01/12/2019 - 09:19

Preparemos la Navidad

Francisco Martel

Francisco Martel

Amigos lectores-as, al ir a misa este Domingo 1 de Diciembre, notaremos que en el altar luce la corona de Adviento con 4 velas. Desde hace muchos siglos los cristianos celebramos con alegría la Navidad el día 25, fecha que nos anima a vivir y a esperar este suceso un año más.

 

La llegada de Jesús siempre nos invita a ayudar a los pobres con gesto solidario. Por ello les animo a que la Navidad no se quede en “paquetes de regalo y en comer turrones con muchos vivas a papá Noel”, ya que sólo ese comportamiento no toca nuestro interior. Sepamos que el nacimiento de Jesús se hace con la Paz, con la Esperanza y con la Solidaridad hacia los más pobres. Les animo a estar bien despiertos ante el nacimiento de Jesús.

 

Amigos-as, busquemos también un tiempo para Confesar nuestros pecados y así estar limpios para celebrar la gran fiesta que viene. Como sé que algunos viven “en pareja” les deseo que reciban pronto el sacramento del matrimonio para que así tomen la eucaristía con alegría, en especial los domingos.

 

Ah, decirle que hace tiempo me gustó la pregunta que me hicieron unos chiquillos sobre el por qué en sus casas ya no se rezaba. Yo, sonriendo, les dije a ellos que estaba seguro que había entrado algún ladrón y les había robado el tiempo que tenían para rezar a Dios al final del día dándole gracias.

 

Amigos-as, ¡vivamos bien las 4 semanas de Adviento pidiéndole a Dios que haya Paz y Amor verdadero en todas las familias!.

Leamos unos minutos el Evangelio de Lucas 13,18-21 para ver que Jesús compara el Reino de Dios con el grano de mostaza arrojado en el campo que va creciendo en silencio. Sí, cultivemos la Esperanza con fe y paciencia, sabiendo que siempre es Dios quien hace crecer la semilla plantada en la tierra… y dejemos luego que el Espíritu trabaje en nosotros.

 

Amigos lectores-as, pidamos a la Virgen María que nos enseñe a tener viva la Esperanza en nuestra vida, y agradezcamos también a ella por haber sido la madre del proyecto “Esperanza” que, desde hace   muchos años, está funcionando en el Valle de Agaete como el gran “quirófano” de Cáritas para salvar, durante 6 meses de terapia, a miles de personas hundidas por el Alcohol. Como hace dos días fue el aniversario de la muerte del psiquiatra Dr. Henry, cabeza principal de la puesta en marcha de Casa Esperanza, le mandamos al Cielo nuestras gracias por haber sido él uno de los expertos que empujaron el nacimiento del Proyecto generador de vidas.

 

Francisco Martel es sacerdote y párroco.

 

Comentarios

  • Carmen Alfonso Peña
    02/12/2019 - 17:14

    Me han encantado sus palabras sobre la Navidad, estoy de acuerdo con todo lo que usted comenta, son unas fechas para vivirlas en familia, compartiendo buenos momentos y recuerdos, y al mismo tiempo mirando juntos al futuro con esperanza. Le deseo, D. Francisco, lo mejor para estas fiestas, y que siga escribiéndonos unos mensajes tan bonitos. ¡Un saludo!

    20
    0

Enviar Comentario

X