos y libertades ciudadanas. Cada uno tiene sus principios y no está obligado a incumplirlos. A nadie se le fuerza a ir en contra de su conciencia con estas leyes.

 

   Estas leyes sociales solo amplían los derechos de los que quieran acogerse a ellos pero a nadie se le obliga a practicarlas. No se puede propugnar y reivindicar la libertad si no se cree en ella. 

 

Cristóbal D. Peñate es periodista.

 

 

Comentarios

  • A. Suarez
    05/04/2021 - 17:37

    Una curiosidad. El gobierno nos dirá el verdadero numero de personas que harán uso de ese nuevo gran derecho que es la eutanasia o nos mentirá como con las mas de cien mil muertes por COVID.(Segun el gobierno solo setenta miI). En el año de la pandemia con miles de muertos y una ruina economica, la izquierda esta orgullosa de una ley de muertes. Menos mal que nos queda Ayuso.

    0
    0
  • Ray Moreno
    05/04/2021 - 02:34

    Puede que sea la única vez que coincida con el Sr. Peñate. Cosa curiosa!. Pero es el resultado de defender ideas independientemente de donde vengan y de quien las plantee, algo poco habitual hoy día. Eso si, como liberal, "me duelen los oídos" cuando oigo al PP o C's definirse como liberales. Vaya!! Otra cosa en la que podemos estar deacuerdo...

    0
    0

Enviar Comentario

El envío de comentarios está deshabilitado temporalmente por superarse en estos momentos el cupo de mensajes pendientes para su verificación. Inténtelo más tarde
X